Nuevos recortes a la hostelería

"Ahora nos han dejado sin la hora del café y la merienda"

  • El sector teme un cierre total el día 23 y "una reapertura posterior para aprovechar las Navidades", destaca el hostelero José Corral

José Corral, limpiando su negocio, 'El Albazano Real'. José Corral, limpiando su negocio, 'El Albazano Real'.

José Corral, limpiando su negocio, 'El Albazano Real'. / Pascual

El sector de la hostelería local considera que los nuevos recortes a su actividad impuestos por la Junta “vienen a castigar aún más a un sector del que dependen muchos puestos de trabajo”. Así lo destaca José Corral, propietario del bar 'El Albazano Real' en la zona de Hipercor. “Los recortes vienen mal pues ahora incluso están imposibilitando el normal desarrollo de las meriendas y el cafelito de las tardes. Las cenas estaban perdidas a menos que se acudiera al bar más temprano de lo que estamos acostumbrados. Ahora se puede decir que tras los almuerzos puedes ir echando el cierre. Cafés y cenas están perdidos”.

José Corral, un hostelero camino de los 20 años de experiencia en el sector, considera que “las posibilidades de negocio se han quedado reducidas a un 50%”. No en vano, hay negocios de copas que se habían reconvertido para trabajar cafés y copas hasta las once de la noche. Ahora también se quedan sin ese margen.

En el sector, destaca José Corral, “lo estamos viviendo con preocupación y muchos estamos convencidos de que las autoridades lo están organizando para un cierre total, vamos que el día 23 nos van a cerrar para permitirnos abrir después del puente y aprovechar las Navidades y los Reyes antes de cerrar de nuevo”.

Este hostelero considera que “las autoridades nos acusan de ser fuente de infección cuando está demostrado que no es así mientras aún se pueden ver mercadillos a tope de gente o transportes públicos repletos. No se entiende”.

Dentro del poco consuelo que aún queda en la hostelería local se encuentra el hecho de que noviembre ha sido tradicionalmente un mes malo para bares y restaurantes. “es cierto -dice Corral- pero es que aunque fuera un mes malo se trabajaba y al menos le sacabas un 60% del volumen de negocio de un mes normal. Ahora no le sacaremos prácticamente nada”.

Otro gran problema al que se enfrentan los hosteleros es que “tras estar cerrados hemos aplazado los recibos de la luz y el agua, entre otros. Yo empecé a pagar en cuanto volví a funcionar. Y resulta que esos aplazados aún no han sido pagados cuando nos llega esto, que provoca que la 'bola' no deje de crecer. 2021 va a ser un año que nos vamos a tirar pagando aplazamientos”.

Mientras tanto, “ahí siguen los impuestos, la Seguridad Social y los autónomos que ahora lo van a subir un 3%. Estamos muy castigados. El hecho de que se devuelva un recibo te cuesta, de entrada, 39 euros. Y yo me pregunto: ¿no hay ley que diga que eso no se puede hacer? Por mi trabajo hablo con mucha gente, con multitud de proveedores que me dicen que están tiesos y que muchos de ellos van a ir a la calle. Eso deberían evitarlo los políticos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios