DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Jerez El sector de las grúas alerta de la avalancha de coches “secos de batería”

  • Las asistencias “no han hecho más que empezar” avisan desde un gremio que, obligado a aguantar, pierde un 50% de negocio

Una asistencia de grúa tras un accidente de tráfico en el casco urbano de Jerez. Una asistencia de grúa tras un accidente de tráfico en el casco urbano de Jerez.

Una asistencia de grúa tras un accidente de tráfico en el casco urbano de Jerez. / Pascual

El sector de las grúas lo está pasando realmente mal. De un lado son consideradas un servicio esencial por razones obvias, pero resulta que el confinamiento reduce la movilidad de la sociedad y una población sin movilidad no da trabajo a las grúas. Cuando la población ha podido empezar a moverse han comenzado a tener “algo de trabajo”, destaca a este medio José María Romero Mayolín, un veterano gruista conocido en toda la ciudad. Lo malo del asunto es que en la actualidad el trabajo se les acumula en apenas cinco horas, de las nueve de la mañana a las dos de la tarde, que es cuando muchos ciudadanos cogen el coche para ir a trabajar tras haber obtenido permiso.

El principal problema con el que se están encontrando es que “a muchos conductores el coche no les arranca, algo lógico tras haberlo tenido parado durante varias semanas”. Destaca Romero Mayolín que “estas horas son horas punta, de muchísimo trabajo aunque eso no significa que estemos para tirar cohetes”. Se refiere en concreto a que el resto del día “apenas nos movemos y tenemos la obligación de estar en disposición de dar servicio las 24 horas del día”. Durante las noches prácticamente hacen nada. Tan sólo esperar. Las últimas rebajas del estado de alarma han permitido que los nefastos datos de facturación se tornen en malos”. Hemos pasado de una caída del 75 por ciento de facturación al 50. Los servicios del día pueden ser una media de 16 y, como ha quedado informado, todos ellos concentrados por la mañana.

A las baterías descargadas se unen, como segundo problema por el desuso del coche, las ruedas desinfladas, mientras que el tercer servicio suele ser el traslado al taller. “Los talleres son servicios esenciales, si bien la mayoría han estado operando a puerta cerrada. El escaso trabajo ha hecho imposible que las empresas de asistencia a conductores hayan podido conservar sus plantillas, por lo que se han dispuesto ERTE hasta que se retorne a la normalidad.

Otro veterano de las grúas de Jerez es Guillermo Oliva, de la empresa del mismo nombre. “Esta situación lo ha cambiado todo, ahora mismo la gente se esté empezando a mover de nuevo. Hemos estado mes y medio parados, nadie llamaba pues nadie cogía el coche. Hemos tenido que estar 24 horas en disposición de auxiliar pero manteniendo unos gastos enormes”, destaca Oliva quien dice con absoluta certeza que “como vuelva el bicho caemos todos y a ver cómo salimos del boquete”.

Además de los problemas de baterías Oliva destaca que, afortunadamente, “los accidentes han sido nulos, algo lógico al caer la movilidad a mínimos”. Augura que en breve “quienes vendan baterías van a ganar un buen dinero”. Por otra parte, Guillermo Oliva anuncia que en breve va a disponer de una máquina de ozono para desinfectar el interior de los vehículos. “La vamos a poner gratis”, anuncia.

Si en la zona urbana de Jerez los accidentes han brillado por su ausencia, en la zona rural no ha sido así, según apunta Maxi Valenzuela, de Grúas Talleres La Barca. “Curiosamente, en nuestra zona, hemos tenido más accidentes que asistencias por averías. Aquí por La Barca los accidentes han sido por cuestiones simples, sobre todo salidas de calzada en rectas, despistes y cosas así”. T

Maxi Valenzuela aventura que “cuando se levante el estado de alarma, con los coches parados tantas semanas, la mayoría de los coches no van a arrancar. Serán días para clásicos tales como la asistencia de arranque, coches modernos con luces encendidas en el cuadro de control, fallos electrónicos... Presumo que eso va a ser lo que vamos a tener que afrontar”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios