Contenido patrocinado

La localización de la felicidad en el cerebro

Caligrama de un cerebro. Caligrama de un cerebro.

Caligrama de un cerebro.

Es algo complicado de asimilar el hecho de saber que nuestra felicidad está localizada en una cierta zona del cerebro y que cambiar de humor de un momento a otro está regulado precisamente por ella. También es muy curioso saber cómo ciertos eventos pueden hacernos felices, como apostar utilizando un código promocional Codere.

Existen toda una gran cantidad de expertos que se especializan en el estudio del cerebro y que, desde siempre, han intentado separar todas las zonas de nuestro cerebro, más bien distribuirlas, con el objetivo de poder saber qué emoción corresponde a que zona en especial.

Ahora, gracias a las nuevas tecnologías, la Universidad de Kioto ha descubierto algo sorprendente: es posible que una prueba de neuroimagen pudiera llegar a identificar la felicidad en nuestro cerebro. Si tienes curiosidad sobre esto, te recomendamos que sigas leyendo para descubrir todos los datos del estudio.

El experimento sobre la localización de la felicidad en el cerebro

Un grupo de científicos encabezados por Wataru Sato en la Universidad de Kioto aseguran que la fórmula de la felicidad se encuentra situada en el núcleo precuneus; una zona del cerebro que se encuentra en el lóbulo parietal medial. Esta zona estaría relacionada con actividades que nos gusten, como con el uso de un código promocional Jokerbet, o cualquier otra actividad.

De hecho, han llegado a la conclusión, a partir de mucho tiempo de estudio, que la felicidad se puede tomar más intensa en diferentes individuos, así como en distintas ocasiones. Siguiendo el ejemplo de las apuestas deportivas, imagina que te gusta apostar, pero siempre de forma controlada. Buscarás un buen código 1xbet Brasil o de cualquier otra ubicación, y esto hará que te lo pases en grande, tanto antes de apostar, como mientras lo estás haciendo.

Para poder llevar a cabo el experimento, lo que se hizo es utilizar un escáner cerebral con la técnica de la resonancia magnética. Entonces se escogió a un grupo de participantes en dónde se les preguntaba por su felicidad y si sabían definir la intensidad con la que experimentan sus emociones. Aquellas que, una vez que evaluaron el cerebro, consiguieron la evaluación más alta, determinó que la cantidad de materia gris en la zona del precuneus era más alta en ellos. Según las conclusiones, a mayor cantidad de materia gris, más es la intensidad con la que el individuo va a experimentar las diferentes sensaciones. Aunque si bien es cierto que no se han conseguido extraer conclusiones completamente concluyentes, que se puedan aplicar en el 100% de los casos, parece que se aplica a la gran mayoría de las situaciones.

Esto es mucho más importante de lo que parece porque, gracias a este tipo de estudios, se pueden llegar a desarrollar toda una gran cantidad de tratamientos y programas para que, de cara al futuro, se pueda aumentar la felicidad de las personas. Es posible que, con el paso del tiempo, cualquiera pueda tener felicidad al alcance de su mano.