Flamenco

“Hoy cuesta tener tu sitio en los medios, sólo interesa el morbo”

  • La jerezana comienza esta semana una gira por distintas ciudades andaluzas para presentar su último disco, la XXXV edición de ‘Así canta nuestra tierra en Navidad’

María José Santiago posa en la Casa Palacio María Luisa María José Santiago posa en la Casa Palacio María Luisa

María José Santiago posa en la Casa Palacio María Luisa / Manuel Aranda

Inmersa en los preparativos de su próxima gira navideña, que le llevará a Sevilla, Huelva, Cádiz, Madrid y Jerez, María José Santiago disfruta estos días de su último gran legado, el disco ‘Así canta nuestra tierra en Navidad’. Cajasol encomendó el pasado verano a la artista jerezana la grabación de esta edición, la XXXV, un reto que ha asumido con entusiasmo. De ello y de sus próximos proyectos hablamos con ella, en un entorno único, el nuevo hotel Casa Palacio María Luisa de Jerez.

–¿Cómo ha sido la experiencia de continuar una serie tan ilustre como ‘Así canta nuestra tierra en Navidad’?

–Ha sido muy bonito, sobre todo porque estamos hablando de una serie histórica. Se pusieron en contacto conmigo desde Cajasol para ofrecerme el proyecto y acepté encantada. Empecé a rescatar temas, y también se han grabado muchos nuevos. Lo hemos hecho en los Estudios La Bodega de la calle Francos y las mezclas las ha hecho Luis Manga, que es uno de mis técnicos fetiche.

–Háblenos de los temas que ha grabado...

–Bueno hay algunos antiguos y otros nuevos. En concreto, tengo dos temas de Luis de Perikín, uno que se llama ‘Carita Morena’, por bulerías, y el otro se llama ‘Desde Egipto’ donde le hacemos un guiño a Cádiz y que tiene unos arreglos con violín muy bonitos. Luego también hay un tema de Coral de los Reyes, otro de Juan Zarzuela, que suena que te mueres, ‘La profecía’, y tres temas de Fély Perejón y José Fradé, también preciosos.

–¿Cuántos temas son en total?

–Son once, siete nuevos y cuatro anteriores, aunque renovados. Por ejemplo, he grabado el ‘Ven, ven’ pero añadiéndole algún estribillo más alegre, ‘Patriarca Manué’, que la he hecho con violines, y el ‘Carita divina’, que he grabado con mi sobrina.

–Todos los artistas, cuando graban un disco, siempre encuentran algún defecto, pero a usted la veo encantada...

–Bueno, está claro que siempre las cosas se pueden mejorar, por parte del arreglista, de los músicos y de la cantante. Pero en este caso, estoy muy contenta con los resultados, ha quedado un disco muy digno, muy flamenco, sensible, actual y creo que a la hora de llevarlo al directo está quedando fenomenal.

–Y ahora a ponerlo en escena con una gira ambiciosa...

–Sí, porque empezamos el día 12 en Sevilla y donde gracias a Dios están ya las entradas agotadas, luego vamos a Huelva, al Teatro Las cocheras del Puerto, donde voy a contar con la colaboración de la Escuela de Cante Helga Molina; a la Catedral de Cádiz, el 15 de diciembre, y tres días después, el 18, al Teatro Apolo de Madrid. Finalmente, el día 20 venimos a la Catedral de Jerez en un concierto que será una gala benéfica para Cáritas.

–Usted siempre ha sido una persona comprometida con los que más lo necesitan...

–Sí, hago todas las cosas que puedo. Lo último ha sido una gala que se organizó para los niños con cáncer.

–¿Cuesta poner en escena un espectáculo basado en un disco?

–Sí, llevamos un mes y medio de duros ensayo, porque date cuenta que son temas totalmente nuevos y adaptarlos a todos los músicos que llevamos, no es fácil. Luego también la promoción es estresante, lo que pasa es que a mí me encanta. Llego muy cansada a casa, pero me encanta.

–Acaba de venir de Méjico, ¿qué tal esta nueva experiencia?

–Sí, volví a mediados de octubre, y por eso mismo se han retrasado un poco los ensayos del disco. Hacía cinco años que no iba a Méjico, pero estoy muy contenta porque ahora en marzo me están esperando para volver con un proyecto muy ambicioso.

–Háblenos algo más de ello...

–Es un proyecto ambicioso, como he dicho, pero que depende de mí. Me han propuesto hacer una gira y grabar un disco de rancheras, pero aún no he decidido sí lo aceptaré o no, porque eso conlleva que esté en Méjico por lo menos cinco meses y a mí no me gusta estar tanto tiempo fuera de mi casa. También el día 1 de abril estoy invitada a una entrega de premios que se hará en Méjico, donde me han propuesto cantar. Van a estar algunos presidentes de Estados Unidos como Obama, Bush y Clinton, va a estar Sophia Loren, Andrea Bocelli...

–Usted siempre ha sido muy querida al otro lado del Atlántico...

–Sí, eso lo tengo que reconocer. Cada vez que he estado en Sudamérica, en Méjico o en Estados Unidos, me han tratado superbien y he tenido mucho éxito.

–No le veo demasiado convencida de aceptar el reto...

–No, es cierto. Si te digo la verdad, yo a día de hoy me siento preparada para enfrentarme a todo, porque tengo más conocimiento, más experiencia...A mí cuando me dice la gente ‘tú no has tenido la suerte que tienes que tener’, le digo que no es verdad. Yo he tenido suerte para como me he movido, quiero decir, que me he movido muy libremente, sin estar pendiente a nada. Ahora me preocupo de cosas que antes no lo hacía, simplemente porque antes tenía una oficina que me lo llevaba todo y ahora he decidido hacerlo yo.

–(....)

–Gracias a Dios, yo no he conocido lo que es un tablao, no he conocido tener que hablar con alguien para que me contraten en una fiesta privada porque nunca he hecho fiestas privadas. Bueno, miento, he hecho dos o tres siendo muy niña, con La Paquera, conGracia Montes, con Beni de Cádiz pero era distinto, primero porque pagaban bien y luego porque te trataban como artistas de verdad.Yo he llegado a cobrar, por ejemplo, por una saeta un millón de pesetas. He tenido mucha suerte, y la sigo teniendo, porque siempre he sido muy vergonzosa.

María José Santiago brinda por la Navidad. María José Santiago brinda por la Navidad.

María José Santiago brinda por la Navidad. / Manuel Aranda

–De cualquier modo, antes era todo más difícil que ahora para el que quería ser artista...

–Yo creo que no. Antes era más fácil, porque por ejemplo, todo era más reducido, sólo estaba la radio y la televisión, posteriormente. Yo recuerdo haber ido a Radio Popular, porque yo salí de allí, hacerme una entrevista y cantar, o luego hacerlo en el programa de ‘Gente Joven’. Ahora no hay programas de televisión de ese tipo y además, hoy día cualquiera se graba un disquito en su ordenador. Yo muchas veces escucho la radio y digo, ‘¿cuántos discos salen al día si no hay para tantos?’ Está claro que todo el mundo tiene derecho a buscarse la vida, pero hay mucho de todo, y luego para llegar a un programa de radio hay que estar una solicitud, a menos que tenga una gran compañía detrás.

–¿Se respeta poco a los artistas como usted, de esa experiencia?

–Eso va en función del momento, aunque yo desde luego siempre he sentido el respeto por parte de la prensa. Pero claro, si yo voy a una fiesta y está al lado mía Belén Esteban, por supuesto, para mí no se van a venir porque yo no tengo nada que decir de morbo o de lo que sea. Digo Belén o cualquiera que sale en la tele todos los días. Entiendo eso, porque hay que vender, pero no lo comparto.

–Usted siempre ha mantenido las distancias con ese tipo de prensa, la del corazón...

–Yo sí, soy muy mía. A mí no me ha gustado nunca contar cosas mías, eso es pa mí. Además, me da verguenza y creo que no le interesa a nadie, aunque parece que sí porque está todo el día en la tele.

–¿Le han llegado a ofrecer mucho dinero por alguna exclusiva?

–Sí, me han ofrecido mucho dinero y varias veces, pero no me veo. Yo sigo manteniendo la pureza en cuanto a mi forma de ser, no he cambiado, soy la misma que cuando empecé con 15 años. Con un poquito más de madurez, porque la vida te moldea, pero en la esencia soy la misma. Mucha gente dice que soy muy seria y que pongo una barrera, pero no es verdad, es la timidez, siempre lo he sido.

–La mejor prueba de ello es que recibió usted la medalla de oro de la ciudad de Sevilla...

–Pues sí, eso es algo que no me esperaba. Que te den la medalla de oro de Sevilla ha sido algo maravilloso, sobre todo porque yo no soy de Sevilla, aunque llevo muchos años viviendo allí y me siento muy integrada en esa ciudad. Sevilla a mí me ha dado mucho, y me lo ha demostrado con esa medalla. En Jerez, también, siempre noto el calor de los míos cuando vengo, igual que en otras partes de España.

–Volviendo al disco, ha dicho antes que ha grabado ‘Carita divina’ con su sobrina Tomasa. Hay relevo de los Santiago, ¿no?

–(Risas)Sí, y muy bueno. Tomasa lo tiene todo, es guapísima, y canta que te mueres, lo tiene todo para triunfar. Si se sabe cuidar y sabe mantener una cierta línea de disciplina, puede llegar lejos. Pero ya se sabe, en esta profesión hay que cuidarse y sacrificarse.

–¿Usted se ha sacrificado mucho en su carrera?

–Yo sí. Aparte de sacrificarme, he tenido que mantener una disciplina. Por ejemplo, yo salgo de cantar y lo primero que hago es taparme mi boca. Luego, no bebo alcohol, bueno si hay que tomarse alguna vez una copita sí, no bebo nada frío...Yo salgo del teatro y lo primero que hago es taparme mi boca y a dormir, eso mientras que tenga los conciertos.

–¿Cree que la juventud de hoy se sacrifica poco o no lo hace como la juventud de cuando usted salió?

–Se sacrifica poco, no sé si no comprenden o no entienden.Digo cierta juventud, no toda. Hay gente que sí se cuida. En la vida, nada te viene regalado, y luego ves la recompensa. Ahí está Raphael, por ejemplo, al que admiro, que con 76 años da unos conciertos increíbles. Él llega a las cuatro de la tarde al teatro, lo supervisa todo, no habla con nadie y cuando sale, sale con la boquita tapada, pa su casita y a dormir. En fin, cuidarse.

–(Suena en ese momento ‘Carita divina’) Es un himno de la Navidad...

–La verdad es que sí porque el villancico tiene ya 30 años y sigue siendo igual de actual, y este año, con la voz de Tomasa, que se parece mucho a la mía, y ese toquecito moderno que tiene, va a gustar mucho.

–¿Es uno de los temas que más le han marcado?

–Sinceramente sí. A mí me da mucha alegría que la gente me pare por la calle y me diga, ‘cómo me gustas cantando, pero el villancico tuyo....’. Uno le pone la carita divina, otro la corona de espina, el otro la fuente de no sé qué...

–Usted siempre ha sido muy navideña...

–Sí, porque también el villancico de ‘Ven, ven’, cuya letra es mía, también se ha convertido en un clásico de la Navidad.

–Para ir terminando, ¿qué proyectos, al margen de esa opción en Méjico, maneja para este 2019?

–Pues mira, me gustaría grabar un disco a partir de enero. Mi idea es rescatar algunos temas conocidos y otros nuevos, pero no quiero grabar un disco de diez canciones, quiero grabar tres o cuatro temas e ir porquito a poco. Date cuenta que los discos se venden poco, entonces es mejor moverlo a través de internet. Eso es lo más inmediato.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios