Jerez

La huelga de la DGT dejará mil alumnos sin examen a la semana en la comarca

  • Las autoescuelas se solidarizan con el colectivo de examinadores que parará del 10 al 21 de diciembre tras no recibir los aumentos de sueldo prometidos por el Gobierno

Dos vehículos de autoescuelas en las inmediaciones de Chapín esta semana. Dos vehículos de autoescuelas en las inmediaciones de Chapín esta semana.

Dos vehículos de autoescuelas en las inmediaciones de Chapín esta semana. / Miguel Ángel González

Los examinadores de Tráfico han convocado una huelga para los días comprendidos entre el 10 y el 21 de diciembre próximos. Esto vendrá a suponer que no se celebrarán exámenes a partir del lunes siguiente al próximo puente de La Inmaculada-Constitución. Estos paros contarán -al menos así se espera- con unos servicios mínimos los cuales servirán para dar salida a unos pocos de los nuevos aspirantes a conductores. Pese a ello, el presidente de la Asociación Comarcal de Autoescuelas, Antonio Herrera, destaca que “a estas alturas desconocemos incluso cuáles van a ser los referidos servicios mínimos”.

El impacto de esta huelga de examinadores será realmente grave. No en vano, las primeras estimaciones de la Asociación Comarcal de Autoescuelas que preside Herrera Marrufo apuntan a que es más que posible que por cada jornada de exámenes “se vean afectados unos 350 jóvenes que aspiran a sacarse el permiso de conducción o conductores experimentados que desean sacarse permisos de vehículos más avanzados”. Este dato es especialmente llamativo, ya que supone que unos mil alumnos de autoescuelas se quedarán sin examen en la comarca a la semana. No en vano, son tres los exámenes que se convocan a la semana en Jerez para atender la demanda de Jerez y de su zona de influencia.

Cada semana se hacen tres turnos de exámenes con 350 alumnos cada uno de ellos

Este huelga llega en un momento complicado, destaca el presidente de las autoescuelas comarcales, quien señala que “suele ser en los días en que hay periodos sin clase en la Universidad cuando los jóvenes aprovechan para hacer las pruebas y examinarse”. La cercanía de las fiestas navideñas hace de este periodo uno de los idóneos (por detrás de las vacaciones de verano) para avanzar en la consecución del carné de conducir.

Desde la Asociación Comarcal de Autoescuelas se muestra la máxima solidaridad con este colectivo de examinadores pues se comparte con ellos la idea de que las promesas realizadas por parte del Gobierno no se han visto cumplidas. Es más, se han visto absolutamente olvidadas. A este respecto cabe destacar que “la Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) se lanza a la huelga por no haber recibido el suplemento salarial que les había prometido el Gobierno de la nación a través de la vía de los Presupuestos Generales”. La huelga tiene carácter nacional y se desarrollará a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, es decir, en todas las comunidades autónomas.

Este colectivo se siente discriminado respecto al resto de trabajadores de la Función Pública. No en vano destacan que otros colectivos de funcionarios ya han recibido las subidas salariales prometidas, mientras que los examinadores siguen esperando las mismas.

“El colectivo asegura que no se está cumpliendo con lo que se aprobó en los Presupuestos Generales del Estado 2018”, señala el presidente de las autoescuelas comarcales quien pide “que se les dé lo que es suyo”. Dicha subida estaba estipulada en unos 250 euros al mes (3.500 euros divididos en 14 pagas) y además con efecto retroactivo.

En este caso, las autoescuelas se muestran absolutamente de parte de los examinadores ya que son conocedoras de las continuas demandas que han llevado a cabo para mejorar este importante servicio público. No en vano, en un reciente comunicado realizado por la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) se destacó que “ni la sociedad española, ni las escuelas de conductores ni los propios examinadores, deben sufrir las consecuencias del retraso administrativo en el abono de dicha subida salarial, retraso que podría abocarnos a una nueva huelga del colectivo examinador”.

Obviamente, las autoescuelas de la comarca son las principales afectadas por esta tesitura junto con los jóvenes aspirantes a conductor. Esta huelga provoca un tapón en la salida de conductores que colapsa el servicio de estas pequeñas empresas que se ven abocadas a una ralentización de su actividad. “Es un ‘palo’ realmente duro ya que nos viene en un momento en el que la actividad es muy alta”.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios