Espacio patrocinado por Alberto Villagrán Inmobiliaria

“Es un espejismo pensar que la máquina lo puede hacer todo”

  • Entrevista con Jesús Anguita Duarte. Gerente de la Fundación González Byass

Jesús Anguita Duarte. Gerente de la Fundación González Byass Jesús Anguita Duarte. Gerente de la Fundación González Byass

Jesús Anguita Duarte. Gerente de la Fundación González Byass

¿En un mundo tan globalizado -y a veces tan impersonalizado- como la actual Era Digital es necesario poner en valor la función del archivero y de la archivística?

El avance en las tecnologías de la información y comunicación ha sido decisivo para cambiar nuestra forma de vida, pero también nos ha traído diversos desafíos que afrontar. El especialista Alfons Cornellá acuñó el término “Infoxicación” para referirse a la sobrecarga informativa en la que nos hemos acostumbrado a vivir. La información nos ayuda a tomar decisiones, pero si tenemos demasiada información tendemos a bajar nuestro nivel de análisis. Manejamos más información de la que podemos procesar; es por ello que precisamente en este momento debemos valorar a una profesión que se dedica al análisis informativo de la documentación; y particularmente, a las personas que nos dedicamos a ello. La alta tecnificación nos ha hecho pensar que las maquinas lo pueden hacer todo, pero eso es un espejismo, es necesario potenciar el tiempo que dedicamos al análisis y la presencia del factor humano.

¿Cómo podríamos definir un archivo en sentido estricto?

Un archivo es el conjunto de documentos que genera una determinada persona o institución. Por lo tanto, ponemos el acento en el origen; esto es muy importante, ya que un conjunto de documentos sin un origen común no es un archivo, sería otra cosa. En el caso de González Byass, por ejemplo, podemos encontrar documentación de otras empresas como Regla Manjón, Wisdom Warter o Croft, pero esto lo que nos cuenta es la propia historia de la institución, que ha ido incorporando otras bodegas.

Despacho Despacho

Despacho

¿Por qué, grosso modo, Bodegas González Byass se considera con todos los honores como mucho más que una gran empresa?

A parte de por su historia, creo que es por su Patrimonio Inmaterial, que entre otras cosas se define por el reconocimiento o valoración de un grupo de personas que hacen suyo ese intangible; para muchas personas, antiguos trabajadores y consumidores tradicionales González Byass es su “Casa” y así se denominaba hasta hace no mucho tiempo. También, la significación del icono de Tío Pepe. Recuerdo un amigo de Marbella que vivía en Madrid, que me decía “cada vez que paso por la Puerta del Sol y veo al Tío Pepe allí, me acuerdo de Andalucía.” Lo sentía como algo propio.

¿En qué determinado contexto nace en primer lugar el Archivo Histórico de la Fundación González Byass y posteriormente la Fundación?

El Archivo, como es lógico, se va haciendo con la empresa; poco a poco va adquiriendo valor histórico, y en un momento dado, se considera por parte de Mauricio González-Gordon Díez y Carlos González Rivero que se debe cuidar, especialmente la documentación histórica; se pretende que los investigadores puedan tener acceso a ella, y para ello se habilita un espacio determinado, unas personas encargadas, en este caso Juan Guerrero Gutiérrez de Piñeres y Manuel Pérez Celdran, y un grupo de miembros de la familia que constituyó el Patronato Gestor y que, años después, conforman el Patronato de nuestra Fundación.

Archivo histórico Archivo histórico

Archivo histórico

¿Cuáles son los principales objetivos tanto a día de hoy como a corto y medio plazo de la Fundación González Byass?

Nuestros fines principales son la conservación y el fomento de la investigación de la Cultura del Vino en general y, en particular, del Patrimonio vinculado con el legado empresarial y familiar de Manuel María González Ángel.

¿En el archivo de la Fundación ha de distinguirse el empresarial y el familiar?

Efectivamente, la voluntad de los miembros de la Familia González era desde el principio que el Archivo se convirtiera en la memoria de la familia también. Así que hay que diferenciar entre los fondos empresariales como los ya mencionados y los propios de González Byass y los fondos que diversos miembros de la familia han ido depositando en el Archivo.