Homenaje a Manuel Alejandro en Jerez Una gala a la altura de un genio

  • Enrique Ramil, Pilar Jurado, Jesús Méndez, Joana Jiménez, Miguel Poveda, Diana Navarro y David DeMaría honran al compositor con una memorable actuación en las tablas donde empezó su carrera

Homenaje a Manuel Alejandro / Miguel Ángel González

Los ocho artistas que se dieron este sábado cita sobre el escenario del Teatro Villamarta regalaron al público un ramillete de las mejores flores que Manuel Alejandro, 'El Escribidor de Canciones', ha plantado y regalado después a los mejores artistas de habla española de nuestros días.

Al piano, Jesús Lavilla, acompañó a los siete cantantes que versionaron las obras del Hijo Predilecto de Jerez en ciernes. Las voces las pusieron (por orden de actuación) Enrique Ramil, la soprano Pilar Jurado, el cantaor Jesús Méndez, Joana Jiménez, para cerrar con Miguel Poveda, Diana Navarro y David de María.

Las mejores canciones del compositor jerezano se ofrecieron si bien, una de ellas, se la reservó el propio Manuel Alejandro para sí: 'Yo soy aquel'. Fue justamente al comienzo del acto de homenaje cuando una proyección se iniciaba con un jovencísimo pianista en pantalones cortos en el Villamarta, Se recreaban unos juegos florales la Fiesta de la Vendimia de 1945. La voz de Manuel Alejandro cantaba la mítica canción mientras en la gran pantalla pasaban tanto los años como los enormes artistas para los que ha escrito o han cantado sus composiciones: la recordada Rocío Jurado, Raphael, Julio Iglesias, Plácido Domingo, Alfredo Krauss...

Acto seguido fue el propio autor el encargado de abrir el acto desde su casa madrileña. Lamentó que la pandemia le mantenga confinado en Madrid, mientras reconocía, con el gracejo de la tierra, que “los achaques, que me guardo para mí, no aconsejan desplazamientos”. El 'Escribidor de Canciones' dijo estar “en mi quinta juventud”, las cuales él cuenta “cada veinte años”. Fue en su primera juventud “cuando todo comenzó al escribir canciones”, para una jovencísima Conchita que le dio calabazas, provocando que empezaran a surgir letras de desengaños y desamores, “romeos y julietas” los definió el maestro. Concluyó dando las gracias a la Junta de Andalucía por hacer posible “este homenaje tan inmerecido de mi tierra”. El compositor siguió en directo la gala desde su domicilio, fue por ello que todos los artistas le dedicaron palabras entre las dos piezas que interpretaron sobre las tablas.

Y comenzaron las canciones. Y lo hicieron a altísima altura, con la gran voz del cantante gallego Enrique Ramil, repleta de tonos que suenen a Caribe y a sal pese a su procedencia gallega. Interpretó 'Señora', la canción que llevara a límites inigualables Rocío Jurado. Pues consiguió estremecer con sentida interpretación, profunda... Se puede decir que este cantante (36 años), ganador del concurso 'Tierra de Talento', interpreta sin duda una de las mejores versiones de este tema. Siguió con 'Soy Rebelde', que popularizara la hispano-británica Jeanette en los años 70. “Gracias al maestro por sus letras, pues éstas a lo largo de nuestras vidas han contenido cosas que no podíamos contar”, le dijo a Manuel, Alejandro en su dedicatoria.

Acto seguido fue Pilar Jurado, soprano, quien se hizo cargo con dos canciones inolvidables como son ‘Procuro olvidarte’ (todos los grande la han versionado en sus carreras) y ‘Lo siento mi amor’, de Rocío Jurado. La fuerza de su voz lírica supuso sin duda un contrapunto agradable en la gala y que alcanzó su cumbre en la despedida. Pero no adelantemos acontecimientos.

Alejandro Sanz y Raphael

El acto contó con intervenciones sentidas y destacadas por parte de Alejandro Sanz, ahijado de Manuel Alejandro, y Raphael, a quien le unen vínculos profesionales y de amistad desde hace, nada más y nada menos, que 60 años. “Eres una joya de persona”, padrino, le dedicó Sanz, mientras que el de Linares se alegró enormemente “de este homenaje de tu bonita tierra”, si bien lamentó su ausencia “al estar sumido en las labores de promoción de mi último disco, el cual lleva precisamente dos canciones tuyas como bien sabes”.

El tercero en subir al escenario fue Jesús Méndez. El cantaor jugaba en casa por los muchos seguidores con que contó en el lleno (conforme a la normativa anti-Covid) patio de butacas y demostró una vez más que tiene gran mano con la canción melódica. Ofreció al respetable, y al 'Escribidor' en la distancia, dos versiones. Se trató de ‘Sevilla’ y ‘Qué sabe nadie’. Consiguió arrancar aplausos en mitad de sus interpretaciones y hasta sonaron las primeras palmas por bulerías. No fueron las últimas “Esto ha sido un regalo para mí. Gracias”. Ambos temas fueron dotados por su voz de una agradable impronta flamenca, algo que también hiciera Miguel Poveda, para alegría del público.

Y le tocó el turno a Joana Jiménez, que salió con una fuerza desgarradora para desentrañar 'En carne viva' y 'Si a veces hablo de ti'. El momento culmen de su interpretación llegó cuando demostró que ni siquiera le hacía falta micrófono para llegar a rodo el auditorio. Y ciertamente era así. “Gracias por haber nacido”, le dijo al compositor quien ganara 'Se llama Copla' en 2007, cosechando los aplausos de los asistentes.

Miguel Poveda atacó dos temas tales como ‘Por si volvieras’ y ‘El más feliz del mundo’. Ayudado por un portapartituras, al igual que DeMaría, volvió a brindar esos sones flamencos tan agradecidos en Jerez. “Es un honor y un compromiso ponerse en mano de uno de los más grandes”, le reconoció a un Manuel Alejandro que le escuchaba desde su residencia madrileña.

A Poveda le siguió en el escenario Diana Navarro, que se mostró enormemente cómoda sobre las tablas. Dominadora de los espacios en que se mueve. Otro tema de Jeanette, ‘Frente a frente’ y un mix de ‘Vuela alto' y 'Mi amante amigo’ concretaron una actuación a su más puro estilo, jugueteando con la voz con su personalísimo estilo. Al genio que centró la gala le dijo: “Maestro de maestros y de Jerez. Casi nada”, resumió.

Las penúltimas interpretaciones de la tarde fueron para el jerezano David DeMaría, que llevaba meses sin subirse a un escenario como consecuencia de la malhadada pandemia. “Hasta estoy un poco nervioso”, reconocía recientemente. Y DeMaría ofreció lo que se esperaba de él. Un despliegue potente de voz, melódico y controlador de tiempos junto al pianista isleño Jesús Lavilla, para interpretar dos pesos pesados del repertorio de Manuel Alejandro como son ‘Se nos rompió el amor’ y ‘Que no se rompa la noche’. Ni que decir tiene que en esos momentos el público ya estaba entregado.

Y más que lo iba a estar. Para cerrar el acto, todos los artistas se unieron en el escenario para interpretar 'Como yo te amo' (otra vez vino al recuerdo 'La más grande'). Los cantantes fueron turnándose, dándose paso unos a otros hasta acabar todos juntos en el estribillo con Pilar Jurado, la más diferente en estilo por su condición de soprano lírica, haciendo una segunda voz.

Las hijas de Manuel Alejandro Viviana y Marian subieron al escenario, recibieron flores, y dieron gracias a Jerez y a la Junta por haber hecho posible este bonito homenaje. 

Cabe destacar que hasta cinco veces saludaron los artistas al respetable que no cesó de aplaudir por bulerías hasta que cayó el telón. Se trató sin duda de un homenaje merecido, espléndido y muy bien organizado para ese insigne compositor que, como ya se ha dicho, sigue creando ante el piano en su 'quinta juventud'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios