Sucesos

Cruza todo el rastro en una persecución y se empotra contra la reja de González Byass

  • El vehículo, un Citroën Xsara negro, ha golpeado a varios coches que se encontraban aparcados en la calzada de la calle Manuel María González

  • El detenido, de 24 años, superaba la tasa de alcohol permitida

Comentarios 4

Como si de una escena cinematográfica se tratase quedó ayer a primera hora de la mañana uno de los accesos a la bodega González Byass, completamente destrozados tras empotrarse un vehículo contra una de las verjas.

El incidente sucedió en torno a las nueve menos cuatro de la mañana cuando agentes de la Policía Local que se encontraban realizando servicio por la zona de la Alameda Vieja, donde se estaba montando el tradicional rastrillo de los domingos, fueron alertados por varios ciudadanos de que un individuo se encontraba en la zona peatonal dentro de su vehículo, un Citroën Xsara negro, consumiendo alcohol y realizando maniobras que ponían en riesgo la seguridad de las personas.

Al darse cuenta, el conductor de la aproximación policial, emprendió la marcha sin hacer caso de la orden de detención, por lo que los agentes alertaron a otras unidades para que fuese interceptado.

En su huida, avanzó en dirección a la calle Manuel María González. Allí, el coche golpeó de forma violenta, ya que conducía a gran velocidad y de forma descontrolada, a varios vehículos que se encontraban aparcados en la calzada. A uno de ellos le propició importantes desperfectos en el lateral de su carrocería, y a dos más, sendos golpes a su paso. Finalmente, y tras perder el control del vehículo, se empotró contra la valla de acceso a las bodegas González Byass, ante la sorpresa del vigilante de seguridad que se encontraba en la garita.

Aspecto del acceso a González Byass tras el choque. Aspecto del acceso a González Byass tras el choque.

Aspecto del acceso a González Byass tras el choque. / Manuel Aranda

Tras el impactante choque, que destrozó por completo la verja, el individuo forcejeó con uno de los vigilantes de seguridad de la bodega hasta que llegaron los agentes de policía. El infractor fue detenido tras oponer resistencia a los agentes, y fue trasladado a dependencias policiales para dar trámite a las oportunas diligencias.

Al hombre detenido, de 24 años de edad y que superaba las tasas permitidas por consumo de alcohol, se le acusa de un delito contra la seguridad vial, y otro delito de atentado contra agentes de la autoridad.

Afortunadamente, nadie, ni las personas que estaban en ese momento montando el rastrillo a esas horas de la mañana ni el propio vigilante de la garita de la bodega González Byass, resultaron heridas.

Agentes del servicio de Bomberos de nuestra ciudad tuvieron que actuar posteriormente con un camión grúa para retirar la reja y tratar de adecentar la zona colindante, completamente destrozada, sobre todo en la parte del muro.

Los bomberos han tenido que actuar tras el incidente. Los bomberos han tenido que actuar tras el incidente.

Los bomberos han tenido que actuar tras el incidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios