Paro registrado Jerez roza los 33.500 parados al cierre de enero tras una subida de 667 desempleados

  • El municipio retrocede a niveles de 2016 tras un incremento mensual del 2% que se dispara por encima del 19% en el último año

  • Los servicios y las mujeres marcan máximos históricos del paro en un arranque del año marcado por el cierre perimetral y de la actividad no esencial

Trabajadores de la construcción en una obra en el centro. Trabajadores de la construcción en una obra en el centro.

Trabajadores de la construcción en una obra en el centro. / Pascual

Las medidas extraordinarias puestas en marcha por las Administraciones públicas para paliar el impacto económico de la crisis sanitaria ayudan, pero son insuficientes. La pandemia sigue arrasando el empleo, situación que tiene reflejo en la escalada imparable del paro registrado, que roza en enero en Jerez las 33.500 personas. 

En plena tercera ola del coronavirus y con la ciudad semiconfinada por el cierre perimetral y de la actividad no esencial a causa de la elevada tasa de contagios, por encima de los mil casos por cada 100.000 habitantes, la cifra total de desempleados se sitúa en concreto en 33.488 al cierre de enero, 667 más que en diciembre del último año tras un incremento mensual del 2%. En términos interanuales, el paro registrado se dispara por encima del 19% tras un aumento de 5.409 parados en los últimos doce meses. 

Jerez retrocede a niveles del paro de enero de 2016, cuando el municipio empezaba a asomar cabeza tras el azote de la crisis financiera con un lastre de 33.326 parados y unos 1.400 menos que los registrados un año antes. Pero en la interminable relación de desempleados que engrosan las listas de las antiguas oficinas del Inem en la actualidad no figuran los trabajadores afectados por ERTE, de los que muchos se teme que acabarán perdiendo sus empleos cuando se agoten las prórrogas de esta medida, de momento en vigor hasta el próximo 31 de mayo.

La evolución mensual recoge la situación insostenible de las actividades más castigadas por la pandemia, en concreto la hostelería, el comercio y el turismo, englobados en el sector servicios, que paga los platos rotos de la subida de enero con un aumento de 779 parados y 22.680 en su particular registro (+3,5%), su máximo en la serie histórica.  

Los servicios aglutinan la práctica totalidad de la subida del paro de enero, a la que la industria apenas aporta otros seis desempleados, que elevan a 1.598 (+0.3%) su total a último día de enero. Frente a esta situación, el secretario comarcal de UGT, Pedro Alemán, insiste en la necesidad de ayudas directas para la hostelería por parte de la administraciones local, autonómica y central, porque hay muchos establecimientos "que no pueden aguantar más". Según el responsable sindical, la pandemia está deparando "cifras de paro catastróficas por la dependencia que tiene Jerez del turismo y los servicios", sector al que se adscriben el 67% de los parados del municipio.

El resto de los sectores productivos presentan leves mejoras de sus registros en el arranque del nuevo año, que la construcción afronta con un recorte de 42 desempleados con los que baja a 3.355 en su total, mientras que la agricultura únicamente logra una bajada de cinco parados, con lo que su total se queda en 1.284.

Enero asesta también un duro golpe al paro femenino, que suma 489 desempleadas en su estreno del año tras un incremento del 2,5% que le lleva a rebasar por primera vez las 20.000 (20.014) mujeres en situación de paro.

La subida del paro masculino se queda a la mitad en términos relativos (+1.3%), que en números redondos se traduce en un aumento de 178 parados con los que alcanza un total de 13.474, su máximo desde el pasado mes de abril en el que el confinamiento elevó la lista de hombres desempleados por encima de los 13.800. 

Un año de subida generalizada 

La subida del paro del último año también salpica con especial virulencia a los servicios, el macrosector azotado por las restricciones del coronavirus que concentra el grueso de la subida interanual con 3.443 desempleados más y cerca del 18% de incremento.

Todos los sectores sufren en mayor o menor medida el repunte interanual del paro, que también sacude a las personas sin empleo anterior, con un incremento del 28% y un millar más de parados en el zurrón.

La agricultura se sitúa detrás de los que buscan su primer empleo, en términos relativos, con un repunte del 22,75% y 238 desempleados más que los registrados en enero de 2020. Le sigue la construcción, que acumula en los doce últimos meses 615 parados más tras un incremento de algo más del 22%, mientras que la industria salda el periodo enero-enero con 112 demandantes más en su particular registro y el 7,5% de subida.

Aunque las mujeres arrastran un mayor aumento interanual del paro en volumen, con 2905 desempleadas más que en enero del ejercicio anterior frente al repecho de 2.504 parados entre los hombres, estos últimos sufren un incremento relativo del 22,8% frente al 17% de las primeras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios