Jerez

El Halloween más casero

  • La pandemia merma las clásicas fiestas y eventos en bares y restaurantes y reduce notablemente las ventas en las tiendas de disfraces

Algunos de los residentes de Afanas Jerez, celebrando su particular Halloween. Algunos de los residentes de Afanas Jerez, celebrando su particular Halloween.

Algunos de los residentes de Afanas Jerez, celebrando su particular Halloween.

Tampoco Halloween se ha librado del covid-19. Esta fiesta pagana, importada en los últimos años de los países anglosajones, en especial de Estados Unidos, había comenzado a calar hondo en nuestro calendario festivo, hasta el punto de desplazar a lo poco que quedaba del Día de todos los Santos.

Si en los últimos años los eventos y actos en torno a ella han ido proliferando considerablemente en la ciudad, en este 2020, la pandemia ha minimizado su aparición. No hay que olvidar que el pasado año, por no irnos tan lejos, el Ayuntamiento preparó un programa especial en la Sala Paúl, iniciativa a la que se fueron sumando fiestas en bares y discotecas, festejos privados, menús especiales para cenas en restaurantes e incluso pasacalles, como el que lleva protagonizando desde hace siete años la Escuela de Actores y Presentadores María Espejo por las calles del centro de Jerez.

Su responsable, la jerezana María Espejo, ha lamentado “no poder hacer nuestro recorrido por el centro porque llevábamos muchos años y nos lo pasábamos muy bien. Es más, ya muchos de los comercios del centros nos tenían preparados caramelos para cuando pasáramos”.

No obstante, para ella “debemos ser positivos y afrontar esta situación que nos está tocando vivir. Tenemos que aceptarla y tratar de darle la vuelta”.

Alumnos de la Escuela de María Espejo, celebrando Halloween. Alumnos de la Escuela de María Espejo, celebrando Halloween.

Alumnos de la Escuela de María Espejo, celebrando Halloween.

Con este lema ha afrontado esta escuela el Halloween de 2020 que “lo estamos celebrando en clase también con disfraces pero con teatro donde predomina la comedio terrorífica. La intención es pasárnoslo bien pero también aprender”.

A nivel de bares y restaurantes las propuestas son escasas, pues el toque de queda y el hecho de no poder coincidir más de seis personas en una misma reunión son motivos suficientes, además del riesgo de contagio, para que el sector de la hostelería se haya visto seriamente mermado y no haya programado actividades especiales. Tan sólo encontramos la cena programada por el Restaurante T22 del Hotel Casa Palacio María Luisa, con un menú especial halloween; y el llamativo ‘Halloween por bulerías’ que ha preparado la Peña Luis de la Pica a mediodía.

Toda esta situación también ha afectado notablemente a las tiendas especializadas en disfraces, que han visto mermados sus ingresos. Almacenes Moyano, un establecimiento situado en Cuatro Caminos, reconoce que la pandemia “se ha notado en las ventas, porque hemos dejado de vender todo ese material decorativo que se llevaban los bares o discotecas para hacer fiestas o incluso mucha gente que organizaba fiestas privadas”.

La consecuencia de todo esto es también un descenso en “las ventas de disfraces sobre todo en adultos”, por lo que los únicos ingresos significativos han sido “disfraces de niños que los han hecho para los colegios o para algunos adornos en las casas”.

Hasta los mismos colegios, que en años anteriores preparaban auténticos centros tenebrosos gracias a la labor del profesorado y de las ampas, han tenido este 2020 que prescindir de ella para no romper con los protocolos establecidos.

Ni siquiera otro de los acontecimientos más llamativos de los días previos, la actividad multidisciplinar Halloween Flash que realiza cada año la Escuela de Arte y en la que participa el alumnado de los ciclos formativos de Fotografía, Modelismo de Indumentaria y Escultura Aplicada al Espectáculo, se ha podido llevar a cabo.

Sí que han tenido su particular Halloween en los dos servicios residenciales de Afanas Jerez, una actividad que de alguna manera ha servido para sacar a sus residentes de la situación tan difícil por la que están pasando, no en vano, no pueden recibir visitas de sus familias. Disfraces y sobre todo varios días de preparativos culminaron ayer con una jornada muy intensa para todos.

Desde la Federación Andaluza de Consumidores Al-Andalus se recomienda prescindir de las fiestas, aunque de llevarlas a cabo (respetando el número de personas) “se deberá permanecer con las mascarillas puestas, salvo para ingerir puntualmente comidas y bebidas, y mantener las distancias de seguridad”. Asimismo, si se sirven alimentos, “estos no deben estar expuestos sino que deben facilitarse a los comensales en el momento de su consumo, evitando los platos para compartir. Las bebidas también deben ser individuales o servidas en el momento del consumo”.

Además, se recomienda que los niños “no vayan de casa en casa pidiendo caramelos y si le vamos a dar alguna golosina lo mejor es que estén envueltas”.

Así pues este Halloween 2020 tendrá un carácter casero pues son las propias familias, dentro de ese ambiente de diversión que lo rodea, las encargadas de dar rienda suelta a su imaginación y convertir sus domicilios en sitios tenebrosos y aterradores.

Puede ser un buen momento para para pasar la tarde o la noche haciendo nuestras propias decoraciones con elementos reciclados y preparar recetas o postres temáticos, organizar juegos -como búsquedas de tesoro-.

Y recuerden en caso de invitar a zombis, vampiros, brujas o todo tipo de seres del más allá, sepan que no deben coincidir más de seis, porque si no.....

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios