Patada en la puerta

El problema okupa se dispara en Jerez

  • Dirigentes vecinales y fuerzas del orden reconocen la existencia de profesionales en la ciudad

  • Unánime petición de cambios en la Ley y de dar mayores facultades a la Policía

La barriada de Torresoto, en la imagen, ha padecido incendios provocados por okupas. La barriada de Torresoto, en la imagen, ha padecido incendios provocados por okupas.

La barriada de Torresoto, en la imagen, ha padecido incendios provocados por okupas. / Miguel Ángel González

La okupación de viviendas se ha disparado en Jerez. Y lo ha hecho partiendo de un foco, de un grupo de okupas ‘profesionales’ que “en cuanto les echan de un sitio no tardan en meterse en otro”. El problema de los okupas está adquiriendo tintes realmente preocupantes, siendo raro el día en la que una movilización vecinal no tiene varios minutos en los informativos de las televisiones nacionales.

“Este problema se ha disparado en Jerez”. Lo dice el presidente de la federación de asociaciones vecinales ‘Solidaridad’. Pocas personas conocen tan bien el latir de los barrios de la ciudad como Sebastián Peña. “El problema debería haberse atajado antes. En estos momentos nos llegan casos en los que se meten en viviendas en las que ya hay personas dentro”. Se trata de comportamientos que rayan con el allanamiento de morada en muchos casos.

El problema se extiende por gran número de barrios humildes de la ciudad, “especialmente por Torresoto”, dice Peña, donde recientemente se han padecido incendios en casas okupadas. Las sospechas vecinales apuntan en este sentido. Se trata de un barrio, Torresoto, caracterizado por albergar a los luchadores de antaño, aquellos que se levantaron sus moradas con sus propias manos, aquellas autoconstruidas que Pacheco legalizó en los primeros años de sus mandatos. “En ocasiones se meten en casas abandonadas, donde sólo hay escombros y basuras acumuladas”, dice Peña, quien añade que “además de ser un riesgo para la salud pública los incendios son cosa corriente”. “Todos necesitamos un techo, pero debemos ser conscientes que quien la necesite de verdad lo que tiene que hacer es pedirla”, concluye el dirigente vecinal.

Imagen de la barriada de ‘La Coronación’ captada el pasado viernes. La zona está muy afectada. Imagen de la barriada de ‘La Coronación’ captada el pasado viernes. La zona está muy afectada.

Imagen de la barriada de ‘La Coronación’ captada el pasado viernes. La zona está muy afectada. / Miguel Ángel González

De otro lado, fuentes policiales de la Policía Local de Jerez que prefieren mantenerse en el anonimato destacan que “buena parte de las okupaciones que se están padeciendo en Jerez en los últimos meses son obra de profesionales. Expertos en esta práctica que, en ocasiones, ya tienen preparado un segundo asalto para cuando les echen del lugar en el que viven en la actualidad”.

Otro destacado dirigente vecinal de la ciudad es Francisco Jiménez, presidente de Bellos Horizontes, la histórica asociación vecinal de ‘Las Torres’, y de la federación vecinal ‘La Plazoleta’. Según informa a este medio, compartiendo la misma impresión que las fuentes policiales anteriormente mencionadas, “este fenómeno se ha disparado en Jerez. Se van de un sitio a otro, sin parar”, La solución, así lo piensan muchos ciudadanos y el propio Francisco Jiménez, pasa “por un cambio de la ley, que los jueces se pongan las pilas y que los bancos sean más responsables sobre sus propiedades embargadas”.

Desde ‘La Plazoleta’ “nos mantenemos en contacto constante con la Policía, pero nos dicen que sólo pueden actuar cuando la okupación está en fase de entrada porque, nos dicen, si los pillan con un pie dentro ya poco pueden hacer”. Lo único que resta es que el propietario inicie unas interminables acciones legales. “Hay que cambiar la Ley, por el bien de todos, porque si los okupas, para colmo, tienen niños no se marcharán jamás de tu casa”, asegura Paco Jiménez.

Los casos de okupación que Jiménez conoce se encuentran sobre todo en las inmediaciones de su barrio, ‘Las Torres’, donde dice hay un individuo que ha llegado a alterar seriamente la paz vecinal. Igualmente sucede en la popular barriada de ‘La Coronación’, donde hay al menos media docena de pisos okupados. Eso sí, muchas miradas se dirigen a Torresoto que junto con otros barrios de la zona sur se erige en una de las zonas más afectadas de toda la ciudad.

La presidenta de la asociación de vecinos de Torresoto y de la Hijuela de las Coles, Isabel Fernández, conoce la zona a la perfección. Reconoce que hay “dos casos en nuestra barriada” si bien tiene constancia de que “en zonas cercanas como El Pandero y Santo Tomás de Aquino hay muchos más casos”.

“La Justicia no hace nada -dice indignada- y no me lo explico. Tampoco la forma en la que los bancos hacen las cosas. Los que se meten en una casa no la cuidan. Ni mucho menos. La llenan de basuras y después las queman. Y yo siempre me pregunto, ¿no sería mejor que el banco permitiera al dueño quedarse dentro, aunque fuera pagando menos, y así tener la seguridad de que la casa va a estar bien cuidada? Pues no, al final la casa se convierte en un problema. Y de los gordos. Nadie entiende que se te puedan meter en tu casa y no haya forma de echarlos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios