Jerez

El jerez no está solo en la guerra declarada por Trump al vino

  • Los vinos de calidad de la UE y EEUU refuerzan su alianza a través de 'Wine Origins' contra la amenaza de subida de aranceles del presidente norteamericano

Miembros del movimiento 'Wine Origins', entre ellos César Saldaña, del Consejo Regulador del jerez, en una reunión en Estados Unidos. Miembros del movimiento 'Wine Origins', entre ellos César Saldaña, del Consejo Regulador del jerez, en una reunión en Estados Unidos.

Miembros del movimiento 'Wine Origins', entre ellos César Saldaña, del Consejo Regulador del jerez, en una reunión en Estados Unidos.

Los vinos europeos, entre ellos el jerez, no están solos frente a la amenaza de subida arancelaria anunciada por Donald Trump para favorecer a los productores de Estados Unidos. El presidente norteamericano insistió el pasado lunes en su intención de aumentar los impuestos a la importación de vinos franceses, medida que salpicaría al resto de vinos de la UE donde el comercio exterior funciona como un todo.

Trump utilizó como altavoz una conocida cadena de televisión de su país, en la que se descolgó con una sorprendentes declaraciones de las que luego se hizo eco en las redes sociales acerca de las quejas que le trasladaron al respecto los productores de vino de California. Según su versión, los productores en cuestión le dijeron en una visita reciente: “Señor, estamos pagando mucho para colocar nuestro producto en Francia y usted está dejando a los vinos franceses, que son buenos vinos, pero los nuestros también lo son, entrar gratis, y eso no es justo”.

Lo que no contó el controvertido mandatario es que los productores a los que recibió representan a gigantes del sector de las bebidas, entre ellos algunos de los promotores de los falsos sherries, entre otros muchos vinos europeos cuyos nombres son usurpados en EEUU por su consideración de semigenéricos, lo que en la primera potencia económica del mundo se interpreta como un estilo de hacer el vino y no su origen.

Los principales productores europeos y estadounidenses piden a Washington y Bruselas dejar al vino fuera del conflicto comercial

Tampoco contó Trump, o lo omitió, que los principales productores de vinos de calidad de California y otros estados han remitido un escrito a la Casa Blanca para tratar de enfriar la tensión entre Washington y Bruselas y que el vino se quede fuera de la guerra comercial entre ambas partes.

Entre los firmantes figuran la Napa Valley Vintners Association y otras asociaciones de regiones como Oregon, el estado de Washington o Sonoma reconocidas como American Viticultural Área (AVA) –el equivalente a las Denominaciones de Origen europeas–, que integran junto a Jerez, Champagne, Oporto, Chianti, Borgoña, Chablis... Wine Origins, alianza creada en defensa del origen de los vinos y contra el mal uso de los nombres geográficos que los identifican.

Precisamente, los socios vinateros norteamericanos y europeos se pusieron de acuerdo antes de la nueva amenaza de Trump contra el vino francés, y el europeo por extensión, para enviar los escritos tanto al presidente norteamericano como a la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström para instar a las autoridades de Washington y Bruselas a dejar al vino al margen del conflicto comercial.

De hecho, y ante la preocupación que desatan tanto el pulso comercial con EEUU como el Brexit, los responsables del Consejo Regulador del jerez informaron en el último pleno del vino, celebrado el pasado 11 de junio, sobre la situación del conflicto y las gestiones realizadas a través de Origins Wine.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios