Elecciones andaluzas | Sergio Romero | Número uno de la candidatura de Ciudadanos por Cádiz “El bipartidismo vende humo, ya está bien de engañar a quien nos paga”

  • “Salimos a ganar, es una oportunidad histórica que no se nos escapará de las manos a los gaditanos”, augura

  • Afirma, además, que el objetivo debe ser que “el PSOE deje de gobernar”

Sergio Romero (Sanlúcar de Barrameda, 1979) es el número uno de la candidatura de Ciudadanos por la provincia para las próximas elecciones del 2 de diciembre. Casado y padre de tres hijos, es diplomado en Turismo por la Universidad de Sevilla y Técnico Superior en gestión comercial y marketing. Desde 2015 es diputado de Cs por la provincia.

–Las encuestas del Grupo Joly sitúan a Cs como la segunda fuerza política en Andalucía. En el caso de Cádiz se duplicarían los resultados de 2015. ¿Siente mayor responsabilidad cuando las previsiones son buenas?

–Es un estímulo porque creo que todos los gaditanos estamos deseando que haya un cambio en la provincia y en toda Andalucía, y es la sensación que yo también estoy percibiendo en la calle. La gente quiere ya, por fin después de 37 años, ese cambio que tanto necesitamos.

–¿Qué le están pidiendo los ciudadanos en esta campaña?

–Que los políticos que estamos dando el paso, porque venimos de la sociedad civil seamos gente normal, buenos gestores, gente honesta, trabajadora y con sentido común que es lo que ha faltado en la política.

–¿A qué cree que se debe el auge de Ciudadanos en tan poco tiempo?

–Hemos demostrado que en tres años y medio desde la oposición, no entrando en gobierno como hicieron otros partidos anteriormente, le hemos exigido al PSOE algunos cambios en cosas importantes y lo hemos logrado. Por ejemplo, haber eliminado el impuesto de sucesiones para toda Andalucía; el hecho de que ya los imputados por corrupción no tengan que estar sentados en un escaño representando a los andaluces y pagados por los andaluces sino que se tengan que ir para su casa; y hemos recuperado del cajón del olvido a los autónomos que son realmente el músculo productivo de nuestra tierra.

–Ha destacado los logros de Cs durante su apoyo al gobierno de Susana Díaz, pero su formación también ha sido cómplice, por tanto, del resto de la gestión del PSOE...

–Yo diría que el mayor cómplice del PSOE en Andalucía ha sido la oposición improductiva y estéril del PP. Lo que sí hemos sido nosotros es una oposición útil que hemos mirado por los intereses de los andaluces y de los gaditanos antes que por el nuestro propio. Aquí no ha habido costumbre de pactos, pero nosotros somos un partido que apuesta por el diálogo y por llegar a acuerdos, en este caso, por un acuerdo de investidura, no de gobierno. Eso es lo que quiere la ciudadanía, que seamos políticos gobernando o siendo oposición. Nosotros hemos tenido que tomar la responsabilidad de ser el principal partido de la oposición siendo solamente 9 contra 100 diputados. Por eso las encuestas nos dan ese crecimiento, han visto que hacemos una política diferente y somos diferentes.

– Aun así parece claro que habrá que sentarse a negociar a partir de 2-D ante la ausencia de una mayoría.

–Hay que partir de la base de que nosotros salimos a ganar, no especulamos con resultados porque el PP lleva 37 años especulando con resultados y así le ha ido. Nosotros, porque es lo que estamos percibiendo en la calle, salimos a ganar, queremos ese cambio y liderarlo. Yo estoy dispuesto a contar con el apoyo del PP para ello. Pero hay que esperar porque este trabajo que llevamos haciendo riguroso y de hormiguita se está valorando y cada día estamos creciendo más en esas encuestas. Nos quedan todavía unos días para seguir convenciendo y contando con el apoyo de los gaditanos y yo estoy convencido de que esa oportunidad histórica no se nos va a escapar de las manos a los gaditanos. A partir del 2 de diciembre veremos, pero tenemos muy claro que el objetivo es que el PSOE deje de gobernar esta tierra. Ha tenido ya muchísimas ocasiones para demostrar que era un buen gestor y no lo han sido, porque sino no estaríamos a la cola de Europa.

–Insiste en la necesidad de cambio y en que el PSOE lleva 37 años gobernando pero sigue gobernando por el respaldo de los andaluces...

–No hay mal que cien años dure. Seguramente en 2018 los gaditanos y andaluces estén más hartos todavía del PSOE que en 2015, creo que estamos abriendo los ojos. Lo que no se puede hacer es tomar por tontos a los ciudadanos. Por ejemplo, ahora promete Susana Díaz 15 hospitales cuando el nuevo hospital de Cádiz ya estaba previsto que se construyera hace 10 años y no hemos visto ni la primera piedra. Se está vendiendo humo permanentemente por parte de la clase política, por parte del viejo bipartidismo, y creo que ya está bien de frustrar y engañar más a los ciudadanos, hay que ir con la seriedad que exigen los ciudadanos porque son los nos pagan.

–Cs y PP ya se han tendido la mano para llegar a acuerdos tras las elecciones, con lo cual a la hora de votar un andaluz puede decantarse igualmente por ambas opciones...

–Hay dos cuestiones que son fundamentales. En primer lugar el PP es un partido que arrastra una trayectoria en cuanto a transparencia y corrupción bastante delicada. Nosotros llegamos a la política hace poco pero llegamos limpios. Por otra parte, el PP ha tenido 37 años para demostrarle a los andaluces que era un partido útil… Cs, y yo entiendo que le escueza esto al PP, llega con mucho respeto pero sin ningún tipo de complejo sabiendo que tenemos que ser útiles y en tres años y medio hemos logrado cosas que son históricas. Aun así, por encima de eso, se pueden hacer compatibles el interés de un partido por seguir ganándose la confianza de la ciudadanía con saber que el objetivo y el centro de la política tiene que ser el ciudadano.

–¿Llegar a acuerdos con el PP es entonces un mal menor?

–Es que estamos en un momento donde hay que llegar al diálogo y al consenso. Nosotros hemos demostrado que por responsabilidad hemos llegado a acuerdos con el PP en Madrid o con el PSOE aquí, pero no a cambio de sillones, esa es la gran novedad.

–Hablan de acuerdos con el PP pero Andalucía Adelante aparece como tercera fuerza, por delante de los populares, en las encuestas.

–La coalición de Podemos e IU solamente se debe a mantener la cuota que iban a perder si iban solos. Parece que hay ya preacuerdos con Podemos y PSOE para llegar al poder. Yo creo que el cambio siempre tiene que ir a mejor y no a pactar con los populistas que, por cierto, están amparando a los independentistas. Ellos están planteando una opción de cambio pero para atrás.

–¿Le preocupa el apoyo que está recibiendo Vox?

–A mí me preocupan los gaditanos, no lo que hacen otros partidos y menos si no tienen ni siquiera representación parlamentaria. Lo que sí es cierto que el único partido que defiende la igualdad de todos los españoles allá donde sea y el respeto a la Constitución es Ciudadanos.

–Su partido se está volcando con la campaña andaluza con visitas de Albert Rivera y, en especial, de Inés Arrimadas. ¿Creen que estas elecciones es un anticipo de lo que puede ocurrir en las generales y municipales?

–Lo que pasa en Andalucía repercute en toda España, igual que lo que pasa en el resto de España repercute en Andalucía. Por eso como andaluz no me gusta en absoluto que se esté llegando a acuerdos de presupuestos en la cárcel precisamente con los que están en la cárcel por haber intentado romper España. Por lo tanto, todo tiene siempre su relación y el hecho de que estén aquí Arrimadas y Rivera me parece maravilloso. Dicho eso, somos un proyecto común único y muy claro, cosa que no pueden decir el resto de partidos porque el PSOE dice una cosa en Andalucía y otra en Cataluña.

–Cádiz tiene mar y Sierra, flamenco, carnaval... y también las cifras más altas de desempleo. ¿Qué proyecto tiene Cs para la provincia?

–Tiene todo eso y tiene también la losa de la gestión del PSOE. Cádiz rebosa talento para poder estar, no a la cola de Europa que es donde nos ha metido el PSOE y la complicidad del PP, sino como referente porque tenemos de todo. Yo creo en esos héroes que son los 60.000 autónomos que tenemos en la provincia y que quieren crecer. Por eso proponemos una bajada de impuestos, que hay margen, y reducir la burocracia. Además, es necesario captar inversiones con un plan ambicioso, único y provincial para poner a Cádiz en el escaparate mundial. Lo que ha ocurrido es que el bipartidismo ha tenido la mirada desenfocada en la provincia y no ha sabido ver oportunidades que, desde luego, las hay pero hay que tener voluntad.

–¿Cuanto tiempo necesita Cs para den resultados los proyectos que propone?

–Faltan 5 días. Desde el primer momento vamos a dejar la huella naranja en la forma de gestionar. Hay una falta de gestión, de oportunidades y de tiempo que a mí me avergüenza. Una vez bueno, pero 37 años sufriendo esta mediocridad, no nos lo merecemos. El talento de los gaditanos tiene que ser el motor de la provincia y nosotros vamos a poner a funcionar ese talento.

–¿Algún mensaje para los gaditanos?

–El 2 de diciembre tiene que ser un día histórico, un antes y un después. Si todos estamos hartos, cansados y necesitamos el cambio cuanto antes, tenemos que apostar por una alternativa diferente, limpia, para dejar atrás estas cuatro décadas de corrupción, de desempleo, de pobreza, de mala gestión en la sanidad... dejemos atrás ya esa etapa y vamos a hacer las cosas bien. Yo, como uno más que vengo de la sociedad civil y sé lo que es el desempleo y trabajar como asalariado y hacer las cosas de otra forma, lo que les pido es el apoyo y la confianza porque yo sí creo en mi provincia y seguro que lo vamos a demostrar haciendo una política diferente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios