Jerez

María Antonia de Jesús Tirado, más cerca de los altares

  • El expediente diocesano se cierra tras siete años de trabajo para ser enviado a Roma

Proceso de beatificación de María Antonia de Jesús Tirado Proceso de beatificación de María Antonia de Jesús Tirado

Proceso de beatificación de María Antonia de Jesús Tirado / Manuel Aranda (Jerez de la Frontera)

Concluido ha quedado el proceso que ha durado siete años para redactar el expediente diocesano para ser enviado a la Santa Sede con el fin de poder reconocer a la Sierva de Dios, María Antonia de Jesús Tirado, como beata.

La causa, tras ser clausurada de manera formal, proseguirá en la congregación para las Causas de los Santos, donde se seguirá estudiando y evaluando la vida y obra de esta destacada jerezana que cada vez se encuentra más cerca de los altares.

El acto tuvo lugar en el salón San Juan Pablo II del obispado de la Diócesis de Asidonia-Jerez y contó con la presencia del obispo, José Mazuelos Pérez, Federico Mantara, como juez delegado, el padre Vito Gómez como postulador de la causa de este proceso diocesano y el padre Vicente Cudeiro como vicepostulador, junto al prior del convento dominico el padre Juan Carlos González del Cerro que oficiará de portador del informe que se envíe a Roma, así como Jesús Vidal y José Manuel Lechuga que oficiaron como vicenotarios y notario respectivamente. También formó parte de la mesa sor Natalia Abata Minda, superiora general de la orden de las dominicas del Santísimo Sacramento, casa de religiosas fundada por María Antonia de Jesús Tirado.

Por tanto se procedió al lacrado de las cajas donde se contienen los distintos documentos relativos a esta causa. El notario dio por cerrado el proceso y se nombró al padre Juan Carlos González del Cerro como portador del informe que será llevado hasta el Vaticano.

Serán dos copias del expediente los que tendrán como destino la congregación para las Causas de los Santos. Así se dará paso a la segunda parte del proceso para la declaración de la jerezana como Venerable. Una causa que tendrá que contar con un resumen de todo este amplio expediente, la redacción de una biografía de María Antonia donde se den a conocer las virtudes y gracias del Señor, así como la aprobación de un tribunal de historiadores y teólogos que lean los muchos escritos que esta mística jerezana dejó como legado literario de gran interés teológico. Con el visto bueno de la una comisión de cardenales tendrá que pasar a su Santidad el Papa Francisco para dar por válido todo el proceso.

El padre dominico Vito Gómez, afirmaba anoche que “una vez conseguido el título de Venerable, habrá que buscar algún milagro que haya tenido como intercesora a la madre María Antonia. Será el último requisito para la declaración por parte de la Iglesia como Beata a esta mujer que vivió a caballo entre los siglos XVIII y XIX, dejando un importante legado que en la ciudad tiene como testigo el colegio del Beaterio que lleva abierto más de doscientos años.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios