Jerez

La medicina de los caballos

  • El Centro Ecuestre Jerez 2002 ofrece equinoterapia desde hace dos años a los niños con algún tipo de discapacidad intelectual

El caballo es un animal muy dócil capaz de transmitir confianza a los niños con diferentes discapacidades. La equinoterapia es desde hace dos años un elemento principal en la agenda de actividades del Centro Ecuestre Jerez 2002 ya que se asegura que la terapia con caballos mejora la calidad de vida de pequeños con síndrome de down, parálisis cerebral o autismo. Los ejercicios les ayudan a mejorar aspectos de su vida diaria como el equilibrio o sus movimientos.

A pesar de la situación de crisis económica, muchos de estos padres hacen un esfuerzo por mantenerlos en una rutina semanal de distracción y ejercicio frente a un animal que en principio genera desconfianza. Para José García, encargado de las instalaciones, "los niños están haciendo un deporte al aire libre en contacto con otros". "Es sano y les sirve personalmente para irte superando poco a poco; cuando los niños saltan y ven al compañero que salta medio metro, quieren llegar a lo que llega el compañero", añade. Por ejemplo, a los niños con autismo, las clases les sirven para ir corrigiendo la postura y socializarse de la mano de un monitor como Noelia Oliva. En contacto con la asociación autismo de Cádiz y Upace, ella se encarga de seguir el tratamiento debido de los niños y estudiar sus avances.

Los pequeños acuden al centro realizando diferentes actividades a lomos de caballos de entre ocho y 22 años. José García explica el avance de los pequeños conforme se desarrolla el curso: "Es muy satisfactorio ver cómo los niños con deficiencia empiezan sin equilibrio y acompañados siempre, y ahora algunos ya van solos". Por ello, apunta que, aunque el mundo ecuestre se vea como elitista, muchos padres han encontrado en estos animales la medicina para que mejore la calidad de vida de sus hijos. "El que fume se gasta más en tabaco que en montar a caballo. Siempre ha habido un mito que el caballo es de gente rica. Cualquier persona puede pagarse clases o tener un caballo", señala. No obstante, se reclama que este tipo de actividades se puedan subvencionar por parte de las administraciones públicas ya que son actividades beneficiosas para estos pequeños.

El Centro Ecuestre Jerez 2002 se encarga principalmente de impartir clases de equitación de septiembre a julio, además de organizar campamentos y excursiones en el centro y la granja escuela que tienen a su cargo. Piscina, actividades en el huerto, animales para cuidar, 'jaimas' para dormir, catering y terapias con los caballos complementan su oferta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios