Jerez

De jardín vertical a pared de jaramagos

  • La estructura vegetal junto al Centro de Negocios de San Agustín está abandonada

Estado del jardín vertical y del acerado, ayer, junto a San Agustín. Estado del jardín vertical y del acerado, ayer, junto a San Agustín.

Estado del jardín vertical y del acerado, ayer, junto a San Agustín. / pascual

Comentarios 3

Seco, con apenas dos jaramagos. Una estructura oscura que nada tiene que ver con el verde de un jardín. El esqueleto de un proyecto que echó a andar hace tres años y que ha muerto con el tiempo. La primaveral imagen que debería reflejarse en esta pared está bien lejos de la efeméride que se celebra hoy, el Día Europeo de los Parques o del Día Mundial del Medio Ambiente que se festeja el próximo 5 de junio. El jardín vertical que adornó San Agustín en 2015 hoy es una maceta vacía.

Este espacio, tras el Alcázar, se creó dentro de la actuación de reurbanización de la calle Puerto por parte de Zona Franca, cuando se rehabilitó el convento de San Agustín como Centro de Negocios. Fue uno de los atractivos de la nueva zona recuperada, que atrajo las miradas de los vecinos y curiosos por tener en la ciudad uno de los modernos muros vegetales que surgieron como un nuevo concepto que reverdece paredes maximizando el espacio.

Pero poco ha durado el sueño y la imagen que ofrece hoy día esta estructura, que enlaza la vegetación y la arquitectura de una forma natural, se ha quedado en el olvido. Al igual que el acerado que ya tiene tramos levantados. ¿De quién es competencia su cuidado? Desde Zona Franca declararon ayer que si bien se construyó como parte de su proyecto en San Agustín, el jardín vertical pasó a depender del Ayuntamiento para su gestión. Pero desde el Consistorio (Urbanismo) no respondieron ayer a la consulta del estado de este espacio y su mantenimiento.

Cabe remarcar que muy cerca de este espacio se encuentra el centenario merendero de fundición de la Alameda Vieja, cuya colocación costó unos 100.000 euros y fue financiada gracias al 'Plan E' en 2009. En menos de un año este merendero apenas conservaba algunos cristales y hoy es un ejemplo de vandalismo y falta de mantenimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios