Mercado laboral

La hostelería deja de ser el principal motor de la economía jerezana

  • Agricultura y comercio desbancan un año después de la pandemia a la hostelería como la actividad que más empleo genera

  • El sector hostelero ha pasado en el último año de representar casi el 22% de la contratación total de Jerez a menos del 15%

Un camarero atiende a los clientes de un bar en la terraza de un bar del centro.

Un camarero atiende a los clientes de un bar en la terraza de un bar del centro. / Vanesa Lobo

La pandemia ha cambiado por completo el mapa del mercado laboral jerezano, donde la hostelería, principal motor de la creación de empleo desde tiempos remotos, pierde fuelle para ceder su trono a otras actividades económicas menos castigadas por el coronavirus.

El sector hostelero se desinfla a marchas forzadas a causa de las fuertes restricciones horarias y de movilidad que lleva aparejadas la crisis sanitaria, que lo desplazan hasta la tercera posición en la generación de empleo, con un 14% de los contratos registrados el último mes.

En marzo se registraron en Jerez 7.621 contratos tras un incremento mensual del 20,5%, que en términos interanuales se limita al 12,8%, si bien hay que tener en cuenta que el año pasado por las mismas fechas se decretó el estado de alarma y el confinamiento total de la población. Después del derrumbe de las altas laborales en inicio de la pandemia, es el peor dato de marzo en los últimos siete años.

En el inicio de la crisis sanitaria, la hostelería aún lideraba el ranking de actividades generadoras de empleo con un 21,7% de los contratos totales del municipio jerezano, siete puntos por encima del porcentaje actual, que se corresponde con las algo más de un millar de altas laborales (1.066) de este sector en el último mes.

Doce meses después del estallido de la pandemia, la agricultura gana medio punto en lo que a generación de empleo se refiere para asaltar el primer puesto de la hostelería con 1.240 contrataciones en marzo, el 16,2% del total del último mes.

Los servicios sanitarios cobran impulso frente al derrumbe de las actividades artísticas

El segundo puesto, ligeramente por encima de la hostelería, pasa a manos del comercio, que acapara el 14,5% de los contratos de marzo (1.106) tras un repunte interanual de más de tres puntos con el que escala dos posiciones, relegando al cuarto puesto a las actividades administrativas y servicios auxiliares, que no obstante ganan ocho décimas hasta alcanzar el 12,8% de los contratos.

La pandemia también impulsa la creación de empleo en las actividades sanitarias, que pasan del séptimo al quinto puesto con casi el 10% de la contratación de marzo y cerca de cuatro puntos más que un año atrás.

La construcción, por su parte, baja de la cuarta a la sexta posición pese a la ligera subida de tres décimas de su porcentaje de participación en los contratos (8,3%), seguida de la industria manufacturera, en séptimo lugar con el 6%.

Junto a la hostelería, la crisis pasa factura a las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, que apenas representan en el último mes un 1,4% de las contrataciones frente al 6,15% que ostentaban hace un año, con lo que retroceden desde la sexta posición hasta la duodécima.

La evolución de los contratos de marzo destaca igualmente por el fuerte repunte de las altas indefinidas, que alcanzan en el último mes las 579 tras un incremento del 72% respecto a febrero y del 85% respecto a marzo de 2020. Llama la atención que el año pasado por estas fechas se registraron 157 conversiones en contratos indefinidos frente a ninguno en la actualidad.

Las contrataciones temporales también evolucionan al alza, aunque con incremento muy inferiores a los indefinidos, ya que el repunte del último mes ronda el 14,5% y el interanual se queda en el 6,4%, con un volumen total de 6.857 altas laborales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios