CUARENTA AÑOS DE AYUNTAMIENTOS DEMOCRÁTICOS

Regreso al futuro

Mamen Sánchez pasa junto a Pacheco y Juan García, entre otros concejales de ayer y de hoy. Mamen Sánchez pasa junto a Pacheco y Juan García, entre otros concejales de ayer y de hoy.

Mamen Sánchez pasa junto a Pacheco y Juan García, entre otros concejales de ayer y de hoy. / MANUEL ARANDA

Fue, por encima de todo, un día de reencuentros. De alcaldes. De concejales. De alcaldes con concejales. De concejales con concejales. Concejales con trabajadores municipales. Con periodistas... La celebración de los 40 años de ayuntamientos democráticos en Jerez sirvió para recordar pero también para mirar al futuro y poner en valor lo que une a nuestros representantes políticos aunque fuese apenas un par de horas.

Ayer, en el Cabildo Viejo, muchos jóvenes vieron por primera vez a muchos de aquellos concejales a los que conocían sólo por fotos en blanco y negro y se hicieron 'selfies' con ellos. La alcaldesa Mamen Sánchez ejercía de anfitriona en un acto sencillo donde lo que importaba eran las personas y la huella que dejan. No faltó a la cita el primer alcalde, Pedro Pacheco, sólo un día después de cumplir 70 años y empezar a ver más claro su futuro tras cumplir con la Justicia. Pacheco no escatimó abrazos ni saludos. Regresó a 'su casa', recuperó la sonrisa que perdió los últimos años y disfrutó de su primer acto público en mucho tiempo. Fue, sin duda, el centro de la mayoría de las miradas y uno de los protagonistas, si no el que más, de esta celebración.

Uno de los concejales de la primera corporación municipal que más atención recibió fue Rufino Arrimadas, padre de Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, que en abril de 1979 aún no había nacido.

Esta especie de túnel del tiempo del que pudimos ser testigos el miércoles 3 de abril deparó muchas imágenes para el recuerdo. El socialista Juan García se reencontraba con el popular Juan Pedro Cosano y revivían los momentos más crudos de su oposición al rodillo pachequista.

Sebastián González, veterano luchador de izquierdas que fue sindicalista y luego concejal con Izquierda Unida, recibió numerosas muestras de afecto recogiendo así, años después, el respeto y cariño que durante tantos años se ganó. Sebastián era llevado en su silla de ruedas por un inseparable Manolo Montero y, orgulloso, veía sentada en la bancada de concejales a su hija Kika González, de Ganemos

De aquella etapa (años 90) pudimos ver en animada charla con Antonio Real al popular Álvaro Molina Fernández-Miranda. También a Aurelio Romero,  inseparable de Bernardo Villar durante una época, al igual que éste luego con el hoy comisario europeo, Miguel Arias Cañete, ausente ayer.

Miguel Cabeza, un socialista que dejó huella por su moderación y respeto, recordaba esos tiempos en los que su partido no sabía aún lo que era gobernar en Jerez. Julián Gutiérrez, primero en el PCE y luego en el PSOE como hizo Blanca Alcántara (no estuvo ayer) también demostró, como Cabeza, que tiene amigos en todos los partidos, algo de lo que puede presumir también Juan Manuel García Bermúdez, quien recordaba  "aquellos puñeteros años" en los que le tocó lidiar en Economía.

Vimos a muchos concejales andalucistas de aquella época 'dorada' de Pacheco: Rosa Bautista, Marina de Troya, Toñi Asencio, Alfonso García, Luis Silva, Manuel Ángel González Fustegueras... o algunos que llegaron después, como Antonio Valera, Raúl Ramírez o Rocío Montero. Echamos de menos a algunos 'históricos' como José Rodríguez Carrión o Antonio Reyes

Porque también fue un día de ausencias, se entiende que la mayoría justificadas. Tal vez la más destacada (y comentada) la de la única alcaldesa que faltó al acto, Pilar Sánchez, al parecer por un "viaje concertado". No hubo foto de los cuatro alcaldes elegidos democráticamente. Y se pudo visualizar claramente que no hay sintonía ni contacto -ni siquiera en una ocasión así- entre Pacheco y María José García-Pelayo, alcaldesa de Jerez en dos ocasiones. Heridas que no cierran con el paso del tiempo.

Fue imposible reunirlos a todos y es imposible citar a todos los que estuvieron sin caer en involuntarias omisiones. Imposible también olvidar a muchos que nos dejaron, nombres que están en las mentes de muchos. Porque ellos construyeron, con sus luces y sus sombras, lo que hoy es el Ayuntamiento de Jerez. Para quienes ejercimos entonces y seguimos ejerciendo hoy la información municipal, lo de ayer fue como ir a un parque temático. Una oportunidad para recordar y reconocer. Pero, sobre todo, para pensar en el futuro que está en manos de personas como ellas en todos los ayuntamientos de España.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios