Jerez

Muere un joven tras una reyerta en San Benito

  • El suceso ocurrió pasadas las 13 horas y se saldó con varios heridos l El presunto autor del homicidio, de 31 años, fue detenido poco después

Un joven de 24 años falleció ayer en San Benito como consecuencia de las heridas de arma blanca que recibió en el transcurso de una reyerta. Los hechos ocurrieron alrededor de la una y cuarto de la tarde en la plaza cerrada de un complejo de viviendas sociales en la avenida Tomás García-Figueras, justo delante de los juzgados. El individuo fue trasladado por una ambulancia del 061 al hospital, donde los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida. Las graves heridas que sufrió por una puñalada con un cuchillo de grandes dimensiones en su costado izquierdo resultaron fatales. En la pelea intervinieron más personas, que también acabaron en Urgencias. A raíz de la presencia en el centro de varios de los participantes, Policía Nacional y Policía Local tuvieron que redoblar sus esfuerzos para evitar nuevas trifulcas. El presunto autor, un hombre de la zona de 31 años, fue detenido poco después de tener lugar el trágico suceso.

La de ayer fue una jornada, evidentemente, tensa en estas viviendas. Ejemplo de ello es que dos horas escasas después de la reyerta, varias patrullas del CNP y la Policía Local fueron instadas a acudir al lugar ante un conato de ajuste de cuentas por parte de allegados al fallecido, que gritaban amenazantes que cómo era posible que "nadie haya visto nada, que está esto lleno de vecinos". A esas horas, los efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos se encontraban finalizando los trabajos de limpieza de sangre en la plaza interior del complejo de viviendas. La rápida respuesta de las fuerzas de seguridad evitó que la cosa fuera a mayores. Su labor consistió principalmente en la de escolta ante las posibles víctimas de esa venganza, los allegados al presunto autor del homicidio.

Por su parte, el joven detenido fue conducido a los calabozos de la comisaría de Policía. Allí presuntamente se autolesionó y fue requerida la presencia del servicio de emergencias médicas. El fallecido, por su parte, fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Cádiz, donde se le practicó la preceptiva autopsia. La investigación sigue su curso y ha sido declarada secreta hasta que continúen las diligencias policiales. En este sentido, los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) continúan buscando las motivaciones de esta trifulca. Testigos aseguraban ayer que comenzó siendo una discusión sobre asuntos menores, extremo que habrá de ser confirmado a medida que se aclaren las circunstancias que rodean a este terrible suceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios