Jerez

"Para mi hija la vida se ha parado"

  • La madre de una joven de 18 años, que padece fuertes dolores en la columna, pide que su caso sea estudiado por especialistas

Carolina habla ayer con su hija Alba ingresada en el hospital de Jerez, postrada en la cama desde hace 17 meses. Carolina habla ayer con su hija Alba ingresada en el hospital de Jerez, postrada en la cama desde hace 17 meses.

Carolina habla ayer con su hija Alba ingresada en el hospital de Jerez, postrada en la cama desde hace 17 meses. / manuel aranda

Comentarios 3

Alba acaba de cumplir 18 años. Una mayoría de edad que se ha visto obligada a celebrar en el hospital de Jerez. Invidente de nacimiento, esta joven jerezana ha sido siempre muy activa e independiente, y su ceguera no le ha impedido nunca ni estudiar ni llevar una vida tan normal como la de cualquier otra joven de su edad. Sin embargo, desde hace 17 meses su realidad ha cambiado por completo. Ahora está postrada en una cama del hospital debido a los fuertes dolores que sufre.

Su historial médico es, como reconoce su madre Carolina Pacheco, muy extenso debido a que Alba fue diagnosticada de escoliosis cuando apenas tenía 6 años. Además, sus problemas de rotación en las caderas le llevaron a pasar por el quirófano de Virgen del Rocío hace ya algunos años. A pesar de ello, Alba ha podido tener una vida normal hasta que comenzó a sufrir fuertes dolores y tuvo que ser intervenida de una protusión lumbar en junio de 2016 en Cádiz. Su mejoría sólo duró unos meses, después llegaron las crisis y los fuertes dolores volvieron y aún los padece, pese a la medicación.

"Lleva 17 meses en la cama sufriendo. Ella dice que para esto mejor se muere"

La joven está ingresada por ello desde hace un mes en el hospital de Jerez pero, de momento, no le dan ninguna solución. "Cuando le hacen pruebas le sale que tiene protusiones, el giro en la cadena y la escoliosis, pero los médicos dicen que no ven nada de operar y que las protusiones no duelen y los nervios tienen sitio para pasar", lamenta Carolina Pacheco. A pesar de ello, su hija sigue sufriendo "muchos dolores que van y vienen. No podemos ni tocarle la cama y tenemos que aprovechar las crisis para darle besos".

Ante esta situación, la madre de Alba clama ayuda: "Estoy cansada de que todos me digan eso mientras mi hija cada vez va a peor y peor por día. Está en un grito y no me la puedo llevar así a casa". "No puede mover ni el dedo del pie, porque le duele. Está muerta de cintura para abajo porque no puede moverse sola por el fuerte dolor que le viene de la columna", insiste. De hecho, asegura que distintos especialistas le han reconocido que "lo que a ti puede no dolerte, a ella al tener la espalda tan torcida puede hacerle que esté dando gritos. Tiene síntomas de una hernia, calambres desde la espalda... ¿Qué hacemos? ¿La dejamos así? Ella dice que para esto mejor se muere. Le tendrán que hacer algo y ver donde está el pinzamiento".

Carolina Pacheco agradece el trato que está recibiendo por parte de Medicina Interna en el hospital pero hace público el caso de su hija al estar ya desesperada de que "todo sean puertas cerradas. Tiene que haber alguien que quiera coger este caso, que quiera operarla o que le suene porque haya tenido un caso similar". "Que abran y busquen, así no puede vivir mi hija, dando botes en la cama como si tuviera convulsiones", reclama. Además, lamenta que a pesar de haber pedido el traslado a Cádiz, "porque allí está la unidad de columna, fue rechazado por la mala tramitación que realizó Traumatología del hospital de Jerez".

"A mi hija no le hace ya nada la morfina, por eso quiero que se la lleven a Cádiz o a Sevilla o donde estén los especialistas. Me he gastado el dinero en médicos privados y todos aseguran que es de columna pero en la Seguridad Social me dicen que no es de columna, el de cadera que no es suyo... Entonces ¿de quién es?", pregunta. "Mi niña ha tenido una vida lo más normal posible, se lo hacía todo sola, ha estado dos años interna en el colegio de la Once de Sevilla para aprender, ha montado a caballo, tenía su fisioterapeuta... era una niña activa pero lleva dos años en cama y para ella la vida se ha parado. Ella dice que quiere estudiar y salir de esta cama, quiere vivir", concluye emocionada su madre.

Por su parte, desde el Servicio Andaluz de Salud insistieron ayer en que "los traslados son siempre basados en criterios facultativos, en este caso de la unidad de referencia del hospital Puerta del Cádiz, que ya ha valorado a esta persona". Añaden, además, que "la subdirección médica del área ha estado en contacto permanente con la familia y se puso a su disposición para cualquier problema, disposición que sigue reiterando".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios