inmaculada gilabert | Candidata al decanato del colegio de abogados

“Lo deseable es que la junta represente todas las sensibilidades de los colegiados”

  • La reconocida abogada penalista se presenta en solitario al puesto de decana con la intención de aunar las sensibilidades existentes y evitar una junta de gobierno ‘monocolor’

Inmaculada Gilabert, en su despacho profesional. Inmaculada Gilabert, en su despacho profesional.

Inmaculada Gilabert, en su despacho profesional.

Inmaculada Gilabert es una reconocida abogada penalista, en ejercicio en el Colegio de Jerez desde el año 1987 (33 años). Fue profesora asociada de Derecho Constitucional de la Facultad de derecho de la UCA (Universidad de Cádiz) durante 15 años y profesora de la antigua escuela de prácticas jurídicas del Colegio de Abogados de Jerez.

- ¿Cuáles son las razones que motivan la presentación de su candidatura?

- El decano/a es el defensor de todos los letrados, de todos  como colectivo y de cada uno en particular en el libre ejercicio de su profesión, esa es su función. Lo más importante y preferente sobre cualquier otro objetivo es la defensa de los colegiados y del Colegio. Para poder defender a los colegiados es necesario tener información sobre los incidentes que se presenten en su trabajo diario y que entorpezcan, dificulten o impidan su labor profesional. Para ello, me comprometo a atender personalmente a todos los miembros del Colegio para que puedan comunicar sus peticiones, reclamaciones o quejas por incidentes producidos en el ejercicio de su profesión y en defensa de los intereses de sus clientes. La información recibida por este medio permitiría identificar si los problemas denunciados afectan a más de un colegiado y si se producen con cierto grado de reiteración. De este modo, se acabaría dando una respuesta personalizada, agrupando las quejas y trabajando específicamente sobre la raíz de cada problema, en cada sitio o con cada institución de donde provenga o se origine.  A ese objetivo me comprometo.

No puedo prometer cosas que no están en manos del decano o decana ni del Colegio. Por ejemplo, conseguir una mayor remuneración por la prestación de los servicios del turno de oficio es impensable sin contar con el resto de los Colegios de Abogados de Andalucía.

"Propongo un debate para que los colegiados pueden informarse de los objetivos de cada candidato”

- ¿Por qué razón se presenta en solitario a las elecciones al Decanato?

- En realidad las listas son abiertas, los candidatos pueden presentarse dentro de una lista conjunta para cubrir todos los cargos o pueden presentarse individualmente para decano o para diputado. Cada colegiado puede optar por votar a una lista conjunta en su totalidad, a alguno de sus miembros por separado, a miembros de distintas listas, dejar algún cargo en blanco o votar a personas que se presenten individualmente.

Hasta hace dos años se elegían los cargos en diferentes períodos y estaba pensado, expresamente, para que la junta se fuera renovando por partes y estuvieran representadas diversas sensibilidades y puntos de vista.

El Colegio es de todos los colegiados, lo deseable es que la junta de gobierno represente esa variedad, personalmente no creo que sea lo mejor que todos los miembros de la junta de gobierno tengan la misma perspectiva, pues eso puede implicar que algunos o muchos colegiados se sientan excluidos.

- ¿Cuáles son las principales carencias que afectan a la Abogacía en la actualidad?

- Yo no diría exactamente carencias, sino dificultades para ejercer con libertad la profesión. Hay un escollo importante que afecta a todos. Los abogados se sienten muchas veces menospreciados o perciben que se ataca el fundamental derecho a la defensa de su cliente. Mi esfuerzo, si salgo elegida decana, irá encaminado a dar cobertura institucional a cada abogado o abogada para que el ejercicio de su profesión sea realmente libre. Para que no se sienta menospreciado, para que se le respete como lo que es y no intuya que se le relega a una posición que no le corresponde dentro de un sistema que, necesariamente, debe de guardar equidad entre todos y cada uno de los operadores jurídicos.

Hay reivindicaciones que no se pueden ganar actuando en solitario pero el sitio, la dignidad y la igualdad con el resto de los operadores jurídicos es un objetivo por el que voy a luchar como lo vengo haciendo hasta hoy de manera individual.

"Hay reivindicaciones que no se pueden ganar en solitario pero lucharé por la igualdad con el resto de operadores”

- ¿Cuatro candidaturas al Decanato significan que el Colegio tiene mucha vida?

- Tenemos un Colegio pequeño (unos 600 miembros), con un personal excelente que hace posible su funcionamiento diario de la mejor manera y que merece mi agradecimiento. Es significativo que se presenten varias opciones, eso significa que los colegiados pueden percibir el Colegio como la institución que defiende sus derechos como abogados, y no lo contemplen como una agrupación antigua creada para otros fines más cercanos a la mera representación institucional. En ese sentido todos los candidatos proponen en su programa objetivos de defensa de derechos de los abogados, yo propongo un debate entre los candidatos a decano/a, con la asistencia de los colegiados que lo deseen, para que pueden preguntar e informarse directamente sobre los objetivos de cada uno.

- ¿Cómo está afectando la pandemia a la Abogacía?

- La pandemia afecta a toda la sociedad. Durante la fase dura de confinamiento, la Justicia dejó prácticamente de funcionar, solo se atendía lo urgentísimo. La Justicia no se consideró una actividad esencial, fue un baño de humildad y de realidad. Los abogados nos quedamos encerrados, sin trabajo, sin clientes, sin juicios…en definitiva, sin ingresos, los demás operadores jurídicos, jueces, fiscales, funcionarios… estaban tan encerrados como nosotros pero seguían teniendo sus ingresos. El Colegio de Abogados tiene que responder ante estas situaciones en defensa de los propios colegiados, ya no estamos en los tiempos de derroches en reuniones de decanos ni en gastos de representación, que perfectamente se pueden realizar telemáticamente, el Colegio tiene que atender las necesidades extraordinarias de los abogados porque esa es su razón de ser en la actualidad.

Por otro lado, ha habido también abogados que se han visto desbordados, sobre todo en el ámbito laboral, por los ERTE.  También para eso está el Colegio, que podría ofrecer una bolsa de trabajo en la que los propios abogados pudieran ofrecer sus servicios a través del Colegio a otros compañeros que lo necesitaran, bien porque tienen otra especialidad, bien porque coyunturalmente necesitan un apoyo en su despacho.

Otra medida necesaria, en estos tiempos de crisis sanitaria, es posibilitar la celebración de juicios online en la sala de vistas del Colegio a aquellos compañeros que lo requieran.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios