Los hosteleros ven ya un repunte en las ventas tras un “verano atípico”

Los hosteleros ven ya un repunte en las ventas tras un “verano atípico”

  • Francisco Díaz, representante de Horeca en Jerez, cree que la ciudad “está de moda”

  • Las ‘bajas’ temperaturas nocturnas lastraron la facturación en los meses de junio y julio

Las terrazas de los bares de Jerez han comenzado a llenarse en este mes de agosto que está tocando a su fin. Raro es pasear por las calles de Jerez una noche de verano y encontrarse las terrazas vacías. Diferentes rincones del centro histórico, como las calles Lancería o Consistorio y las plazas Platero, Rafael Rivero y Arenal, entre otras, se llenan muchas noches con la caída del sol para disfrutar de una agradable velada. Igualmente ocurre en zonas concurridas por distintos restaurantes de la periferia, como en la avenida Voltaire o Rey Juan Carlos I. Las agradables temperaturas que se están viviendo por la noche han permitido que los hosteleros vean la luz al final del túnel. El atípico principio del estío, en cuanto a temperaturas se refiere, vivido en la zona sur de Andalucía ha provocado importantes pérdidas entre los hosteleros, aunque desde el puente de la Asunción se han relanzado la ventas, según fuentes de Horeca. Además, Jerez ya no se queda desierto en verano, ahora “esta de moda”, dice Francisco Díaz, responsable de Horeca en Jerez.

Según los responsables de Horeca, los motivos del buen ambiente que vive Jerez en verano se deben a dos factores fundamentales: la cercanía con la playa y el buen trabajo del sector hotelero y hostelero. “Hace unos años que Jerez se quedaba sin nadie en verano. Hoy día está siendo visitado por mucha gente. Es mucho más barato que El Puerto de Santa María, Sanlúcar o Chipiona en estas fechas e incluso algunos servicios te pueden costar el doble”, dice Francisco Díaz. Además, cree que “se está viendo Jerez como segunda línea de playa”. Al menos entre el turismo nacional que conoce la zona y sabe que la primera línea costera se encuentra a escasos minutos. “La gente eso ya lo sabe y conoce que de aquí a El Puerto hay 10 minutos en carretera...”.

Díaz afirma que “Jerez en verano ha mejorado muchísimo. Hay mucha gente que sabe que dispone de la Real Escuela de Arte Ecuestre, las bodegas, el flamenco, el Zoológico. Muchas veces no lo tenemos en consideración, pero el Zoobotánico está atrayendo a mucha gente, sobre todo familias con niños, y es uno de los mejores a nivel regional y nacional. Todo eso favorece el turismo aquí”.

No obstante, el buen hacer de los hosteleros se ha visto mermado por las temperaturas en el inicio del estío. No se alcanzaron grandes cifras en los termómetros. “Este verano ha sido diferente. El mes de junio y julio sobre todo, que han sido de poniente, han sido no malos, sino peor. Ha habido mucho poniente y eso para las terrazas...”, expone Díaz antes de rememorar que las temperaturas veraniegas nocturnas no han sido las normales hasta la llegada del octavo mes del año: “Yo hablaba con un hostelero de Conil y me decía que desde Semana Santa hasta ahora no han tenido demasiada actividad. Agosto sí ha permitido mejorar, aunque ha tenido también algunos días malos. La verdad es que a las terrazas nos ha ‘dolido’, sobre todo a las terrazas y bares pequeños. En agosto han venido algunos días de calor y a partir del puente se ha recuperado. Pero lo anterior está perdido”.

El problema en los meses anteriores, según el representante de Horeca, fue que en múltiples ocasiones las terrazas estaban “cerradas a las 11 de la noche”. El motivo era que no hacía la temperatura adecuada como para que apeteciera estar al aire libre. “Venía gente con rebecas”, describe Díaz para demostrar que los termómetros no marcaban temperaturas normales de verano. “Nos ha perjudicado, la verdad. Eso se ha perdido. Hoy en día, con el tema de las redes sabes qué tiempo hará mañana. Aunque muchos planifican, otros son del día y no vienen. Se han dado días muy malos”, afirma antes de finalizar recordando que ahora vienen buenos tiempos para el sector: “Jerez está de moda y nos podemos sentir afortunados. Además, ahora la ciudad entra en una época muy buena como es la Fiesta de la Vendimia, las fiestas de otoño y luego vienen las zambombas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios