Jerez

La espadaña de la iglesia de San Marcos precisa de obras de urgencia

  • El lunes se inicia la intervención por el mal estado que presentan algunas partes de la torre y el riesgo de desprendimiento

Comentarios 8

La espadaña de la iglesia de San Marcos será sometida desde el próximo lunes a una intervención de urgencia por el peligro de desprendimiento que presentan algunas partes de la construcción. Para llevar a cabo las obras, se instalará una estructura alrededor de la espadaña, que es tal vez la zona del templo que presenta un estado más delicado de conservación. Asimismo se actuará en la consolidación de algún elemento ornamental de la fachada y se instalarán unas redes para evitar la entrada y anidamiento de palomos.

El párroco de San Marcos, Antonio López, informó ayer a este medio que la actuación se limita exclusivamente a consolidar los elementos que presentan un mayor riesgo de que se desprendan. Ante esta situación la decisión fue determinante por la amenaza que supone para los viandantes, que es lo que más preocupa y que ha sido la motivación principal de comenzar las obras, y los daños que podría llegar a provocar en el propio templo, ya que de producirse algún desprendimiento afectaría muy seriamente a la nave principal.

Las obras se prolongarán durante una semana aproximadamente desde el lunes, tiempo necesario para devolver la solidez a la espadaña. López explicó que son dos actuaciones "sencillas pero absolutamente necesarias". Reconoce que arreglar al ciento por ciento la espadaña es algo muy costoso, aludiendo a un presupuesto que se realizó hace algunos años que cifraba la intervención en unos 90.000 euros. Si bien la espadaña es el elemento que históricamente más preocupaciones está dando, el resto de San Marcos presenta un estado de conservación más que aceptable, excepto en alguna de las capillas anexas a la nave central, que se constituye en el cuerpo principal y único de la iglesia.

El párroco aclaró que en la década de los 90, la Junta de Andalucía realizó un exhaustivo informe sobre el templo en el que se contemplaban las necesidades más perentorias, pero que nombres de prestigio en la arquitectura, como el sevillano Rafael Manzano, ya le anticipó que dadas las características de la construcción, con muros y sillares muy sólidos, proporcionan a la fábrica una estabilidad muy superior a la que tienen otros templos históricos de la ciudad.

Incluso se hicieron estudios de profundidad de la cimentación que demostraron la fortaleza de su asiento sobre el terreno y se colocaron testigos en algunas grietas sin que éstas presentaran movimiento alguno.

Por todo esto, Antonio López asegura que no hay pensamiento de poner en marcha ninguna actuación general, excepto atender las 'goteras' que surjan puntualmente, propias de un edificio con siglos de antigüedad, como está siendo el caso de la espadaña. San Marcos es una de las cuatro parroquias que erigió Alfonso X el Sabio cuando reconquistó la ciudad en 1264.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios