Jerez

El 'mirlo blanco' de la banca española

  • Mediolanum argumenta que "se puede ser un banco con ética". La banca tradicional mira al modelo de esta entidad, con una ratio de solvencia del 42% frente al 9% que se exige al sector.

La ratio de solvencia de Banco Mediolanum es “exagerado” a juicio del Banco de España. Frente al 9% exigido en la actualidad, la entidad enarbola más de un 42% un tanto insultante para la banca tradicional española, que ante la pérdida de confianza de los ahorradores explora otros modelos, entre ellos, el de este ‘mirlo blanco’ del sistema bancario español.

 

Mediolanum no es un banco al uso. Su modelo está muy alejado de la banca tradicional. El principio básico del negocio de esta rara avis es la búsqueda de la satisfacción del cliente por encima de todo. Y su clientela la conforman familias y particulares en exclusiva, ya que no trabajan con empresas.

 

La buena salud de Mediolanum no es fruto de la casualidad ni de la suerte. Tampoco se trata de tener una “bola de cristal”, sino de medir bien los riesgos y evitar que éstos contagien a sus clientes, explica el director comercial en España de la entidad, Salvo la Porta, de paso ayer por Jerez para asistir en Sanlúcar a la reunión del centenar de asesores personales o Family Banker’s de la entidad en Andalucía.

Banco Mediolanum, filial del grupo financiero italiano del mismo nombre, se implantó en España en el año 2000 tras la adquisición de Fibanc. “Nacimos para ser útiles a los clientes y nuestro modelo no es el de la banca tradicional, que se caracteriza por tener más oficinas para ser más potentes y por hacerlo todo por internet. Nosotros nos centramos en ofrecer un servicio de calidad y más personalizado”, sostiene La Porta.

 

En la provincia cuentan con seis asesores y dos oficinas, una en Algeciras y la de Jerez, donde se establecieron hace nueve años. La oficina jerezana, como el resto de las que se distribuyen por el país salvo la central de Barcelona, es un despacho sin la apariencia de las clásicas sucursales con ventanilla, largas colas y cajeros automáticos –para ese tipo de operaciones tienen acuerdos con otras entidades bancarias sin costes adicionales o desmedidos para sus clientes–.

 

Mediolanum ha convertido en oportunidad la crisis, de la que ha salido reforzado al demostrar que “se puede ser un banco con ética”, señala el responsable nacional de la red de asesores. Mientras cierran sucursales de las grandes entidades, salpicadas por la quiebra de Lehman Brothers y el escándalo de las preferentes, la filial del grupo financiero italiano ha ampliado su red de asesores con la incorporación de profesionales, muchos de ellos afectados por los ERE de la banca tradicional, para dar respuesta a un incremento este año del 40% de la inversión, asegura La Porta, quien destaca que la entidad gestiona en la actualidad 3.356 millones de euros de algo más de 103.000 clientes.

El paso del tiempo ha demostrado que el modelo de Mediolanum es garantía de futuro. Y su buena reputación se asienta en decisiones como las adoptadas en plena crisis. A modo de ejemplo, el director comercial recuerda que al día siguiente de la quiebra de Lehman Brothers, el presidente de Mediolanum decidió garantizar a sus clientes el 100% del capital de productos subyacentes del grupo financiero estadounidense, cuando otros bancos tardaron meses en reaccionar para adoptar medidas que garantizaban el 60 o el 70% de las inversiones.

 

La Porta también cita el caso de las preferentes, en el que Mediolanum decidió proteger a sus clientes  bloqueando la negociación de estos fondos comercializados por otras entidades dos años y medio antes de que estallara el escándalo. “Estábamos convencidos de que el producto no era malo para inversores institucionales, no así para particulares. Perdimos a clientes que no lo entendieron, pero el tiempo nos ha dado la razón, y muchos han vuelto, aunque no todos, quizás por orgullo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios