DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sucesos

Un empleado del Ayuntamiento muere arrollado por su propio coche

  • Cayetano Geraldía, de Infraestructuras, se bajó en el garaje de su casa en Cádiz y el vehículo cayó por una pendiente sin control.

La fatalidad provocó que Cayetano José Geraldía Lama, de 55 años de edad, empleado del Ayuntamiento de Jerez, falleciera alrededor de las siete y media de la mañana de ayer cuando se disponía a salir hacia su puesto de trabajo desde su domicilio situado en la calle Murillo de Cádiz, en el barrio de La Laguna.

Geraldía se dispuso a sacar su coche, un vehículo modelo Volkswagen Tiguan, pero al encontrarse estropeada la puerta del garaje, que da a la calle Pintor Justo Ruiz Luna, se tuvo que apear del mismo para cerrarla de manera manual.

Por circunstancias que está investigando la Policía, el coche empezó a descender por la pendiente que da a la puerta del garaje y acabó atropellando a Cayetano Geraldía y causándole la muerte.

En primera instancia, el hombre fue atendido por una persona que se encontraba paseando a sus perros y posteriormente por algunos vecinos que empezaron a bajar al oír el estruendo que se formó por la colisión. 

Estas personas avisaron de inmediato a los servicios de emergencias que acudieron al lugar de los hechos con equipos del 061, que trataron de reanimar a Cayetano Geraldía. Sin embargo, las heridas internas y los traumatismos que le habían causado el atropello hicieron imposible que pudiera salvar su vida.

Además del 061, a la calle Justo Ruiz Luna acudieron agentes de la Policía Local, a la vez que el gabinete de investigación de accidentes de tráfico de la Policía Local se encuentra ya estudiando el suceso para conocer las causas concretas del mismo.

El fallecimiento de esta persona causó consternación en la zona y más teniendo en cuenta que la cuesta del garaje donde se produjo el suceso está pegada a una guardería infantil, por lo que muchos padres se encontraron con esta fatalidad al llevar a sus pequeños al centro.

Cayetano Geraldía estaba casado y  tenía dos hijos. Era una persona conocida en el vecindario y trabajaba en el Ayuntamiento de Jerez en el Área de Infraestructuras donde era el responsable del departamento eléctrico. 

Hasta este lugar se desplazaba casi siempre en motocicleta, pero la inestabilidad del tiempo hizo que ayer cogiera el coche para llegar allí.

La noticia de este trágico suceso causó ayer gran conmoción en el Ayuntamiento jerezano, donde Cayetano, ‘Tano’ para sus allegados, era una persona muy conocida desde hace años. “Cualquier cosa relacionada con la electricidad, como el montaje del alumbrado de Feria, pasaba por sus manos porque era un gran profesional y todo el mundo contaba con él”, comentaba un compañero. 

El funeral por Cayetano Geraldía será mañana viernes, a las 9,45 horas, en el tanatorio de Servisa de Cádiz, donde se oficiará un responso. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios