Violencia callejera

Un menor le rompe la nariz a otro sin mediar motivo en la zona de Puertas del Sur

  • El hecho, un posible delito de lesiones graves, ha sido denunciado ante la Policía Nacional

El agredido, con la nariz completamente doblada. El agredido, con la nariz completamente doblada.

El agredido, con la nariz completamente doblada.

Comentarios 3

Un joven de 17 años acabó con la espina nasal rota después de que otro menor de edad y futbolista de cantera le asestará un puñetazo. Los hechos, que constituyen una agresión grave, están siendo investigados por el Cuerpo Nacional de Policía ya que los familiares del agredido presentaron la correspondiente denuncia.

Los hechos denunciados acaecieron el pasado día 2 de noviembre, a las nueve y media de la noche, en el jardín de una urbanización en la zona de Puertas del Sur. Según explicaron en la inspección de guardia de la comisaría del Arroyo, “el menor se encontraba con varios amigos en el lugar indicado” cuando “en un momento dado recibe el impacto de una piedra de escasas dimensiones en la zona de la cabeza. Ante tal situación se da la vuelta y pregunta quién fue el autor, momento en el que se escucha “he sido yo”, para instantáneamente recibir un fuerte golpe en la nariz con un objeto contundente”. El menor de edad refirió a los agentes que desconocía si pudiera tratarse de un golpe con el puño cerrado”.

Uno de sus amigos le informa de la identidad del agresor, menor de edad igualmente. Los datos fueron cotejados con el buscador Google “ya que tenía conocimiento de que esta persona practica la modalidad de fútbol en la localidad, concordando la foto que aparece en la ficha con los rasgos físicos de la persona que le golpeó”.

Las graves heridas que recibió fueron tratadas en el hospital del SAS de Jerez “donde le expiden el correspondiente parte de lesiones en el cual se especifica que padece una fractura de la espina nasal, de la cual le indican que tiene que ser asistido en segunda valoración en la cual el médico especialista puede indicar la cirugía reconstructiva”.

En el informe realizado en el hospital se indica que “a la exploración se le aprecian dos erosiones, una a nivel la raíz nasal y otra en la región ciliar (ceja) izquierda, con restos hemáticos (de sangre). Tras solicitarse la correspondiente radiografía la doctora que lo atendió indicó que “parece observarse fractura de la espina nasal”. Desde entonces el joven porta una férula nasal ya que el tabique está claramente desviado a la derecha.

Todos los indicios apuntan a que se trata de un presunto delito de lesiones graves. No en vano, en este tipo de casos los factores determinantes para considerarlo grave o menos grave son si las heridas requieren para curar tratamiento médico o que haya que operar, que se hayan dado más de cuatro o cinco puntos de sutura (que no es el caso), así como el uso de collarín, escayolar un hueso roto, utilizar férulas inmovilizadoras, entre otros aspectos como tener que tomar un tratamiento complejo de varios medicamentos. Por el contrario, si las lesiones se curan solas con una pequeña asistencia sanitaria se considera que se está ante un delito leve de lesiones.

Las indemnizaciones que dicta la Justicia en estos casos suelen ser bastante elevadas, rondando aproximadamente los 15.000 euros.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios