Elecciones Andalucía | Inés Arrimadas | Líder de Ciudadanos en Cataluña "Por primera vez hay una oportunidad de que no haya un gobierno socialista"

  • Arrimadas insiste en rechazar acuerdo alguno con el PSOE y apela al PP a que "no se obsesione" con Ciudadanos

Entrevista con Inés Arrimadas. / Miguel Ángel González /

Comentarios 5

Inés Arrimadas (Jerez, 1981), la líder de Ciudadanos en Cataluña, está teniendo un papel activo en la campaña andaluza aunque hoy hará un alto para regresar a Barcelona donde comparecerá ante los medios en el Parlament para hablar de las huelgas de médicos, bomberos y universitarios que está viviendo Cataluña en estos días —al respecto señala que son la muestra de “que no hay un gobierno de la Generalitat sino un comité de operaciones para la sedición que le da igual los problemas reales de los catalanes”—. Eso sí, espera volver a ‘bajar’ mañana para el cierre de campaña de Ciudadanos y estar el domingo en la jornada electoral. Además, Ciudadanos se reunirá el lunes en la capital andaluza.

En la tarde ayer, en la sede provincial concedió unos minutos a este periódico para conversar sobre la campaña electoral. Arrimadas alude a su victoria en las elecciones catalanas del pasado año para argumentar que “por primera vez hay una oportunidad” para que no haya un gobierno socialista en Andalucía. Al respecto señala: “Parecía imposible que fuéramos a ganar en Cataluña y ganamos”. “Aquí, en Andalucía, parece imposible que el PSOE deje de gobernar y se puede conseguir porque Ciudadanos está más preparado que hace tres años y medio. Somos el único proyecto que crece limpio y con profesionales que han trabajado fuera de la política; además somos un partido sensato que puede llegar a acuerdos con otras formaciones”, agrega.

Por ello, la también portavoz nacional de Ciudadanos hace un llamamiento a acudir a votar. Sus cálculos son los siguientes: “Los ciudadanos tienen que entender la importancia de ir a votar porque estamos viendo que un 1% de más votos a Ciudadanos pueden ser cinco escaños más; con eso se puede cambiar todo”. “Si hay una alta participación cambiamos el gobierno de Andalucía”, sentencia.

En cuanto a los pactos postelectorales, incide en lo ya apuntado por su partido: el único acuerdo que Ciudadanos se plantea es con el PP. Sobre esta posibilidad, la líder de Ciudadanos en Cataluña explica: “Hay encuestas que nos dicen que podemos ser segunda fuerza pero lo que me importa saber es si podemos sumar una alternativa de gobierno. Sin embargo, el PP está más preocupado en atacar a Ciudadanos; se vio el otro día cuando Juanma Moreno le llamó perro de presa a Juan Marín. Creo que están obsesionados con que quedemos por delante de ellos y lo que deberían es estar preocupados es por sumar para formar un gobierno alternativo en Andalucía”.

En cuanto a un acuerdo con Vox, y siguiendo el discurso de su partido de los últimos días, opta por “no hablar de partidos que ahora mismo no tienen representación”. “En las elecciones catalanas de 2015 me llevé todo el tiempo contestando a ver si iba a pactar con Unió y no llegó ni a salir. Les hacían entrevistas como si fueran a ser la llave de gobierno y sus votos acabaron en la basura. No voy a caer en el mismo error de una fuerza que seguramente no vaya a tener representación”, agrega.

Acto seguido rechaza que vaya a haber acuerdo alguno con el PSOE resumiéndolo en una frase: “No le vamos a dar otra oportunidad a Susana Díaz”. “Han tenido 40 años para demostrar lo que quieren hacer y nadie en la vida tiene 40 años de oportunidades; a ningún autónomo le dan 40 años, a ningún trabajador, a ningún estudiante, a ningún emprendedor, a ninguna empresa...”, sostiene. Por ello, apela al proyecto de Ciudadanos que “está limpio, es reformista y de centro”.

Ante la insistencia del periodista sobre el rechazo a priori de cualquier acuerdo entre PSOE y Ciudadanos, la líder de la oposición en Cataluña insiste: “Ya nos hemos comprometido a que no vamos a ayudar a Susana Díaz a prolongar su proyecto. En un momento fuimos responsables y decidimos hacer cosas buenas para los ciudadanos y lo conseguimos. Votar una vez a Ciudadanos ha servido para quitar el impuesto de sucesiones, quitar 31 chiringuitos políticos o rebajar el IRPF a las familias; en cambio, haber votado durante 40 años al PP no ha servido para nada”. “Susana Díaz ha defraudado a su propia firma y a su palabra”, añade en relación con los acuerdos incumplidos por el PSOE esgrimidos por Ciudadanos para romper el pacto en la anterior legislatura.

Ante esta línea roja autoimpuesta y frente al augurio de Susana Díaz de que PP y Ciudadanos acaben bloqueando la conformación del próximo ejecutivo andaluz, Arrimadas es taxativa: “Lo que muchos andaluces han comprobado en 40 años de gobierno socialista es que Andalucía se bloquea cuando ellos gobiernan. Esa apelación de o yo o el caos convence cada vez a menos andaluces”.

Esta afirmación le sirve para hace un paralelismo entre los discursos que hace el PSOE en Andalucía y el de los partidos nacionalistas. “La percepción que tengo es que, cuando hablamos de Andalucía, Susana Díaz dice que no hablemos de Andalucía; cuando hablamos de paro, nos dice que no hablemos... la que menos quiere que se hable de Andalucía es Susana Díaz porque lo que quiere es que hablemos más de otras cuestiones que de los fallos de gestión del gobierno socialista”, indica.

Tras esto, sentencia: “Veo una retórica muy similar de Susana Díaz y del PSOE de Andalucía con la de los nacionalistas; cuando criticas al Gobierno andaluz, ellos dicen que están atacando Andalucía. Eso es ‘clavaíto’ a lo que hacen los nacionalistas, es igual. Cuando criticamos la corrupción, no criticamos a Andalucía sino a la gestión del Partido Socialista en Andalucía porque los andaluces no somos paro, no somos corrupción, sino que se ha demostrado que el PSOE ha ido de la mano de la corrupción y del paro y de la precariedad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios