Jerez

Las obras del nuevo edificio de la Seguridad Social se reanudan tras un año paralizadas

  • Los trabajos se suspendieron tras encontrarse unos cables que no aparecían en planos

Obras del nuevo edificio de la Seguridad Social. Obras del nuevo edificio de la Seguridad Social.

Obras del nuevo edificio de la Seguridad Social. / Pascual

El proyecto de la nueva oficina central de la Seguridad Social en Jerez ha vuelto a ponerse en marcha tras más de un año paralizadas. Desde hace un mes la parcela junto a la nueva Comisaría de Policía tiene actividad, reanudándose así unos trabajos que se paralizaron por la aparición en el subsuelo de un cable de Telefónica que impidió continuar con los trabajos.

La Administración explicó que los cables no aparecían en los planos de la parcela que la Seguridad Social adquirió a la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) en 2014 y fue la propia directora provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social, Inmaculada Ríos, la que confirmó el motivo de la paralización.

El largo camino del proyecto

Las obras del proyecto del edificio que agrupará los servicios del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) y la Unidad de Recaudación Ejecutiva, cuyas oficinas se ubican en la actualidad en las calles Eguilaz y Ancha, comenzaron en septiembre de 2018 y la finalización estaba prevista para esta primera mitad de 2020.

La Seguridad Social sacó a licitación el proyecto de ejecución de su nueva oficina integral en Jerez en 2017 con un presupuesto de 10,5 millones de euros, resultando adjudicataria la empresa Seranco, S.A. por importe de 4,5 millones.

Antes de la licitación, el proyecto fue modificado pues, según se recoge en la memoria descriptiva con fecha de julio de 2014, “desde que se convocó el concurso en 2008 han pasado seis años, por lo que se hace necesaria una revisión completa del proyecto”. Entre otras consideraciones, la memoria plantea eliminar un sótano de 1.625 metros cuadrados proyectado para albergar “cinco grandes archivos que, con los nuevos sistemas de almacenamiento digital, se han quedado obsoletos”. Del mismo modo, se propone ajustar las superficies de las plantas sobre rasante con la supresión de “locales requeridos en su día y que ya no son necesarios” .

El proyecto final, cuyas obras se iniciaron en septiembre de 2018, contempla la construcción de un edificio con una planta sótano con 33 plazas de aparcamiento para los funcionarios, planta baja y dos plantas en altura sobre una parcela de 2.490 metros cuadrados junto al lavadero de coches de la avenida de la Universidad, en el enclave identificado en el Plan General de Ordenación Urbana como ‘Camino del Duende’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios