Fuerzas de emergencia

El Parque de Bomberos es una ruina

  • Los profesionales exigen una instalación de trabajo decente, donde las filtraciones de hasta aguas fecales no sean habituales

  • La plantilla tiene menos profesionales que hace 35 años, pues en 1985 eran 12 bomberos y ahora 11

Humedades en la nave de aparcamiento del Parque de Bomberos. Humedades en la nave de aparcamiento del Parque de Bomberos.

Humedades en la nave de aparcamiento del Parque de Bomberos.

Los bomberos del parque de Jerez denuncian el nefasto estado en que se encuentra la instalación en la que trabajan y donde viven en largos turnos. Según denuncian públicamente, tanto a nivel particular como a nivel sindical, sería necesaria una inversión cercana al millón de euros para que el Parque de bomberos de la avenida Martín Ferrador vuelva a ser apenas la sombra de lo que fue: uno de los mejores y más modernos parques de la provincia. Así los asegura el bombero Braulio Murillo en representación de sus compañeros.

Según denuncian estos profesionales, la instalación “sigue deteriorándose a pasos gigantescos. El Parque de bomberos de Jerez sigue sin arreglarse y se encuentra en un estado lamentable”.

Los profesionales del Consorcio Provincial lamentan que el Parque se erija en una de las visitas obligadas de los políticos cuando se acercan las campañas electorales “para a continuación olvidarse de él”. Este colectivo denuncia que ya llevan un año y medio de espera” para que las promesas se cumplan “y sin que éstas se hayan cumplido sin justificación alguna”.

Forjados a la vista en el Parque. Forjados a la vista en el Parque.

Forjados a la vista en el Parque.

A las graves deficiencias de la ‘casa común’ de los bomberos se une “la preocupante falta de bomberos y de mandos en Jerez. Es inadmisible”, señalan desde este colectivo, que recuerda que “el Consorcio de Bomberos de Cádiz cumplirá próximamente 35 años desde su creación, en 1985”. Por entonces, apuntan las referidas fuentes, “Jerez tenía 180.000 habitantes y 12 bomberos de guardia. Hoy en día, con una población de 212.000 habitantes, es decir 32.000 ciudadanos más, a duras penas diariamente llegamos a 11 bomberos”.

Para el colectivo de bomberos de Jerez la situación es insostenible pues “estamos hablando de 11 bomberos de guardia para la que es la quinta ciudad más grande de Andalucía en población, lo que impide atender con las mejores condiciones las incidencias en las pedanías y los alrededores casco urbano”.

El colectivo de bomberos recuerda que quien fuera alcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez, “ya prometió la ampliación de la plantilla de Jerez en 15 bomberos por guardia y la rehabilitación del ya por entonces muy deteriorado Parque. Entonces faltaban 6 meses para las elecciones municipales. Como buenísima política la plantilla no aumento y el parque no se arregló. Eran promesas en prensa, promesas políticas en saco roto”.

En ‘hilo tempore’, los bomberos del Parque de Martín Ferrador destacan que en el año 2018, el actual presidente del Consorcio de Bomberos Cádiz, Francisco Vaca, y la alcaldesa de Jerez Mamen Sánchez “vuelven a prometer la reforma del Parque de Jerez, curiosamente igual que entonces, a seis meses de las elecciones con una visita al Parque de bomberos y su correspondiente redacción en prensa”.

Azulejos caídos en las duchas. Azulejos caídos en las duchas.

Azulejos caídos en las duchas.

El colectivo solicita tanto al presidente del Consorcio, Francisco Vaca, como a la alcaldesa, Mamen Sánchez, que “se dignen en arreglar el Parque de Jerez y proteger de esta forma como se merecen a los ciudadanos de Jerez. Llevamos 12 años de promesas y las obras todavía no han comenzado”. Mientras tanto, apuntan, “la plantilla del parque de Jerez se envejece y se va jubilando”.

Si algo caracteriza al Parque de bomberos de Jerez en la actualidad son las filtraciones. Las hay de todo tipo, tanto de aguas pluviales (lluvia) como de aguas fecales. Para colmo, estas instalaciones son mostradas todas las semanas a escolares que cierran la semana en sus colegios con una visita a las instalaciones, las cuales no ofrecen precisamente su mejor aspecto. Tanto es así que existen carteles en los que se advierte de que si se usa la ducha se corre el riesgo de que el agua caiga sobre la vitrocerámica donde cocinan los profesionales antiincendios.

Pero las carencias de los bomberos del Parque de Jerez no son sólo éstas. A todo ello se unen vehículos muy castigados por los años y por el trabajo. No en vano, el Parque de Jerez es uno de los más ajetreados del panorama nacional con unas tres salidas diarias. Para colmo de males, hay que añadir que las comunicaciones, esenciales para que se pueda desarrollar un trabajo eficiente y sobre todo seguro, no son tan modernas como sería deseable. Se trata de comunicaciones analógicas, sin cifrar, las cuales van por detrás de las de los cuerpos de seguridad con los que normalmente operan los bomberos, cual es el caso de las policías (Nacional y Local) y la Guardia Civil.

Estado de la cocina donde se hacen la comida los bomberos. Estado de la cocina donde se hacen la comida los bomberos.

Estado de la cocina donde se hacen la comida los bomberos.

Para colmo de los colmos, hay una serie de circunstancias que llaman poderosamente la atención. Resulta, por ejemplo, que los encargados de desaguar las calles cuando éstas se inundan se van a realizar su trabajo mientras parte de su propio parque de bomberos se va anegando poco a poco. Y es que la instalación también sufre de inundaciones. A todo ello se une igualmente que el paso de los años y la erosión de los elementos han provocado que en las puertas metálicas por donde acceden a sus garajes los camiones de servicio se pueda ver, a la perfección, cómo los cimientos empiezan a quedar al descubierto y la estructura metálica inferior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios