Jerez

Una 'gran familia' a la jerezana

  • Con cinco hijos, los Castro Moledo han aprendido a organizarse para ahorrar lo máximo en tiempos de crisis · Reconocen que ser tantos "es más divertido", aunque reivindican ayudas a la administración

'Trece por docena', 'Tuyos, míos, nuestros', 'Doce en casa', 'La tribu de los Brady', 'La gran familia'... Lo que une a estas películas y serie es el hecho de que en el hogar conviven más de dos hijos, un modelo de familia que cada vez se ve menos pero que copa el 16,6% del total en Andalucía. Mientras que según los últimos datos de Instituto Nacional de Estadística la natalidad ha descendido un 3,2%, familias como los Castro Moledo es una muestra de que bien organizados y sabiendo priorizar, eso de compartir cuarto es más divertido que dormir solo.

Victoria y Jesús, padres de cuatro niñas y un niño, saben muy bien lo que es mirar por el ahorro y coordinar cada día el trabajo de casa y fuera de él. La mayor de los hermanos es Cristina, con 15 años, le sigue Esperanza con 13, Manuel, de 12 años, Blanca que ya ha soplado las velas de su décimo cumpleaños y la pequeña Victoria, de 4 años. Todos son responsables de sus cosas y así se lo han inculcado estos padres desde pequeños, e incluso la benjamina de la familia está aprendiendo a hacer la cama y a vestirse sola.

Este matrimonio, ambos con más de tres hermanos, no tenía en mente formar una familia numerosa, pero fueron llegando los hijos y aprendieron a organizarse. "Al principio era muy difícil porque eran todos muy pequeños, pero ya sabe cada uno cuál es su tarea", comenta Victoria. Quien se crea que el caos inunda esta casa, por ejemplo, en la hora del desayuno se equivoca, ya que un día a la semana cada uno de los hermanos se encarga de prepararlo todo para ahorrar el máximo de tiempo y esfuerzos. "Intentamos que sean lo más autosuficiente posible dentro de sus limitaciones. Todos están capacitados para ordenar sus cuartos, preparar la ropa para el día siguiente, recoger la mesa de la comida...", añade la madre, que es interrumpida por la pequeña Victoria para hacer constar sus grandes avances en sus tareas. Todos sonríen con el desparpajo de la benjamina, se nota que lo pasan bien juntos.

Comprar en el barrio, cuidar el material escolar y preparar platos de "toda la vida" son algunas de las 'recetas' para ahorrar en esta casa jerezana. Van poco al cine y el tema de los viajes lo tienen como algo tan excepcional que asumen que este verano no se moverán de la ciudad. Saben cuáles son las prioridades, pero hay gastos en los que por más que quieran no pueden echar el cerrojo. El agua, el butano, transporte, el gasto escolar, la ropa... y es la necesidad más que el gusto lo que impide a esta familia reducir el consumo. "Nosotros estamos concienciados con el gasto, pero la familia numerosa es la que más consume por necesidad. Por ejemplo, yo puedo poner una media de dos o tres lavadoras diarias y pongo el lavavajillas una vez al día, ¿y qué hago?", señala la madre.

Todas estas cuestiones son las que denuncia la Asociación de Familias Numerosas de Cádiz, Asfanuca. La entidad solicita una seria de medidas que protejan a la familia en lugar de "penalizarlas" a través de ayudas y reducciones de impuestos. La rebaja en el Impuesto de Bienes Inmuebles, la promoción y reserva de cupo de viviendas de protección oficial municipales de tamaño adecuado (mínimo 120 m2) para las familias numerosas, la creación de una tarjeta de transporte familiar y la reducción de hasta un 100% de la parte correspondiente al Ayuntamiento en el IVTM para vehículos particulares de más de 5 plazas pertenecientes a familias numerosas son algunas de las medidas que ha puesto sobre la mesa la asociación.

En cuanto al consumo de agua solicitan que la tarificación y la cuota de saneamiento sea de acuerdo al criterio per cápita (por persona y no por familia) y la promoción de una tarifa especial que facilite el acceso de los miembros de estas unidades familiares a espacios deportivos, culturales y de ocio. Así, desde Asfanuca creen que los ayuntamientos, como entidades más próximas al ciudadano, "cuentan cada día con más responsabilidades en el ámbito social y es por ello por lo que el papel que deben jugar en defensa de las políticas de familia es fundamental".

Lo cierto es que a pesar de estas reivindicaciones, en la casa de los Castro Moledo no se ven muchos inconvenientes a esto de ser familia numerosa. Es más, y como dice Esperanza, "creo que se pelean más los que son dos hermanos solos, que nosotros que somos cinco", a lo que añade Cristina, "esto es mucho más divertido". ¿Alguien lo duda? Yo no.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios