Cofradías

Joyas en segunda línea

  • Las hermandades conservan auténticas maravillas que procesionan como imágenes secundarias en los pasos de misterio y algunos palios

Sayones, romanos, marías o santos varones. Todos van en una segunda línea para representar la catequesis plástica que son los pasos de misterio. En Jerez, incluso, también hay un palio que procesiona el Viernes Santo y que escenifica, desde el Calvario, el duelo tras la muerte de Cristo.

Se trata de las imágenes secundarias que dan buena muestra de una categoría artística o sentimental tan importante como sus titulares. Algunas de ellas son tan conocidas que tienen su particular apelativo entre los hermanos. También han llegado a dar el nombre popular a la cofradía como es el caso de los Judíos de San Mateo.

Con la llegada de la Cuaresma, se abrirán las puertas de las mayordomías y los priostes se encargarán de desempolvarlos y colocarlos con primor en sus pasos para acompañar a Cristo y María. Conjuntos escultóricos que son el legado que dejaron los cofrades del pasado, llevando a cabo estos grandes proyectos colocando cientos de talonarios de lotería. Un proceso en construcción que ahora tenemos en las cofradías del Sábado de Pasión. Hermandades de nuevo cuño que trabajan incansablemente para ir conformando esos conjuntos que acompañarán con el tiempo sus pasos de misterio. Bondad y Misericordia en la jornada del Jueves de Pasión o la Salvación el mismo Sábado previo a la fiesta de los Ramos. En esta jornada habría que destacar a la hermandad de la Mortaja que sí luce un conjunto escultórico completo esculpido por José María Leal.

El Domingo de Ramos abre la Semana Santa la Borriquita con un misterio que precisamente se encuentra en estado de transformación y que está llevando a cabo el imaginero sevillano Fernando Aguado Hernández. Este misterio ha llevado imágenes secundarias de Tomás Chaveli en las que siempre ha destacado, aparte del titular, las pollinas de perfecta factura, así como imágenes de Sebastián Santos o Miguel Ángel Segura con la imagen del Apóstol Santiago.

La hermandad de Pasión saca un interesante misterio que refleja la fidelidad de la corporación con Antonio Jesús Dubé Herdugo, autor de todas las imágenes de la cofradía.

La hermandad del Transporte saca uno de los ‘barcos’ más importantes de la Semana Santa. El misterio del desprecio de Herodes tiene como protagonista claro a Francisco Pinto Berraquero. Sin lugar a duda una de las grandes obras del imaginero jerezano por la escenificación del pasaje.

El Domingo de Ramos lo cierra otro gran misterio. El paso de la Coronación de Espinas contempla unas magníficas imágenes secundarias que en su día hizo el sevillano Luis Álvarez Duarte. Quizá uno de los misterios con mejor factura y una comunicación en el paso inmejorable.

El Lunes Santo destaca por un misterio también importante que este año va ofrecer un cambio de posición en las imágenes. Es el de la Paz de Fátima. Imágenes de Manuel Téllez Berraquero que representan el momento en el que el Señor se prepara para tomar la cruz.

La hermandad de la Candelaria ha ido evolucionando en su misterio. Del antiguo llevado a cabo por Castillo Lastrucci, tan sólo queda la Santa Mujer Verónica. Actualmente, la autoría del centurión romano, el Cirineo y dos santas mujeres, llevan la firma del imaginero Juan Carlos García.

El genial Ortega Bru

La genialidad del imaginero sanroqueño Luis Ortega Bru también dejó una importantísima huella en la Semana Santa jerezana. En la jornada del Lunes Santo, hasta siete imágenes de los Apóstoles llevan la autoría de Ortega Bru en el misterio de la Sagrada Cena. Los restantes fueron modelados por los hermanos Ortega Alonso, sobrinos de Ortega Bru. Un misterio magnífico que ofrece la dimensión de este genio de la escultura. Y otra obra cumbre que encontramos en la jornada del Viernes Santo como es el Sagrado Descendimiento. Un misterio irrepetible. De una factura fuera de lo común que con buen criterio es denominado como el “retablo andante”. Una obra perteneciente a la época castellana de Ortega Bru y que posiblemente venga a representar uno de sus trabajos cumbres.

Siguiendo la estela de los hermanos Ortega Alonso, habría que destacar otro paso de misterio de bella factura como es el de la Clemencia. El Señor traicionado en el huerto de los olivos. El misterio de los cofrades de San Benito.

En la jornada del Martes Santo hay que destacar el calvario más conseguido de la Semana Santa jerezana como es el de la hermandad del Amor. Este misterio tiene distintas imágenes secundarias como María Salomé o María de Cleofás, esta última llegando a procesionar antiguamente en la hermandad de la Soledad. Son obras anónimas del siglo XVII. María Magdalena está tallada por Antonio Eslava. El antiguo San Juan es anónimo también del siglo XVII que se comentó en su día pudo haber procesionado con la antigua hermandad de San Antón. Los antiguos romanos fueron adquiridos en el año 1945 a la Flagelación, que a su vez adquirieron a una hermandad de Sevilla. Actualmente, estos dos romanos llevan la autoría del imaginero jerezano Antonio López Ramírez.

El Martes Santo se culmina con un magnífico misterio cuyas imágenes secundarias son tan reconocidas que se conoce a la hermandad por ellos. Los populares ‘El Bizco’ y ‘ El Verruga’ que dan nombre a los Judíos de San Mateo. Todo el conjunto fue modelado por Ramón Chaveli Carreres.

Siguiendo con el imaginero valenciano y afincado en Jerez, mencionar la cofradía de la Sagrada Flagelación cuyo conjunto escultórico también fue modelado por el mismo Chaveli desde su taller en la plaza Mirabal. Otro gran misterio de la Semana Santa de Jerez.

Soberano

El Miércoles Santo también destaca por otro misterio mucho más reciente pero no menos importante. Manuel Ramos Corona resolvió el gran misterio del Soberano Poder. Sin duda que ha llegado a ser uno de los pasos más importantes de Jerez.

Santa Marta representa una de las obras más importantes de Antonio Eslava Rubio en la ciudad. Su paso de misterio con el traslado al sepulcro del Señor, lleva la firma de este imaginero carmonense. Un artista que también dejó huella en el paso de la Lanzada con la imagen de San Juan.

Hay que destacar de la jornada del Miércoles Santo el misterio de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento. Sus dos sayones y San Pedro también forman parte de la idiosincrasia de la cofradía de Santiago. Los famosos ‘Chupaceites’ y ‘Candilejas’ vienen de la escuela valenciana y pertenecen a la autoría de Vicente Tena. Este mismo taller también trajo a Jerez dos imágenes secundarias que posiblemente sean de las de más importancia de toda la Semana Mayor. El misterio del Ecce-Homo con Pilatos y un sayón son dos joyas que procesionan junto al Señor en la jornada del Jueves Santo. Todos estos trabajos fueron entregados en la última década del siglo XIX.

El Jueves Santo destaca también por el misterio de la Lanzada. Rafael Barbero Medina es el autor del romano y el caballo que devolvieron al paso tras procesionar algunos años los de Ramos Corona. Hay que destacar a María Magdalena, de Paco Pinto, que también forma parte de este gran misterio.

Los dos ladrones de la Veracruz son imágenes de Francisco García Madrid. Y el ángel confortador del misterio de la Oración en el Huerto de Juan Luis Vasallo. El que aparece en el paso de palio es anónimo del siglo XVII.

Para culminar el Jueves Santo, destacar a Luis González Rey como autor de las imágenes secundarias de la Redención.

En la Madrugada tenemos a un sayón que también marca esta jornada. ‘Marquillo’ es pieza fundamental en el misterio de Jesús Nazareno. Por su parte, el gran paso de misterio de la Sentencia llevó durante décadas las imágenes secundarias del de la Macarena de Sevilla. Actualmente, José Antonio Navarro Arteaga llevó a cabo todo este conjunto escultórico.

Llegando a la jornada del Viernes Santo, hay que destacar a la hermandad de la Exaltación. Los antiguos sayones de Francisco Pinto Berraquero se dan la mano con las nuevas imágenes de Fernando Aguado. Un misterio completísimo que forma parte del conjunto de los grandes de Jerez.

Por último, el delicado duelo de la Virgen de la Piedad modelado por Ignacio López es de lo mejor que procesiona en la Semana Santa jerezana. Un Ignacio López que también talló el San Juan que lleva en su paso Nuestra Señora del Desconsuelo.

Curiosamente, y repasando toda esta nómina, nos encontramos con Antonio Castillo Lastrucci. Este artista fue un gran innovador en la composición de conjuntos escutóricos en muchas poblaciones y destacando en Sevilla. Sin embargo, en Jerez, tiene imágenes pero sin llegar a culminar un misterio completo como ocurre en Sevilla con la hermandad de la ‘Bofetá’ o la Presentación al Pueblo del barrio de la Calzada.

Etiquetas

, ,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios