Jerez

El gasto medio de las comuniones asciende este año a 4.000 euros

  • Desde la Unión de Consumidores se aconseja ceñirse al presupuesto familiar para evitar excesos

Comentarios 1

Este año celebrar la primera comunión puede suponer un desembolso económico mucho mayor de lo habitual. El presupuesto medio de 2016 se sitúa en 4.000 euros, mientras que el año pasado la media se establecía en 1.600 euros. Los datos, facilitados por la Unión de Consumidores de Andalucía, desvelan que en algunos casos los gastos de dicho festejo pueden superar los 7.000 euros. Desde dicha asociación, a la vista de los resultados obtenidos en el estudio realizado, recomiendan que se elabore un presupuesto acorde con las posibilidades económicas familiares y que ceñirse a él todo lo posible puede evitar excesos y endeudamientos innecesarios.

El aspecto social de la celebración de este acto religioso ha ido creciendo más y más en los últimos años. Ha dejado de ser un simple almuerzo familiar para convertirse en una fiesta en la que cobra suma importancia cuidar hasta el más mínimo detalle. En la mayoría de los casos las familias comienzan con los preparativos casi con un año de antelación. La elección del banquete y de la vestimenta es lo que requiere más anticipación y son, también, los elementos más costosos de la comunión.

Los gastos del vestuario se incrementan considerablemente cuando es una niña la que hace la primera comunión. Hay vestidos que pueden llegar a costar hasta 1450 euros, un precio muy similar al de los vestidos de novia. Sin embargo, el precio medio se sitúa en 560 euros, aunque si se busca bien puede llegarse a encontrar algunos por 99 euros. En el caso de los niños, todo dependerá del tipo de traje que se elija. La opción más económica es el traje de marinero, cuyo precio oscila entre 240 y 114 euros. El coste del traje de almirante y el de chaqueta es un poco más caro, pues su precio mínimo es de 140 euros y su máximo de 340.

A esta compra hay que añadirle los complementos, como son los zapatos, que pueden costar entre 20 y 55 euros, los guantes, que oscilan entre los 10 y 26 euros, y las cadenas, rosarios o cruces que suelen adornar la indumentaria, cuyo precio depende del modelo y el material, pero que pueden suponer un desembolso de hasta 630 euros. Los pendientes, diademas, can-can y corbata o pajarita serán un extra a sumar según el tipo de indumentaria y los gustos.

El convite es, no obstante, el que se lleva la mayor parte del presupuesto. La moda de celebrarlo en un restaurante hace años que desbancó a la comida en casa. Así, un banquete para 65 invitados costaría unos 3.000 euros de media, aunque el presupuesto variará enormemente en función del número de comensales, el tipo de menú y la categoría del restaurante elegido. También es muy habitual que se contrate un castillo hinchable, cama elástica o animador infantil para que los más pequeños de la fiesta se lo pasen en grande, lo que encarecería el convite. Los recuerdos de primera comunión que se entregan a los invitados es otro imprescindible del evento. Hay familias que prefieren dejar a un lado la clásica estampita de comunión para regalar abanicos, bolígrafos, llaveros, espejos de bolsillo u otros objetos más prácticos, que aunque el precio de cada unidad cueste entre 0,30 céntimos y 3 euros, es un gasto a tener en cuenta.

En cuanto al reportaje fotográfico, hay familias que prefieren encargarse ellos mismos de capturar los momentos más importantes de la ceremonia. Otros, sin embargo, se sienten más seguros depositando esa responsabilidad en manos de un profesional y de paso, relajarse y disfrutar más de la celebración. Esta comodidad se notará en el bolsillo, pues las tarifas rondan los 200 euros y se incrementará si se solicita además grabación en vídeo.

Asistir como invitado a una primera comunión también supone un desembolso económico importante. Habrá afortunados que dispongan de un modelito de reserva en el armario y puedan librarse de pisar una tienda, pero del regalo nadie se escapa. Muchas familias se decantan por elaborar una lista de regalos para evitar quebraderos de cabeza a los invitados, aunque desde hace unos años se está generalizando cada vez más la opción de abrir una cuenta bancaria para que los invitados ingresen cierta cantidad de dinero en calidad de regalo.

A raíz del estudio, la UCA-UCE ha elaborado una guía de consejos para quienes tengan que enfrentarse a esta celebración. Entre las recomendaciones se encuentra la elaboración de un presupuesto ajustado a las posibilidades económicas reales de cada familia, dejando siempre un margen para improvistos. Se aconseja, además, comparar precios hasta encontrar lo que más se adecue a nuestros fondos. Reservar el banquete con antelación también puede ayudarnos a encontrar mejores precios y a tener un abanico más amplio en el que elegir. Por último, se advierte del riesgo de recurrir a créditos rápidos que pueden aumentar el endeudamiento familiar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios