Diócesis de Asidonia-Jerez

El obispo José Mazuelos podría tener su nuevo destino en Canarias

  • Francisco Cases Andreu, prelado de la ciudad grancanaria, entregó su renuncia al Vaticano el pasado mes de octubre

Monseñor José Mazuelos Pérez.

Monseñor José Mazuelos Pérez. / Miguel Ángel González (Jerez)

El obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez, José Mazuelos Pérez, podría tener ya un nuevo destino en la mano. Así se viene ya dando por hecho en distintos movimientos y grupos pastorales de la Diócesis de Jerez que insisten en adelantar que el nuncio apostólico de España, Bernardito Cleopas Auza, ha podido incluso poner en conocimiento de Mazuelos Pérez su nueva etapa como obispo. Un destino que le llevaría hasta el archipiélago canario para ocupar la sede episcopal de la Diócesis de Canarias. Esta decisión, respaldada por el Papa Francisco, debe guardarse con total discreción al estar bajo secreto pontificio.

El anuncio de su destino a Canarias podría producirse en cualquier momento ya que el actual obispo, Francisco Cases Andreu, presentó en el mes de octubre su petición de renuncia al cumplir los setenta y cinco años. Un retiro para el purpurado de la sede canaria que ha tenido que esperar si se tiene en cuenta que poco después aparecía la crisis sanitaria del COVID-19, teniendo que ser pospuesta hasta el final de esta fase de la pandemia.

José Mazuelos se encontraba el pasado martes muy tranquilo cuando algunas personas le preguntaban sobre su futuro destino tras el acto de la inauguración del rincón dedicado a don Rafael Bellido Caro en el museo de la Catedral de Jerez. “De momento no se sabe nada. Hay vacantes en otras diócesis y siempre estoy a lo que la Iglesia me encomiende. Pero también cabe la posibilidad de seguir aquí en Jerez”, manifestaba sorteando como podía la inquietud de los fieles.

Si se cumpliera con lo que hasta ahora se viene comentando, José Mazuelos Pérez podría ocupar la seo en Canarias una vez hecho público por parte de la nunciatura su nuevo destino. La Diócesis de Asidonia-Jerez podría quedar en manos de un administrador apostólico hasta el nombramiento de un nuevo obispo que podría provenir de otra diócesis o la ordenación de un sacerdote como prelado tras contrastar los distintos informes que se hicieran para el caso y la aprobación del Vaticano.

Reseñar por último que estos movimientos estaban en la hoja de ruta de monseñor Bernardito Auza al cumplirse en un importante número de diócesis de España la renuncia de sus ordinarios al cumplir los setenta y cinco años de edad. Unos movimientos que han tenido sus primeros pasos con el nombramiento de Jesús Fernández como nuevo obispo de Astorga el pasado 8 de junio mientras que Santiago Gómez Sierra era nombrado nuevo obispo de Huelva el 15 de junio.

Almería o Coria-Cáceres son también sedes que tendrán  nuevo obispo en próximas fechas. En el caso de la capital andaluza el obispo presentará su renuncia a partir del próximo mes de noviembre mientras que Cáceres tiene vacante la sede episcopal a la espera de un nuevo nombramiento tras el traslado de monseñor Francisco Cerro Chaves como primado de España al ocupar la Archidiócesis de Toledo el pasado mes de febrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios