Jerez

Un megacontrato de 21,4 millones

  • La futura concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de residuos tendrá que contratar a 68 operarios más e invertir 13,4 millones en nueva maquinaria y contenedores

Comentarios 3

El 1 de abril del año próximo deberá comenzar a operar la nueva empresa que se encargue de la limpieza viaria y recogida de residuos de la ciudad -salvo que Urbaser, la actual concesionaria, se presente y gane el concurso-. A partir de ese día, se hará cargo del segundo contrato de mayor importe que gestiona el Ayuntamiento jerezano, solo superado por la gestión integral del agua que asciende a 80,5 millones de euros. De este modo, y conforme establece la normativa de contratación pública, ya van trascendiendo algunos detalles del pliego de condiciones que regulará la adjudicación del 'megacontrato' que, como principal novedad, conllevará la unificación de ambos servicios en un solo acuerdo -hasta ahora eran dos independientes aunque gestionados por la misma empresa-.

Así, en días pasados se aprobó en una junta de gobierno el 'techo' de gasto que tendrá este servicio estableciéndose que el coste máximo debe ser de 21,4 millones de euros para 2019, un importe que se incrementará en los años sucesivos aplicando un coeficiente donde se tienen en cuenta el aumento de costes (IPC, combustibles, suministros y demás). Actualmente, ambos servicios suponen un gasto para el Ayuntamiento de unos 20 millones de euros aproximadamente, tal y como se recoge en el estado de ejecución del presupuesto del pasado año. Las cuantías, con su correspondiente estructura de coste, aún no son definitivas pues tienen que ser ratificadas ahora por un organismo dependiente de la Junta de Andalucía (la Comisión Consultiva de Contratación Administrativa).

Se reforzará el servicio en los fines de semana, vacaciones y eventos navideños

En un informe del departamento económico-financiero del Ayuntamiento se recoge que el nuevo contrato supondrá un incremento en 2,33 millones de euros respecto a lo gastado en este servicio en 2016. Ahora bien, esto supone no cumplir con lo estipulado en el plan de ajuste que establece por reducir su coste en 1,17 millones. Al ser preguntado por este asunto, el delegado de Sostenibilidad, José Antonio Díaz, señaló que este es un documento "variable" y "amoldable" por lo que aludió a varios factores para esquivar este precepto. Para empezar incidió en el incremento que están teniendo los ingresos municipales y aludió a que el nuevo contrato conllevará la liberación de unos 1,5 millones de canon que actualmente se paga a Urbaser, además de las facturas por sus servicios, y también se espera reducir el gasto con las ofertas a la baja que hagan las firmas aspirantes.

El nuevo contrato está sustentado en "tres pilares", según Díaz: "Más personal, más maquinaria y más campañas de concienciación". No en vano, los estudios técnicos elaborados hasta ahora estiman que se requerirá la contratación de unos 68 trabajadores más para cubrir las ampliaciones del servicio previstas (concretamente a 50 peones y 18 conductores). Este refuerzo irá destinado especialmente a ampliar el servicio de fines de semana. Así, se quiere haya operarios de limpieza viaria durante las tardes, que actualmente no hay, ya que solo trabajan 12 empleados en horario de mañana, lo que permitirá sacar a la calle más maquinaria de limpieza y que el centro cuente con un retén fijo durante estas jornadas.

También se pretende que estas nuevas contrataciones cubran las vacaciones del personal para evitar que se resienta el servicio en este periodo, una vía que dejó de aplicarse con los recortes realizados en el servicio en 2012 ante la grave situación financiera que arrastraba el Ayuntamiento. Esta mayor dotación de personal permitirá también que se puedan ampliar los servicios extraordinarios de limpieza que ya se realizan durante Semana Santa y Feria del Caballo ampliándose a las fiestas navideñas (se fijará entre el 1 de diciembre el 6 de enero) para cubrir, fundamentalmente, el periodo de zambombas.

Por otro lado, el nuevo pliego de condiciones establecerá que el nuevo gestor tenga que hacer una inversión inicial de 13,4 millones de euros en maquinaria y contenedores. Entre lo exigido se encontrará, además de los lógicos camiones de recogida, barredoras y carros una fregadora de aceras y cubas para recoger residuos en los polígonos industriales.

Y, por último, se incluye la obligación de realizar campañas de concienciación ciudadana por un importe de 48.000 euros anuales. Según el delegado de Sostenibilidad, "de nada sirve tener más maquinaria y personal sino hay colaboración ciudadana".

Otra de las novedades del pliego será que, con el objeto de fiscalizar el servicio, se establecerán dotaciones mínimas de personal y maquinaria que requerirá cada servicio. A día de hoy, esta distribución de efectivos y recursos se hacía a criterio de la empresa pero a partir del próximo contrato estará obligada a cumplir con un mínimo, una de las "propuestas", según Díaz, fueron realizadas por el colectivo de trabajadores.

Finalmente, se incluirá una bolsa de horas para trabajos en caso de que se produzcan inclemencias meteorológicas (riadas, inundaciones...) que actualmente tenían que abonarse aparte. Si no se gastan al final de año, irán destinadas a reforzar a otros servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios