Jerez

La ganadería lleva todo el peso de la producción ecológica provincial

  • La provincia es líder en explotaciones ganaderas y cabezas de vacuno ecológicos, que se disparan en el último año. La agricultura que sigue este modelo productivo se estanca.

La nueva PAC pone en bandeja el impulso de la producción ecológica, sistema para el que las organizaciones agrarias reclaman una mayor implicación de las administraciones públicas ante la creciente demanda de unos alimentos que han experimentado un fuerte crecimiento en los últimos años, pero que tienen un sobrecoste si de lo que se trata es de comercializarlos a precios asequibles.

España, con Andalucía al frente, es la gran despensa de alimentos ecológicos de Europa, muchos de ellos procedentes de la provincia y la campiña jerezana, donde la agricultura y la ganadería acogidas a este modelo productivo se mueven, sin embargo, por caminos muy distintos.

Mientras la ganadería ecológica registró el año pasado en la provincia un incremento de casi el 11% en el número de cabezas, que superan ya las 65.700, la agricultura ecológica puso freno a su progresión de los años anteriores, para presentar al cierre de 2014 un leve aumento del 1,8% en la superficie cultivada y un descenso de medio punto en el número de operadores, datos que contrastan con la subida por encima del 5% experimentada en ambos casos en el conjunto de Andalucía.

La agricultura ecológica de la provincia se mantiene en un discreto segundo plano, a la espera de conocer al detalle el desglose de las ayudas de la PAC y el Programa de Desarrollo Rural (PDR) andaluz. Y todo lo contrario ocurre con la ganadería ecológica, en la que la provincia es líder absoluto con sus 838 explotaciones, un centenar más de las que existen en y Huelva y 200 más de las inscritas en Córdoba.

El vacuno de carne ecológico de la provincia también figura a la cabeza en Andalucía con casi 44.000 cabezas, unas 4.500 más que las que había en 2013 y más del doble de las computadas en Huelva, su inmediata seguidora con menos de 20.000 cabezas. Cádiz supera con creces en este apartado al resto de competidores, comenzando por Sevilla y Córdoba, a las que cuadruplica en cabezas de bovino de carne.

El caprino también tiene fuerte presencia en la provincia con cerca de cinco mil cabezas para leche -casi el doble que Córdoba, en segunda posición- y algo más de 2.000 cabezas para carne, que en este caso la sitúan como cuarta provincia andaluza.

La apicultura es el otro subsector en el que la provincia ocupa los primeros puestos, en concreto el segundo con 4.327 colmenas y sólo por detrás de Huelva, que ronda las 8.000.

La fuerte implantación de la ganadería ecológica en la provincia no tiene reflejo en el conjunto de la agricultura, en la que la provincia ocupa con sus 128.500 hectáreas una discreta cuarta posición, que pasa a ser la penúltima en el número de operadores, en concreto, 870 que quedan muy lejos de los más de 2.000 que suma Almería, de los 1.886 de Granada o de los 1.620 de Córdoba. Sólo Jaén está por detrás de Cádiz con sus 771 operadores.

La inmensa mayoría de la superficie en producción ecológica de la provincia, con algo más de 100.000 hectáreas, corresponde a los pastos, praderas y forrajes, que registran un leve descenso en el último año. A partir de ahí, la superficie dedicada a los cereales -incluyendo el arroz y los cultivos industriales- rondan las 11.000 hectáreas tras registrar igualmente una ligera caída, de la que escapan el barbecho y abono en verde, que ocupan la tercera posición por superficie con 6.200 hectáreas.

El olivar, de los cultivos que ha experimentado un mayor crecimiento en la campiña jerezana en los últimos tiempos, es ya la cuarta superficie ecológica de la provincia con unas 2.800 hectáreas, de las que 200 se incorporaron en la última campaña, mientras que el bosque mediterráneo y la recolección silvestre rondan las 2.300 hectáreas.

El listado se completa con 900 hectáreas dedicadas a las legumbres secas, casi medio millar de hortalizas y tubérculos, 150 hectáreas de cítricos, 71 de viñedo, 57 de frutos secos, otras 57 de plataneras y subtropicales, 30 de frutales y 26 hectáreas de las pujantes plantas aromáticas y medicinales, que han visto cuadriplicarse su superficie en el último año.

La condición de España como principal productor europeo no se corresponde con el consumo en el mercado nacional, donde según datos de Ecovalia -certificadora que firmó recientemente un convenio con Asaja para el impulso de la producción ecológica en la provincia- las ventas rondan los 975 millones anuales, a razón de 28 euros per cápita, cifras que están a años luz de los 8.600 millones que mueve el sector en Alemania y los 177 euros per cápita de Suiza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios