Libros

Cómo superar un ictus a través de la escritura de la historia bodeguera familiar

  • Joaquín Gómez Canga-Argüelles presenta 'Cinco generaciones de bodegueros en Los Palacios y Jerez'

  • El autor comparte su experiencia tras reaprender a hablar y escribir: “Se puede hacer una vida normal después de un daño cerebral”

Imagen del acto de la presentación del libro este miércoles en el Consejo Regulador.

Imagen del acto de la presentación del libro este miércoles en el Consejo Regulador.

Joaquín Gómez Canga-Argüelles sufrió un ictus hace poco más de una década, a los 60 años de edad, sin que ello le haya impedido rehacer su vida. “Se puede salir igual que lo he hecho yo, con esfuerzo, y se puede hacer una vida normal”, ha explicado el farmecéutico y presidente honorífico de la bodega El Majuejo y del Laboratorio Gómez Besser durante la presentación este miércoles en el Consejo Regulador del libro 'Cinco generaciones de bodegueros de Los Palacios y Jerez”.

Más que del libro, que relata la historia de su familia, desde los orígenes del negocio bodeguero fundado por su bisabuelo en Los Palacios (Sevilla) para surtir a las bodegas jerezanas de productos complementarios como el vino de color empleado en la elaboración del vino de Jerez, el autor ha compartido su experiencia personal de superación de la enfermedad, tras la que tuvo que empezar de cero y volver a aprender a hablar y escribir.

“No soy escritor ni historiador, ni es un libro técnico, pero cuando uno empieza a escribir otra vez con 61 años, con poner las letras en su sitio es bastante, y en ese proceso de aprendizaje, para mí era más fácil hablar de la familia porque no tenía que pensar”.

“Empecé escribiendo cartas a mi nieta, recordando mi vida, la familia... hasta que un día mi hijo Joaquín me animó a escribir la historia de la bodega familiar”, que se trasladó de Los Palacios a Jerez para, además de los vinos de color, comenzar allá por 1996 a elaborar Vinagre de Jerez, segmento en el que se inició junto a su hermano Felipe porque había menos competencia que en el vino.

La quinta generación de esta familia bodeguera, la que integran sus hijos Joaquín, Eduardo y Mariano Gómez Besser, se han hecho cargo de la bodega y el laboratorio, en los que Joaquín padre figura como presidente honorífico “con derecho a voz y veto”, bromea el autor, uno de los impulsores de la constitución hace 25 años de la Denominación de Origen Protegida Vinagre de Jerez al que también animaron a publicar el que es su sexto libro desde que sufrió el infarto cerebral, si bien los anteriores “son libros pequeños, para la familia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios