Jerez

Cinco jerezanos, cinco historias

  • Antonio Mariscal 'pasea por Jerez con sus personajes' · Una ojeada atrás a los tiempos de nuestros abuelos

Comentarios 1

Su trabajo nada tuvo que ver con la Historia, de la que es un gran enamorado. Miembro numerario del Centro de Estudios Históricos Jerezanos, Antonio Mariscal Trujillo (Jerez, 1944) fue creador y fundador de la tertulia Noches Xerezanas y ha escrito varias obras, entre ellas la de "Jerezanos para la Historia", una semblanza de 158 personas que formaron parte de la historia de local e, incluso, de la historia europea. Actualmente, trabaja en otro libro que incluirá hasta doscientos personajes jerezanos de los tres últimos siglos, algunos de ellos aún en vida. En días pasados, pronunció en la Fundación Teresa Rivero la conferencia "Un paseo por Jerez con sus personajes". Este es un puñado de esos jerezanos y sus curiosas historias entre esos 158.

-Hemos tenido hasta un virrey en Perú.

- Fue José de la Serna e Hinojosa, el primer Conde de los Andes. Ingresó muy joven en la Academia de Artillería y destacó por su valentía en varias campañas. Durante la guerra con los franceses y como brigadier, fue uno de los heroicos defensores del sitio de Zaragoza. Y en 1815 fue enviado a Perú como general en jefe. De la Serna consiguió pacificar tras muchos sufrimientos aquellos territorios y gobernó como virrey durante cuatro años. Volvió en 1825 a Jerez, y fue recompensado con el título de Conde de los Andes. Es también curioso que el Estado le debiera todos los sueldos de sus diez años de servicio en América, unos doscientos mil pesos.

- Y también hemos tenido un heredero a un trono.

- Juan Pedro Aladro Kastriota llegó a embajador de España y heredero al trono de Albania. Su vida la entregó a la política y a la diplomacia. Su origen es interesante: al nacer fue inscrito en el registro civil con el nombre de Juan Pedro de Aladro Pérez y Luis Salas, pero al cumplir los 21 años, fue prohijado por el bodeguero Juan Pedro Domecq Lambeye. Lo cierto es que Juan Pedro Aladro fue fruto ilegítimo de las relaciones entre Domecq Lambeye y una gaditana de buena familia, Isabel Aladro Pérez. A la muerte de Domecq, Juan Pedro se convirtió en heredero de gran parte de su fortuna, la mitad de sus bodegas y el palacio de la Alameda Cristina.

- ¿Cómo se explica lo de Albania?

- En 1886, el pueblo albanés le nombró legítimo heredo al trono, ya que por parte de su madre era descendiente del héroe de la independencia de Albania, Jorge Kastriota Skandernberg. Aladro gastó una gran fortuna para liberar a los albaneses de los turcos y hacerse con el trono, pero falló en su intento.

- La figura de Ramón de Cala tiene también mucho de aventura.

- Lo defino como un político, poeta e idealista, un político revolucionario, puede que uno de esos políticos excepcionales que dio la España decimonónica. Y ya en 1854 era conocido como progresista exaltado siendo presidente de la Junta Revolucionaria de Jerez. Su vida política fue muy activa hasta la llegada de la Restauración, que le condenó al ostracismo. Defraudado, se marchó entonces a Badajoz, para trabajar como obrero en la construcción del ferrrocarril. Llevaba algún tiempo hasta que cayó enfermo y, creyendo que moriría, le confesó a un compañero quién era. Al conocerlo la dirección de las obras, le colmaron de atenciones y le ofrecieron trabajo. De Cala lo rechazó y, un buen día, 'desapareció' dejando una carta de despedida.

- Más cosas.

- En otra ocasión le avisaron de que había heredado 40.000 duros de un amigo fallecido. Supo que el testamento se había firmado doce años antes, por lo que explicó al notario que, en esos años, la relación con su amigo había sido muy buena aunque después surgieron problemas irreconciliables. De Cala rechazó la herencia. Consideraba que, de aceptar esa fortuna, habría cometido un robo.

- ¿Cómo era Manuel de Ysasi Lacoste?

- Un hombre dinámico, con tacto, lo que le permitió ir a Londres a cuidar los intereses vinateros de su familia a mediados del XIX, la compañía 'Ysasi y Cía.' Llegó a cónsul honorario de España en Londres, lo que le permitió dedicarse a su sueño: crear un organismo internacional que permitiera que una carta enviada por correo desde cualquier país, pudiera llegar a los cinco continentes sin trabas ni barreras, estableciendo así lo que sería la futura Unión Postal Internacional. Fue nombrado secretario de la International Postage Association y viajó por todo el mundo para difundir su invento.

- ¿Su muerte es de película?

- Recuerda al 'Titanic': En 1854, el buque en el que viajaba naufragó frente a las costas de Terranova. Ayudó a salvar a todos a quien pudo y se subió a uno de los botes salvavidas pero, al ver a una mujer ahogándose en el agua, abandonó la embarcación y se arrojó al mar para dar su vida por aquella desconocida.

- Háblenos de Antonio Vico.

- Antonio Vico y Pintos fue un grandísimo actor, nuestro particular López Vázquez, hijo de actores cómicos, nacido en la calle Algarve, un actor completísimo que interpretaba lo cómico y lo dramático con unas dotes excepcionales. Hay algo curioso en su trayectoria como actor: Tras hacer carrera en el teatro desde los catorce años y llegar hasta Madrid, interpretaba en el Teatro Español las obras de José de Echegaray, quien le consideró el mejor actor de sus obras. En cierta ocasión, el Nobel dijo a la esposa de Antonio: 'Es mucha suerte la nuestra; la de usted tenerle por marido y la mía, tenerle por intérprete de lo que escribo'.

- ¿Quién fue Antonio Quintero?

- Un jerezano de nombre muy importante, ya que formó parte de ese trío 'Quintero, León y Quiroga' que surge a partir de que el marido de Concha Piquer, el torero Antonio Márquez, le pidiera a a Antonio que escribiera un espectáculo parecido a 'La copla andaluza' en el que la parte musical debería ser interpretada por una gran orquesta. Quintero nació en 1894 y era hijo de un cocinero gallego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios