Jerez

El moscatel, vino en estado 'dulce'

  • Acaba la vendimia de la tercera variedad de uva del Marco, un fruto que se paga esta campaña por encima de 60 céntimos el kilo, mucho más que la palomino

Al lado de las grandes cifras de la vendimia total de uva en el Marco de Jerez, unos 90 millones de kilos, casi todo de uva palomino, conviven otras cifras mucho más modestas, como las que aporta la tercera variedad de uva autorizada por la denominación de origen, la moscatel (la otra sería la Pedro Ximénez).

La uva moscatel se cultiva sobre todo en Chipiona y Chiclana, que son los municipios que tienen bodegas -y cooperativas, ahí están la Católico-Agrícola y la Unión de Viticultores Chiclaneros- que llevan en algunos casos muchos años comercializando este tipo de vino. Frente a los datos globales, los de uva moscatel son mínimos, ya que hay que hablar de una producción anual de unos 600.000 litros, y eso contando el 20% del alcohol añadido que se utiliza para el encabezado en su presentación final. De esos 600.000 litros, unos 450.000 corresponden a las tres bodegas de Chipiona (César Florido, Mellado y la cooperativa Católico-Agrícola) que se nutren tanto de viñedos propios como de uva comprada a los pequeños viticultores de la zona. En Chiclana el funcionamiento es similar, con pequeñas producciones tanto de las bodegas -en este caso más- como de la cooperativa.

Una de las grandes peculiaridades que tiene la uva moscatel de Chipiona (o de Alejandría) es que las bodegas que elaboran este tipo de vinos pagan mucho más por ella que por la variedad palomino. De hecho, esta campaña se ha pagado el kilo entre 60 y 65 céntimos de euro (el kilo de uva palomino no tiene precio y habrá que ver si alcanza la mitad) con el añadido de que se alcanzan rendimientos de 14.000 kilos por hectárea.

La uva moscatel se somete frecuentemente al soleo (se trata de una práctica muy vistosa, el 'pasil', con exposición de la uva durante varios días en lugares especialmente soleados, como en las lomas) aunque en esta campaña, el principal productor del Marco, César Florido, por ejemplo, ha decidido no realizar esta práctica.

Este año la producción de uva moscatel ha sido muy buena, con un grado que se sitúa sobre los 13.

Por último, hay que decir que las bodegas y viticultores de moscatel tienen una vieja reivindicación no atendida por las bodegas del Marco, como es su posible uso para el cabeceo de vinos medium y otros tipos de vinos abocados en lugar del Pedro Ximénez. "No tiene sentido que se autorice por parte del Consejo Regulador traer Pedro Ximénez de fuera si se podría utilizar moscatel del Marco. A eso aspiramos", afirmaron fuentes productoras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios