Huelga en la carrera judicial y fiscal

La huelga de jueces y fiscales deja 50 juicios sin celebrar en Jerez

  • El Registro Civil apenas atendió siete asuntos a lo largo de la jornada

  • La totalidad de los jueces y 19 de los 21 fiscales de la ciudad secundan el paro

  • El seguimiento fue de casi el 100% a nivel provincial

La práctica totalidad de los jueces y fiscales que ejercen en el partido judicial de Jerez pararon ayer. Lo hicieron en demanda de medios técnicos y humanos y porque consideran su derecho decidir qué miembros de la carrera profesional los representan en el Consejo General del Poder Judicial. Ahora lo hacen los políticos en lo que se puede considerar una anormalidad clara del sistema político.

El seguimiento a la huelga fue masivo. La totalidad de los jueces secundaron la huelga mientras que de los 21 miembros de la carrera fiscal radicados en la ciudad 19 pararon durante la jornada de ayer. La masiva protesta se vio precedida desde hace un mes de concentraciones ante los órganos judiciales más representativos de cada ciudad, en el caso de Jerez la sede judicial de los Juzgados de García Figueras y la de la avenida Alcalde Álvaro Domecq.

A modo de resumen se puede destacar que a lo largo del día de ayer se dejaron de celebrar entre 50 y 60 juicios en los diferentes órganos judiciales de la ciudad.

El impacto sobre la vida ciudadana fue amplio ya que numerosas acciones jurisdiccionales que deben llevarse a cabo se quedaron en su mínima expresión. Obviamente, hubo unos servicios mínimos que jueces y fiscales cumplieron con exactitud milimétrica. Se otorgaron las licencias de enterramiento, por razones de salud pública. Igualmente se dieron de alta aquellos nacimientos que se encontraban al borde del plazo.

El Registro Civil, que es responsabilidad en cada ciudad ciudad andaluza del decano o decana de los Juzgados, cumple multitud de funciones que ayer se vieron llevadas a su mínima expresión, como fue el caso por ejemplo de las nacionalidades o los cambios de nombre, entre otras muchas. Por el contrario, hubo otras funciones legales que se mantuvieron con pulcritud, como fue el caso de la atención a las demandas por violencia de género, las órdenes de protección y las labores propias del Juzgado de Guardia. Entre dichas funciones se encuentra la atención a los detenidos, proporcionarles atención legal y garantizarles debida asistencia a sus derechos. En total, el Registro Civil de Jerez vino a dictar un total de siete acciones de esta índole en todo el partido judicial.

La juez decana de los Juzgados de Jerez, Reyes Vila, destacaba ayer el gran seguimiento de la huelga, así como el hecho de que "siete asociaciones, cuatro de jueces y tres de fiscales, se hayan unido en la misma para dar el paso". Cabe destacar que esta huelga de magistrados y representantes del ministerio público es un verdadero hito en la historia legal española. No en vano, se trata de un colectivo muy difícil de movilizar pero que en esta ocasión ha dado un paso al frente.

A día de ayer el Decanato de los Juzgados carecía de catos ya que estos eran recopilados por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, si bien la certeza de que el seguimiento había sido máxima era inapelable.

Cabe destacar que en Jerez hay en la actualidad 27 jueces, de los cuales cinco se encuentran dentro de la jurisdicción de la Audiencia Provincial. Por su parte, en lo que se refiere al ministerio público, Jerez cuenta con 21 fiscales de los cuales 19 secundaron la medida de protesta.

En lo que se refiere al seguimiento a nivel provincial, cabe destacarse que éste prácticamente rozó el 100%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios