Jerez

El enoturismo despunta con más de 400.000 visitas a bodegas en 2016

  • Los visitantes extranjeros superan a los españoles, con Alemania, Reino Unido y Francia como principales países emisores. Los turistas nacionales llegan de Madrid, Cataluña y Andalucía.

Visita nocturna a una bodega, una de las múltiples variantes que ofertan las firmas jerezanas durante la International Sherry Week y las Fiestas de la Vendimia.

Visita nocturna a una bodega, una de las múltiples variantes que ofertan las firmas jerezanas durante la International Sherry Week y las Fiestas de la Vendimia. / pascual

El enoturismo es un valor en alza. La apuesta de dos operadores del sector y empresas auxiliares bajo el paraguas de la Asociación de la Ruta del Vino y el Brandy del Marco de Jerez da sus frutos y se refleja en los últimos datos facilitados por el Ayuntamiento sobre el turismo del vino, que elevan por encima de 400.000 las visitas a las bodegas jerezanas el año pasado -sólo González Byass, la bodega más visita de Europa, recibe anualmente unas 200.000-.

En total fueron 403.490 los aficionados al vino llegados a la ciudad desde otros puntos del país y el extranjero para conocer alguna de sus bodegas, lo que supone un incremento del 11% respecto al ejercicio anterior, cinco puntos por encima del crecimiento del segmento en España -2,2 millones de visitas y el 6% más en 2016-, según se desprende del sistema integrado de información del departamento municipal de Turismo.

La alcaldesa subraya la importancia del enoturismo en el desarrollo del destino

El reparto en función del origen está muy equilibrado, aunque se inclina ligeramente a favor de los enoturistas extranjeros, el 53% del total (cerca de 214.000) , siendo Alemania, Reino Unido y Francia los principales países emisores de visitantes. Los 190.000 restantes llegaron desde distintos puntos del país, con especial trasiego de madrileños, catalanes y andaluces.

El balance del turismo enológico sitúa el gasto medio por visitante de bodega en 23 euros, mientras que el turista de la ciudad gasta entre 30 y 75 euros, sin contar con el alojamiento. El gasto total se eleva por encima de los 9,2 millones de euros.

La mitad de los enoturistas que visitaron en 2016 Jerez y sus bodegas tiene una edad comprendida entre los 45 y los 65 años, mientras que un tercio está un escalón por debajo, en la franja de 30 a 44 años. El 70% de los visitantes tiene un trabajo remunerado, mientras que el 20% están jubilados.

La mayoría de los enoturistas (55%) realizaron su viaje en coche, mientras que un 32% utilizó el avión como medio de transporte. Y el 83% organizó su viaje de forma particular frente al 12%, que lo hizo a través de una agencia de viajes.

Igualmente, de los datos recabados por el departamento de Turismo se extrae que el 58% de los turistas se alojaron en hoteles, con una estancia de dos noches en el 32% de los casos.

En Jerez hay 15 bodegas visitables que ofrecen al turista una amplia oferta de actividades, que además de dar a conocer el proceso de elaboración de los vinos de Jerez permiten a los visitantes disfrutar de una cata, maridajes y espectáculos flamencos y ecuestres.

La oferta se extiende a las actividades en la viña, que organizan tanto las bodegas como empresas privadas, parcela en la que se enmarcan distintos tipos de rutas y otras iniciativas como la primera edición del Sherrymaratón, una de las nuevas propuestas desarrollada por la Ruta del Vino del Marco y que se celebrará el próximo 30 de abril.

Para la alcaldesa, Mamen Sánchez, estos datos "ponen de manifiesto la consolidación del turismo enológico como una de las claves para el desarrollo turístico del destino". "Estamos asistiendo a un aumento del interés por nuestros vinos y por las nuevas experiencias que se ofertan en relación a estos en la ciudad, un crecimiento del turismo enológico que potencia la riqueza vinícola de la zona", subraya la regidora jerezana, no sin destacar que "a través del enoturismo, que se presenta como una nueva forma de viajar, estamos acercando al turista, además de al vino, al medio rural y a la cultura".

En próximas fechas se darán a conocer las cifras totales de la actividad enoturística de la Ruta del Vino y el Brandy, que se extiende por siete municipios de la provincia -Jerez, El Puerto, Sanlúcar, Trebujena, Chipiona, Rota y Chiclana-, y según el presidente de la asociación de la Ruta, César Saldaña, "todo indica que veremos también importantes progresos para el conjunto de nuestro destino enoturístico".

"El Marco de Jerez sigue consolidándose como uno de los territorios más atractivos para los amantes de la cultura del vino y una de las rutas del vino certificadas de más éxito de nuestro país. A ello contribuyen nuestros múltiples atractivos -nuestro vino el principal de ellos-, pero también una creciente profesionalización del sector, mejoras en la comercialización y una oferta enoturística cada vez más integrada, algo para lo que cada día trabajamos en la asociación que engloba ya a casi cien empresas", asegura el también director del Consejo Regulador del vino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios