Jerez

El juez obliga a Mamen Sánchez a reconocer a Saldaña como portavoz del PP

  • Se trata de medidas cautelares a la espera de que se conozca la sentencia

Saldaña, durante el pleno del pasado mes de julio. Saldaña, durante el pleno del pasado mes de julio.

Saldaña, durante el pleno del pasado mes de julio. / Miguel Ángel González

El juez del Contencioso-Administrativo nº 1 de Jerez, que lleva el caso sobre la portavocía del PP en el Ayuntamiento, ha decretado medidas cautelares que obligarán a Mamen Sánchez a reconocer a Antonio Saldaña como portavoz en el pleno. En concreto, el magistrado Antonio Cortés Copete estima así la solicitud de las medidas cautelares solicitadas por el PP, a la espera de que se produzca la sentencia.   

En concreto, en el auto judicial se recuerda que en un primer momento se dio de alta en la Seguridad Social a Saldaña como portavoz del grupo municipal del PP pero después se “corrigió” por parte del gobierno local y es tal “corrección” la actuación administrativa impugnada.

Por ello, “resulta obligado conceder la medida cautelar solicitada, por cuanto que, si finalmente la demanda fuera estimada, se habría causado al señor Saldaña, y lo que es peor, al grupo municipal en el que se haya encuadrado, un perjuicio difícilmente reparable”.

Sin embargo, si la demanda fuera desestimada, “bien por estimarse legítima y ajustada a Derecho la actuación administrativa impugnada, o por otro motivo, esta sería ejecutada, sin que se alcance a imaginar qué perjuicio podría haberse causado a la causa pública el mantenimiento de la situación que, recordemos, creó, en un primer momento, la Administración municipal”.

De este modo, el juez considera “a la hora de ponderar los intereses en conflicto” que es “prevalente el mantenimiento de la situación ex ante a la actuación administrativa objeto de autos".

Antecedentes

Hay que recordar que el PP de Jerez comunicó el pasado mes de junio que Antonio Saldaña sería el nuevo portavoz del partido en el Ayuntamiento, en sustitución de Antonio Montero. Tras perder la portavocía en la Diputación de Cádiz, como consecuencia de su accidente conduciendo ebrio, Saldaña pretendía recuperar el puesto que ya entonces ejercía de manera natural.

Sin embargo, el gobierno local escudándose en informes y normativas negó a Saldaña la posibilidad de ocupar dicho puesto escudándose en que carecía del apoyo de todos los concejales de su formación, ya que Montero no firmó el documento. Sin embargo, el resto de ediles del PP sí respaldaron su designación, ya que cada partido tiene potestad para elegir a su portavoz.

Esto ha supuesto que en los últimos cinco meses Antonio Saldaña ha continuado ejerciendo de portavoz de su partido en el Consistorio, pero ha sido el único portavoz de la oposición que no ha cobrado hasta ahora ni un euro de las arcas municipales.

Tras conocerse las medidas cautelares, el gobierno municipal ha guardado silencio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios