INFRAESTRUCTURAS JEREZ

Las obras de la nueva comisaría de la Policía Nacional estarán listas en otoño

  • Los trabajos se centran ahora en los aledaños del edificio y en la zona interior del mismo

  • La finalización se retrasaría justo un año con respecto a los plazos inicialmente marcados

Vista completa, este lunes, de una de las caras del nuevo edificio.

Vista completa, este lunes, de una de las caras del nuevo edificio. / PASCUAL

El nuevo edificio donde se trasladará la comisaría de Policía Nacional, que dispone de una superficie de 1.532 metros cuadrados y que está situado en los terrenos del antiguo centro penitenciario de La Asunción, estará terminado antes de que concluya el año, concretamente entre los meses de octubre y noviembre.

Estos son los nuevos plazos que confirmaron este lunes desde la Policía Nacional y que podrían alargarse, no obstante, si ocurriera algún tipo de anomalía en este tramo final de la construcción. Por el momento, todo está funcionando adecuadamente para que el edificio pueda ser inaugurado en otoño y el Ministerio del Interior de el visto bueno para el traslado definitivo desde el Arroyo a La Asunción.

A pesar de que el periodo estimado de construcción de este nuevo edificio era de 24 meses, la obra se habrá extendido en el tiempo un año más de lo previsto si finalmente se termina en octubre de este año 2019, ya que la primera piedra se colocó precisamente en el mismo mes de 2016.

También cabe recordar que parte de la estructura del forjado de esta nueva comisaría del Cuerpo Nacional de Policía fue derribada durante el mes de septiembre del año 2017. El motivo de tal operación no fue otro que un fallo en la ejecución del hormigón que se detectó durante las inspecciones periódicas. Es decir, la muestra recogida señalaba que el material utilizado para la construcción de este edificio no soportaría el peso suficiente. Una situación que, según entendidos en la materia, ocurre con bastante poca frecuencia.

En aquellos momentos, fuentes cercanas a la obra indicaban a este medio que este hecho no supondrían un gran retraso en los plazos. Finalmente, éste y otros inconvenientes que han ido surgiendo durante las obras han propiciado que los plazos de conclusión de las mismas se hayan retrasado un año, como mínimo, siempre y cuando no se vuelvan a retrasar durante estos tres meses restantes por algún que otro motivo.

Ahora, con la fachada y toda la cara exterior del edificio prácticamente acabada -dejando una imagen mucho más igualitaria junto al edificio 'vecino' de la Policía Local- las tareas se centran en el interior del mismo.

El hecho de que la nueva comisaría se ubique al lado de la de la Policía Local permitirá que ambos cuerpos puedan compartir algunos servicios tales como la galería de tiro, pese a que en su momento se desechó la idea de que se tratase de una comisaría conjunta, como la de la vecina localidad sevillana de Dos Hermanas.

Otro hecho destacable es que una de las premisas que se tuvieron en cuenta a la hora de diseñar el edificio fue que el mantenimiento del mismo sea el menor posible, utilizando materiales de larga duración. Justamente lo contrario que sucede en la actual sede policial de la plaza del Arroyo, que tanto dinero necesita para prestar un servicio para el que jamás fue diseñado. Tanto es así que incluso el eje norte-sur en que se construirá la nueva comisaría permitirá que el impacto de la luz solar sea máximo a lo largo del día, llenando de luminosidad las instalaciones, algo de lo que adolecía -y hasta qué niveles- la actual sede policial.

Cabe destacar que el edificio, en su punto más alto, dispondrá de una especie de remate -'castillete' de unos 50 metros cuadrados. Será allí donde se instalen los materiales técnicos que permitan la comunicación entre los agentes de servicio con la comisaría.

Por tanto, los plazos de espera para que los ciudadanos puedan contemplar la nueva comisaría de Policía Nacional son mínimos y, ahora sí, será una realidad en algo más de tres meses si ningún contratiempo lo impide.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios