las principales cifras del servicio de autobuses

Las pérdidas del servicio de autobuses urbanos se disparan

  • A pesar del incremento de viajeros, el transporte público cerró 2017 con un déficit de más de 426.000 euros

  • La venta de billetes solo cubre un 17% del coste total de la explotación

Usuarios llegando al parque González Hontoria en autobús urbano. Usuarios llegando al parque González Hontoria en autobús urbano.

Usuarios llegando al parque González Hontoria en autobús urbano. / pascual

No hay ciudad en España que tenga un transporte público urbano rentable y Jerez no iba a ser menos. Ahora bien, el déficit del servicio municipal aumentó exponencialmente el pasado año situándose en los 426.600 euros, según las cuentas que hoy se aprobarán en el consejo de administración de Comujesa, la empresa municipal que explota esta prestación. En 2016, según este mismo documento contable el negativo se situó en los 58.000 euros.

Pero se da la paradoja de que el gobierno local presume habitualmente que este servicio cuenta cada vez con más usuarios. De hecho, el pasado mes de febrero apuntó que en 2017 se sobrepasaron las previsiones iniciales de 5,2 millones de viajeros contabilizándose finalmente algo más de 5,3 millones de viajeros, unas cifras que el servicio no alcanzaba desde 2009. En cambio, esta noticia positiva no se ve reflejada en los ingresos que obtiene el servicio por la venta de billetes. El pasado año, el servicio ingresó 2.027.920 euros por este concepto, una cifra con un crecimiento irrisorio respecto a 2016, donde se contabilizaron 2.002.335 euros, pero inferior a la de 2017 (2.082.000 euros). Esto se explica por un mayor uso de los bonobuses por parte de los usuarios que, por un lado, permite una fidelización y, por ende, un incremento numérico de viajeros pero, por otro, reduce los correspondientes ingresos. No en vano, el ejecutivo local ya informó que el pasado año hubo un aumento de la venta de las diferentes tarjetas ofertadas actualmente para fomentar el transporte público -como la solidaria, la escolar o la joven-.

Sin embargo, los ingresos por la venta de billetes solo cubren un 17% del coste total del servicio ya que otra vía de inyección monetaria como es la venta de publicidad en los vehículos solo le reporta a Comujesa unos 75.000 euros anuales. Tampoco se cubre el déficit de este servicio, cuya prestación es obligatoria para ayuntamientos como el de Jerez, la subvención que se recibe del Ministerio de Fomento - unos 343.000 euros al año-.

Por lo tanto el servicio se sigue manteniendo gracias a los más de nueve millones de euros que le transfiere el Ayuntamiento para evitar que el transporte público se colapse desde el punto de vista financiero, aunque la aportación municipal se ha ido reduciendo en los últimos ejercicios pues ha pasado de los 9,8 millones registrados en 2015 a los poco más de nueve del pasado año.

Además de la reducción de la subvención municipal, otras circunstancias han contribuido también al notable aumento del déficit de los autobuses. Así, el gasto en personal se incrementó en 500.000 euros hasta alcanzar los 9,2 millones de euros y también subieron los costes para poder prestar el servicio (gasto en combustible, primas de seguros, reparaciones y demás) situándose en los 1,2 millones de euros.

Estos números se debatirán hoy en un consejo de administración de la empresa municipal multiservicios que, salvo sorpresa, aprobará unas cuentas que arrastran unos 1,5 millones de euros en pérdidas (casi un tercio corresponden al servicio de autobuses urbanos). Tal y como informara este periódico en su edición de ayer, esto provocará que la mercantil municipal entre automáticamente en causa de disolución por su desequilibrio financiero. El grueso de los números rojos se deberá a que se contabilizará la depreciación de las acciones que Comujesa tiene en otra empresa municipal, Xerez 21 Speed Festival, por su ausencia de actividad. Ahora bien, el ejecutivo prevé resolver esta situación contable transfiriendo a la sociedad la propiedad de los nuevos autobuses urbanos, que deben entrar en funcionamiento el próximo verano, para equilibrar su patrimonio.

A pesar de ello, 2017 no ha sido un buen año para Comujesa que cerrará con un déficit de 356.000 euros en su resultado de explotación -es la magnitud que recoge los ingresos y gastos que generan la actividad que desarrolla la sociedad-. Actualmente, los servicios que presta Comujesa son, además de la gestión de los autobuses urbanos, la atención telefónica municipal 010, la ejecución de obras de calas y otras intervenciones en la vía pública, la actuación socioeducativa con la infancia y la adolescencia, el mantenimiento del alumbrado público y la ayuda a domicilio. De todas estas encomiendas, solo los servicios de alumbrado público y la ayuda a domicilio cuentan con un saldo positivo al final de 2017, aunque son servicios que son abonados por el Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios