Fiestas

¿Habrá Feria del Caballo en 2022?

  • Representantes de diferentes sectores opinan sobre el futuro de esta fiesta

  • La mayoría se muestra optimista dado lo avanzado de la vacunación

  • Rubén Pérez, delegado de Fiestas: "Esperamos una feria libre de pandemia y con el virus controlado"

Dos mujeres en primer plano en la Feria del Caballo 2019.

Dos mujeres en primer plano en la Feria del Caballo 2019. / Miguel Ángel González

El Ayuntamiento de Jerez ha presentado esta semana la programación de las Fiestas de la Vendimia, con un ambicioso programa que incluye actividades en las calles de la ciudad. A ello ha ayudado el avance de la vacunación y, aunque los casos de contagios han aumentado en los últimos días, se confía que en septiembre se pueda celebrar con normalidad conforme aumente también la población inmunizada.

Pero, ¿y la Feria? Quedan aún unos diez meses para mayo pero se trata de un evento que se organiza con mucha antelación y que afecta a numerosos sectores. Hace unos días, el de los caseteros andaluces, que no ha recibido ayudas públicas pese a su inactividad, anunciaba medidas de presión en caso de celebrarse las ferias en la comunidad.

Diario de Jerez ha consultado a representantes de diferentes sectores y les ha preguntado por todo ello con el siguiente cuestionario:

1. Ya sabemos que todo depende de la evolución de la pandemia, pero en su opinión y a la vista del avance de la vacunación, ¿cree que en 2022 se celebrará la Feria del Caballo?

2. a) En caso afirmativo, ¿en qué condiciones y cuáles cree que serían las medidas que habría que tomar tanto en el recinto ferial como en las casetas?  b) En caso negativo, ¿qué actividades alternativas plantearía y cuándo cree que se podrá celebrar esta fiesta?

3. ¿Considera justas las medidas de los caseteros asociados en Andalucía, que han anunciado una huelga si no reciben ayudas directas?

Rubén Pérez Carvajal

Delegado municipal de Fiestas

1.- Dado que tengo el convencimiento de que nuestras fiestas de la vendimia estarán prácticamente al 100% normalizadas y la Navidad volveremos a celebrarla, trabajaremos para una Feria del Caballo 2022 espectacular. Organizamos nuestras fiestas con el ánimo de llevarlas a cabo, sin que nadie pueda predecir qué escenario vamos a encontrar, pero si algo hemos demostrado es nuestra capacidad adaptativa a las circunstancias que nos hemos encontrado.

2. Esperamos una feria libre de pandemia y con el virus controlado, de no ser así habría que implementar las condiciones que marquen las autoridades sanitarias. Pero recordemos que ya tenemos alguna experiencia que ha dado muy buen resultado, hemos desarrollado con gran éxito en mayo de la mano de los feriantes, un exitoso programa de atracciones en el recinto ferial y lo hicimos de forma segura, responsable y con un respeto absoluto a la normativa anticovid que imperaba en esas fechas.

3. Por supuesto que considero justo el derecho a la defensa de los intereses de cualquier colectivo, eso sí, dentro de la legalidad vigente y del marco constitucional. Hay colectivos, como éste, que lo han pasado especialmente mal y tienen todo el derecho a reclamar ayudas y a ser atendidos. Dicho esto, creo que la Feria de Jerez no se verá afectada de gravedad con este problema ya que tenemos un altísimo porcentaje de titulares de casetas que son de ámbito local como asociaciones, hermandades, sindicatos, empresas, etc. Muestra de ello y sin ir más lejos, este año renovaron prácticamente todos ellos.

Antonio de María

Presidente de Horeca

1. Es posible que se celebre la Feria.

2. Que los asistentes acrediten estar vacunados al entrar en el recinto. Hacer prueba rápida para acceder a las casetas. La fecha tradicional.

3. Deben ser como autónomos indemnizados por las ferias no celebradas. Si hacen huelga es absurdo porque lo importante es que puedan trabajar.

Jorge Ramos

Director de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre

1. Evidentemente, creo que si se dan las circunstancias y con las medidas adecuadas, al igual que se están aumentando aforos y celebrándose eventos en espacios abiertos, podría tener lugar una Feria del Caballo si no como lo ha sido antes, al menos recuperando parte de ella, como los paseos de caballos y enganches, eventos ecuestres y taurinos y lógicamente, el ocio en casetas o recintos que cumplan estrictamente las medidas (horarios, aforos, distancias, etc…) que se impongan.
2. Como he comentado antes, horarios limitados, cupos en espacios como las casetas  -tanto en barras o mesas- y estricto cumplimiento de los protocolos que las autoridades impongan.
3. Creo que ha sido un sector especialmente castigado, compuesto sobre todo de autónomos y pequeños empresarios, como otros en ese mundo que evidentemente necesitarían ayudas directas, pero antes que acudir a una huelga donde serían los más afectados, buscaría otro tipo de ayudas como la exención/reducción de tasas y/o impuestos que tradicionalmente soportan, asociados a su actividad, o el aplazamiento de sus pagos.

César Saldaña

Presidente del Consejo Regulador Jerez-Xèrés-Sherry
1. Estamos a diez meses de la próxima Feria y a esas alturas toda la población, o una inmensa mayoría, debería de estar vacunada. Evidentemente habrá que hacer lo que dicten las autoridades sanitarias, pero creo que la futura normalidad debe de implicar volver a hacer una vida parecida a la hacíamos antes de la pandemia; y las celebraciones forman parte de nuestra vida. Así que sí, soy optimista y creo que, aunque diferente, en 2022 tendremos Feria.
2. Insisto en que habrá que estar a lo que dicten las autoridades sanitarias, pero entiendo que los mayores cambios tendrán que darse en el interior de las casetas, en las que supongo que será necesario limitar el aforo y exigir un diseño con una mayor apertura al exterior. Quizás las casetas deberían disponer de terrazas más amplias, pero no soy ningún experto en esta materia.
3. Desconozco las circunstancias y las medidas adoptadas por este colectivo, pero es un hecho que se trata de un sector particularmente afectado por la pandemia. No ha sido el único afectado por las suspensiones de las ferias, por supuesto, pero el nivel de dependencia que tienen de este tipo de celebraciones es absoluto.

Stefaan DeClerck

Presidente de los hoteleros de la provincia
1. Entiendo que si podremos celebrar la Feria, con algunas restricciones de aforo.
2. Límites de aforo.
3. Entiendo que sí deberían recibir ayudas, aunque hay que tener en cuenta que el coste del personal ha sido cubierta por los ERTE. Es decir, que las ayudas deberían ir dirigidas a facilitar la financiación (pago y amortizaciones de material, alquiler de naves o almacenes).

Javier Sánchez Rojas

Presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz (CEC)
1. Quiero pensar que sí, soy optimista y creo que tendremos inmunidad de grupo y por lo tanto habrá Feria del Caballo 2022. Estoy seguro de que no va a ser la misma Feria que recordamos del 2019 y anteriores, sobre todo para los que tenemos más de 40 años. La mascarilla, la distancia, las medidas de higiene, la memoria colectiva nos va a hacer mantener ciertas reservas hacia las distancias y quizá sea una feria de transición.
2. Medidas como las que hemos implantado ahora, distancia, higiene, geles, todo de usar y tirar más que nunca, mayores inspecciones sanitarias. El control de aforo va a ser básico e imprescindible y sobre todo pedir conciencia colectiva desde el comportamiento individual. Escenarios como el que estamos viendo de la gente joven demasiado desmadrada me preocuparían en la feria pero por ahí van los tiros: observar todo tipo de procedimientos que nos permitan tener una fiesta en paz.
3. Dos años de inactividad para este sector de caseteros, atracciones y de todas las personas que viven de las ferias de Andalucía son muchos meses. En esa misma línea hay muchos sectores en torno al mundo del turismo, empresas y micropymes y autónomos hibernados desde hace demasiado tiempo y es verdad que han alzado la voz. Habría que hacer un esfuerzo para ayudar a aquel que lo necesite y creo, como soy optimista para la primera pregunta, que si somos capaces de recuperar la fiesta, van a recuperar su actividad, pero es evidente que dos años es demasiado tiempo para casi todo.

Nela García

Presidenta de Acoje

1. Es muy difícil dar aún una opinión sobre la celebración de la Feria del Caballo tal y como la deseamos en todo su esplendor prepandemia. Teniendo en cuenta que es una de las grandes primeras ferias de la temporada y en 10 meses que quedan, por supuesto la vacunación debe estar ya completa, pero no se sabe la evolución de las variantes del Covid 19 y cómo pueden afectar en cuanto a nivel de gravedad de los nuevos casos. Está claro que en nuestra vida diaria tanto la laboral como la social tenemos que adoptar medidas de comportamiento, higiene y sanitarias que cambian nuestro comportamiento pero debemos hacerlas compatibles con las celebraciones y Fiestas.
2. En caso de que las autoridades decidan que es posible que se celebre, creo que seguirán siendo necesarias aforos y ciertas restricciones, que no siempre son posible que se lleven a cabo, hay instalaciones de feria y casetas donde se podrían llevar con más disciplina o rectitud, y otras en las que es más complejo o difícil su control, pero al igual que pasa hoy en día, no es lo mismo un establecimiento de hostelería que cumple con todos los requisitos y normativa que los botellones y fiestas privadas.
Si no se autoriza para el mes de mayo, en el 2022 sí creo que se podría intentar celebrarla más adelante, o siempre mantener actividades del estilo de la Primavera Flamenca que desde Acoje hemos llevado a cabo este año 2021, incluso algunas más.
3. No nos corresponde decir si es justo o no esa propuesta. Hay que ponerse siempre en la situación del colectivo y en las circunstancias que les llevan a tener que tomar esas decisiones o plantear esos temas de esa manera. A ningún sector, a ningún trabajador-autónomo o pequeño empresario nos gusta tener que llegar a esas situaciones, nuestro estado natural es trabajar en nuestra ocupación y sacar nuestras familias y las de nuestros trabajadores adelante. Pero el sentirse ninguneados por los que tienen que tomar decisiones desde un despacho y con sueldos seguros, cuando tu presente y futuro depende de personas que no se acercan ni lo más mínimo para intentar conocer de verdad cuáles son los problemas y ni quieren oír posibles soluciones. Es una sensación de impotencia, de rabia y de todos los días se ríen de nosotros, que llegan momentos en los que se plantean cuestiones drásticas o límites como ésta. Créeme que me imagino perfectamente el trato y el caso que han debido recibir en todo este tiempo por las diferentes administraciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios