Jerez

Pues nada, a empezar el año

  • El ERTE marca la agenda política del comienzo de 2010, con el aliciente de que Pilar Sánchez pone buena parte de su crédito como gestora y como política en que esta iniciativa sea un éxito'La mujer del año', un clásico de la pareja Hepburn-Tracy.

ARRANCA un año sin duda lleno de contenido por lo que al Ayuntamiento se refiere, un año, por tanto, complicado para un gobierno municipal instalado habitualmente en la autocomplacencia y que cada vez que hay problemas no duda en emular al avestruz o en volver a la infancia y entonar 'pío, pío, que yo no he sío', como acaba de pasar con las inundaciones. Pilar Sánchez y su equipo tienen en las próximas semanas que dar salida a un tema crucial para el futuro del Ayuntamiento, como es el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). Se trata de un tema crucial por dos cuestiones. En primer lugar está la propia operatividad del Ayuntamiento, con unas arcas exhaustas, entre otras razones, en efecto, por soportar una plantilla sobredimensionada. El gobierno municipal ha optado por el ERTE y, en principio, hay que dar un margen de confianza tanto a la decisión como a la fórmula elegida, aunque está por ver la aceptación que tiene la propuesta entre la plantilla (por el momento no parece que el personal esté haciendo la ola). Lo que sí parece confirmarse es que Pilar Sánchez se ha movido bien en Madrid (esta vez ha comprobado que en la piscina hay agua) y que el INEM está dispuesto a aceptar el ERTE de Jerez, pese a que es un tema que le puede suponer un importante quebradero de cabeza para el Gobierno, ya que es el primer Ayuntamiento de entidad que acude con una propuesta de este tipo y una decisión positiva creará, sin duda, todo un precedente. Pero es que el ERTE es además importante para el futuro político de la propia Pilar Sánchez (y esa es la segunda cuestión). Se trata de una jugada de mucho calado, en la que se requiere actuar a la vez con la habilidad de una encajera de bolillos de Hinojosa del Valle y la precisión de la ingeniería alemana. La alcaldesa se juega buena parte de su crédito en este asunto, en un momento en el que desde el partido se sigue muy de cerca su gestión. Sánchez es una persona acostumbrada a ganar pulsos internos en el partido (ahí está, sin ir más lejos, la ruptura del pacto con Pacheco en su primer mandato en contra de la opinión del secretario provincial, González Cabaña), pero en esta ocasión no se trata sólo de su proverbial voluntarismo. Si cierra con éxito el ERTE habrá dado un paso importante para conseguir repetir como candidata del PSOE a las elecciones municipales de 2011, un tema que el partido tiene intención de abordar dentro de seis meses, cuando concluya el mandato español de la Unión Europea y quede menos de un año para la cita. En caso contrario, si la criatura no sale o sale mal, Pilar Sánchez habrá dado nueva munición a sus detractores. A lo largo de estos seis-siete meses, en los que el partido le ha pedido a Sánchez que dé la vuelta a las encuestas, que no son demasiados buenas para los socialistas en Jerez -cuidado, sin ser exactamente malas- la evolución económica va a jugar un papel fundamental. Jerez se ha encaramado a los 28.500 parados y el sentir generalizado está más cerca de que durante 2010 se llegará a los 30.000 desempleados que a una reducción de ese número. No parece que las distintas iniciativas municipales o en las que ha participado el Ayuntamiento -dejando claro que no es responsable directo en esta materia- puedan influir a corto plazo de manera significativa en la evolución del empleo. La alcaldesa habló hace una semana de todas estas iniciativas en una entrevista concedida a este medio, una entrevista en la que volvió a demostrar sus consabidos problemas con los tiempos verbales, al poner en presente -y, por tanto, vender como realidades- inversiones y proyectos que, por ahora, y a efectos de empleo, son futuribles, caso del Parque Tecnológico Agroindustrial (PTA), el polo aeronáutico e incluso Zahav Motor. En primavera, sí, abrirá Ikea, única realidad tangible y uno de los ejes económicos del mandato en curso. Ikea va a crear empleo, aunque hay que tener en cuenta que se dispersará entre Jerez y otras localidades de la Bahía (normal) y que el problema del paro en Jerez es tan grande que el humilde cronista duda de que siquiera el mes de la apertura de la tienda cambie el signo de la tendencia. El PTA es el proyecto que sin duda está llamado a ser la locomotora de la economía jerezana. Tiene razón la alcaldesa cuando dice que aspira a que se congele y envase en origen la producción de la campiña jerezana. Sin embargo, la lentitud con la que se está poniendo en marcha el PTA es exasperante y necesita de forma urgente un golpe de timón. De Zahav Motor hay que decir que por ahora, desgraciadamente, nadie ha hablado de planes de formación para que la mayoría del empleo se quede en Jerez, y del polo aeronáutico, pues nada, tras mucho hablar hay que decir que por ahora su contenido más que para un polo da para un flash (rico helado).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios