Energías renovables en el viñedo del Marco

La promotora del parque eólico de Macharnudo ofrece medidas compensatorias que no convencen a los afectados

  • La empresa se compromete a plantar parte del viñedo que arranque y explotarlo, cubrir con masa arbórea la subestación, así como crear un centro de interpretación del vino y una ruta enoturística

  • Los afectados lo consideran meros parches y no contemplan otra alternativa que no pase por el traslado del parque fuera del entorno del viñedo

  • El Ayuntamiento de Jerez responsabiliza a la Junta de la "avalancha" de renovables

Trabajos de construcción del parque eólico en el entorno del viñedo protegido del Marco.

Trabajos de construcción del parque eólico en el entorno del viñedo protegido del Marco.

Capital Energy sigue adelante con el parque eólico El Barroso y los afectados por el proyecto hacen lo propio con su propósito de paralizar la instalación de cinco aerogeneradores entre los pagos históricos de Añina y Macharnudo.

La empresa promotora del proyecto y la plataforma de viticultores y bodegas en defensa del viñedo del Marco no han logrado acercar posturas en la reunión mantenida este viernes, en la que Capital Energy ha presentado una serie de propuestas para minimizar el impacto del parque eólico que no convencen a los afectados, para los que la única alternativa pasa por buscar otro emplazamiento fuera de la zona de influencia de las viñas.

"Todo lo demás es un intento de vestir el muñeco que no resuelve el problema de fondo", ha explicado un portavoz de la plataforma al término de la reunión, en la que la empresa ha dejado claro que el proyecto no tiene marcha atrás, pero sí está dispuesta a aplicar una serie de "medidas compensatorias" para "acompasar su proyecto de energías limpias a las necesidades locales".

En concreto, la empresa anuncia en un comunicado su compromiso de replantar más de un tercio de superficie de viñedo que se vea afectada por el proyecto para su explotación, mientras que para fomentar el enoturismo, plantea la posibilidad de crear un centro de interpretación del vino y una ruta turística en la zona vinculada al sector vinícola.

Del mismo modo, Capital Energy desarrollaría "acciones que contribuyan a paliar el impacto visual de otros elementos del parque, entre los que cita la subestación, que cubriría de masa arbórea y forestal con especies locales para hacerla casi imperceptible", indica en su nota informativa, en la que subraya que el parque eólico está ya "en construcción tras haber culminado con éxito todos los requisitos administrativos y de tramitación pertinentes".

Los afectados hacen hincapié en que esta última afirmación no se ajusta a la realidad, toda vez que recuerdan que el proceso de declaración de utilidad pública del proyecto -tanto del parque en sí como de su evacuación- aún no está resuelto, ya que se encuentra en fase de exposición pública.

De hecho, los miembros de la plataforma trabajan en la presentación de alegaciones a dicha utilidad pública, al tiempo que invitan a las Administraciones públicas interesadas en el proyecto, en concreto el Ayuntamiento, Diputación de Cádiz y Junta de Andalucía, a personarse en el proceso administrativo en calidad de propietarios de terrenos públicos por los que discurre el plan de evacuación.

En la reunión previa para abordar la situación del parque con la alcaldesa, Mamen Sánchez, los afectados documentaron con el BOE en la mano que el Ayuntamiento está en disposición de dar el paso como parte interesada frente a las reticencias expresadas por los responsables municipales, que no obstante estudiarán a través de sus servicios jurídicos si procede personarse en el proceso.

Mientras que Capital Energy alude en el comunicado a su "talante negociador y transparente", la plataforma de viticultores y bodegas considera que las medidas propuestas son un mero parche que no resuelve la cuestión de fondo, a saber, el impacto de los aerogeneradores de 120 metros de altura sobre el paisaje, su flora y su fauna..., que son patrimonio de todos.

A la espera de que las Administraciones públicas se retraten, los afectados seguirán buscando argumentos que abunden en su objetivo de preservar el patrimonio vitícola del Marco de Jerez, que a su juicio no es compatible con la implantación de parques eólicos y fotovoltaicos en su entorno. Eso sí, insisten, desde el más absoluto respeto al desarrollo de las energías renovables, sólo que en zonas que no gocen de especial protección por su interés social y económico.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios