centro histórico jerez

Otra oportunidad para renovar la imagen de Parada y Barreto

  • El Ayuntamiento trabaja en un proyecto para sustituir las actuales estructuras de los puestos por pérgolas 

  • Estudia también trasladarlos a otra zona dentro del entorno de Doña Blanca

Varias personas pasean entre los puestos de venta ambulante de la calle Parada y Barreto esta semana. Varias personas pasean entre los puestos de venta ambulante de la calle Parada y Barreto esta semana.

Varias personas pasean entre los puestos de venta ambulante de la calle Parada y Barreto esta semana. / VANESA LOBO

El Ayuntamiento trabaja en un proyecto que supondrá una importante mejora estética del mercadillo instalado desde hace décadas en la calle Parada y Barreto, junto a la plaza de abastos. Las áreas de Infraestructuras y Urbanismo mantienen desde hace un tiempo reuniones con la asociación de comerciantes Asunico, que tiene entre sus socios a vendedores ambulantes de esta calle, con el fin de dignificar la imagen de los puestos, lo que beneficiaría no sólo a estos comerciantes sino también a la plaza de abastos y su entorno.

Según explica el teniente de alcaldesa de Sostenibilidad, José Antonio Díaz, la idea es sustituir las actuales estructuras de los puestos por unas pérgolas fijas, cuya estética deberá estar acorde con un espacio singular como es el centro histórico. "Tenemos un compromiso con estos comerciantes, que tienen en la venta ambulante su forma de ganarse la vida, que pagan sus impuestos y tienen los mismos derechos que cualquier otro comerciante del centro", subrayó Díaz.

El proyecto va más allá de un cambio en la estética de los puestos, un total de 19, ya que también se está estudiando modificar su ubicación, aunque no abandonarían el entorno de la plaza Doña Blanca. "Algunos incluso podrían mantenerse en Parada y Barreto, dependiendo de la actividad, pero a otros se les buscaría un nuevo espacio en la misma plaza. En cualquier caso, lo que intentamos es que todo se haga con el consenso de los vendedores". Díaz agregó que con la obra de remodelación de La Vega ya se han tenido que desplazar algunos puestos fuera de esta calle "y nos dicen que no han observado por ello un descenso de sus ventas".

De esta forma, la renovación vendría a coincidir con la modernización del emblemático establecimiento de La Vega y supondría también una mejora para la entrada lateral de la plaza de abastos. Según Díaz, el coste de la actuación no sería excesivamente elevado, estaría entre 20.000 y 25.000 euros y de momento se han iniciado los pasos para elegir el modelo de pérgola a instalar.

El presidente de Asunico, Manuel García, defendió la existencia de este tipo de mercadillo en pleno centro, "al igual que los hay en otras ciudades. Es algo singular y yo creo que lo que hace es sumar al centro, pero es verdad que hay que hacer una serie de mejoras. Las estructuras de los puestos tienen mucho tiempo, están deterioradas y fuera de contexto. Evidentemente tal como están ahora no dan una buena imagen".

García recordó que la asociación viene proponiendo esta renovación desde hace años. "Ya con el anterior gobierno municipal se estuvo abordando el problema que había. Son los propios vendedores los que quieren un cambio de imagen y una infraestructura acorde con el entorno. Con este gobierno municipal parece que estamos avanzando".

También desde Acoje se muestran a favor de "hacer un esfuerzo importante entre todos para dignificar el comercio ambulante. Es bueno que haya ese modelo de comercio, pero que se cumpla la normativa actual", manifestó su presidenta, Nela García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios