Jerez

El año que cambió al jerez

  • El mejor enólogo del mundo y el enólogo del mejor vino del mundo desean un feliz 2017 a los jerezanos tras un año fantástico para el sector

Antonio Flores, enólogo de González Byass designado el mejor del mundo en su profesión en 2016, y Manuel José Valcárcel, enólogo de Fundador y responsable de la elaboración del mejor vino del mundo en 2016, brindan por que se repita el año redondo para el jerez. Antonio Flores, enólogo de González Byass designado el mejor del mundo en su profesión en 2016, y Manuel José Valcárcel, enólogo de Fundador y responsable de la elaboración del mejor vino del mundo en 2016, brindan por que se repita el año redondo para el jerez.

Antonio Flores, enólogo de González Byass designado el mejor del mundo en su profesión en 2016, y Manuel José Valcárcel, enólogo de Fundador y responsable de la elaboración del mejor vino del mundo en 2016, brindan por que se repita el año redondo para el jerez. / miguel ángel gonzález

Comentarios 1

El Marco de Jerez difícilmente olvidará el 2016, un año "fantástico", refrendado por la relevancia de los premios cosechados en los más prestigiosos certámenes de vinos y por el resurgir del interés por uno de los considerado por los expertos mejores vinos del mundo. El logro es de todo el sector, pero dos de los grandes artífices de la metamorfosis del jerez, Antonio Flores (González Byass) y Manuel José Valcárcel (Fundador), reconocidos este año como el mejor enólogo de vinos generosos del mundo y el enólogo del mejor vino del mundo, han querido asomarse a las páginas de Diario de Jerez para felicitar el 2017 a los jerezanos y repasar lo más sobresaliente del año que cambió al jerez.

Fundador y González, dos de las grandes bodegas de Jerez, vuelven a estar en lo más alto, al frente de un sector con renovadas ilusiones y con un nuevo brío que se contagia. Sus enólogos tienen claro que el año que ahora acaba puede marcar un antes y después siempre que se hagan las cosas bien, pues no hay que confiarse y lo principal, ahora que soplan vientos favorables, es seguir creciendo sin descuidar la calidad para revalorizar al jerez.

Valcárcel y Flores personifican gran parte de los éxitos logrados por los vinos de la Denominación de Origen en 2016, ejercicio en el que ambos coinciden en señalar a la recuperación de la antigua Domecq, ahora Bodegas Fundador, como una de las claves del cambio de rumbo del sector, tripulado por las buenas relaciones de la casa del 'Tío Pepe' y la del 'Bristol Cream'.

La fraternidad preside también las relaciones entre los propietarios de ambas bodegas, los González y el magnate filipino Andrew Tan, que hace escasas semanas anunciaron la compra conjunta de la marca Domecq y su negocio en México a Pernod Ricard, el mejor regalo que podía recibir el Marco para poner colofón a su gran año.

Para Antonio Flores, "lo más importante ahora es que en Jerez nos creamos que la 'sherry revolution' es una realidad, pero hay que medir los pasos para no volver atrás" tras "un año increíble" para González Byass, considerada en 2016 la mejor bodega española y la quinta del mundo, reconocimiento al que se une el premio como mejor generoso del mundo obtenido por el 'Fino Tres Palmas' en Decanter,, así como los galardones al mejor generoso, al mejor fino y al mejor palo cortado concedidos en la International Wine Challenge (IWC) al 'Cuatro Palmas', 'Dos Palmas' y a la 'Añada 1887'. Estos premios, en su conjunto, han hecho posible la designación este año de Antonio Flores como el mejor enólogo de España y del mundo.

Fundador no se queda atrás, pues su 'Harveys Amontillado' obtuvo en la IWC el premio al mejor vino del mundo, el 'campeón de campeones' que por primera vez recaía en un vino español y en, concreto, en un jerez. La lista de reconocimientos no acaba ahí, pues el 'Harveys Palo Cortado' también entró entre los cinco finalistas al mejor vino del mundo y el 'PX VORS' de la gama Harveys fue el mejor de esta variedad de uva en el mismo certamen.

"Lo importante, al final, es que Jerez está ahí, en el top top", subraya Flores, afirmación que corrobora su homólogo en Fundador Manuel José Valcárcel, quien apunta que "tras muchos años de reestructuración del sector, quedan las grandes marcas y la calidad".

En apenas un año desde el cambio de patrón, en Fundador se respira ilusión por los cuatro costados y los reconocimientos recibidos son la prueba inequívoca de que las cosas han cambiado para bien en la antigua casa Domecq tras muchos años a la deriva. "El cambio de dueño ha sido fundamental. Antes estábamos en manos de una multinacional -Beam- para la que el jerez no era una prioridad, pero ahora estamos en el vagón más importante del tren, con independencia de los premios, que caerán por su propio peso"

En la vecina González Byass, los planes pasan por mantener el liderazgo y la apuesta por Jerez. "El jerez lidera esta gran familia de vinos en expansión -la firma jerezana ha cerrado recientemente la compra de una bodega en Rías Baixas y otra en Chile, que se incorporan a sus vinos de Jerez, Rioja, Penedés, Somontano y Rueda-, es el gran motor de las bodegas y González sigue apostando por el jerez pese a no ser un vino súper rentable porque es el alma".

Las bodegas jerezanas contagian sus buenas vibraciones a los consumidores, en los que Flores cree que "ha cambiado la percepción y están descubriendo un gran vino, que también cuenta con el apoyo de los grandes chefs españoles, los que marcan la pauta en el mundo y para los que es un vino diferente que aporta sensaciones". Y "los jerezanos también toman conciencia de que el jerez es uno de los grandes vinos del mundo", por lo que "hay que dejar la humildad a un lado y dar el salto en el precio, ganar valor, pues no se puede vender a menos de 9 euros un vino de cinco años".

El mejor enólogo y el enólogo del mejor vino también coinciden en que no cambiarían nada del año que ahora acaba y que Antonio Flores "repetiría" con los ojos cerrados. "Ha sido el año casi perfecto, y digo casi porque siempre hay margen de mejora", señala, a lo que Manuel José Valcárcel añade; "Yo diría que ha sido un año redondo en el que Fundador, tras casi veinte años oculto, vuelve a estar en punta de lanza, participando en la ciudad, abriendo las puertas de las bodegas..."

Para mantenerse en el buen camino, Flores aboga por mantener los esfuerzos en tres líneas de actuación que considera básicas, a saber: la formación en el jerez, "una tarea lenta pero que afianza al consumidor"; el desarrollo del enoturismo, apuesta que en González se plasmará en 2018 con la apertura del primer Sherry Hotel dentro de las bodegas 'Tío Pepe'; y por seguir marcando tendencia de la mano de la gastronomía, porque "el jerez ya se sienta en la mesa".

Valcárcel tiene grandes esperanzas depositadas en el nuevo distribuidor de la bodega en España y en las sinergias de su vinculación al Grupo Emperador para las exportaciones. La gama de vinos Harveys es la nueva fuerza del a casa tras la pérdida con anteriores propietarios de las históricas marcas de Domecq -la gama del fino La Ina y la de los VOS y VORS del 51 1ª, Capuchino...-. El enólogo de Fundador recurre nuevamente a la "ilusión" para explicar el sentir de los trabajadores de la bodega ante los muchos proyectos en torno al vino y al brandy de Jerez que tienen por delante.

Ilusión y optimismo. Es el mensaje que Flores y Valcárcel, o lo que es lo mismo, González Byass y Fundador, lanzan a los jerezanos de cara al nuevo año, en el que hay que evitar la "autocomplacencia", dice el enólogo del 'Tío Pepe', y añade: "Aquí estamos dos bodegas que nos hemos llevado, nos llevamos y nos seguiremos llevando bien; y tenemos que olvidarnos del narcisismo, porque el triunfo de uno e el triunfo de todos. No hay que mirarse tanto al ombligo, algo que empequeñece al jerez y, por supuesto, hay que mirar por la calidad, no por el dinero fácil".

"Lo difícil no es llegar, sino mantenerse, hacer cada día mejor las cosas; lo que tuviste es pasado, pero el futuro hay que hacerlo", apostilla el enólogo del 'Bristol Cream'.

Feliz 2017.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios