Jerez

"Si pierdo 200 clientes en la tienda del centro, gano 250 en la de Área Sur"

  • Antonio Morales, gerente de Káhyra, dice que las zonas céntricas sufren diferentes ciclos

Vista de uno de los laterales de la tienda de Káhyra, que echó el cierre el pasado 26 de junio. Vista de uno de los laterales de la tienda de Káhyra, que echó el cierre el pasado 26 de junio.

Vista de uno de los laterales de la tienda de Káhyra, que echó el cierre el pasado 26 de junio. / Pascual

Comentarios 2

En plena oleada de cierres de comercios en el casco histórico de la ciudad, el dueño de Káhyra hace balance de la situación que están viviendo la mayoría de comerciantes del centro, tras haberse visto obligado a cerrar su tienda situada en la calle Medina el pasado 26 de junio.

"Hemos aguantado con la tienda abierta el máximo tiempo posible por el cariño que le teníamos a este establecimiento", dice Antonio Morales, gerente de la marca de ropa femenina y bisutería Káhyra. Esta empresa nació en la ciudad en el año 2002 y actualmente posee en Jerez una tienda en el Centro Comercial Área Sur y la propia sede de la compañía. Morales, jerezano de nacimiento, confiesa que le tenían un cariño especial a la tienda que tuvieron que clausurar hace dos semanas, ya que fue la primera de la empresa. Hoy en día la marca cuenta con una expansión nacional, incluso internacional, con oficinas en China, India o Francia, entre otros lugares.

Morales afirma que el motivo principal del cierre de este comercio no ha sido que la empresa se encuentre en horas bajas, sino que el centro cada vez está peor, en cuanto a público se refiere. "Si pierdo 200 clientes en la tienda del centro, gano 250 en la de Área Sur", afirma Morales, asegurando que los clientes que pierde en el centro son porque prefieren comprar en Área Sur, "al fresquito y con un amplio aparcamiento. No solo eso, sino que gano 50 más de las personas que vienen a comprar procedentes de los pueblos o ciudades de los alrededores".

A esta problemática se le suma la "necesidad de una reinversión en el local de la calle Medina, que se estaba quedando un tanto anticuado. Esta inversión no nos convenía en el centro por la poca afluencia de público que estabamos teniendo". Por este motivo, la empresa ha decidido invertir en otros sectores -como el online- o en la mejora de otros servicios que le favorezcan más en su expansión.

Antonio Morales coincide con las declaraciones de la presidenta de Acoje, Nela García, quién aseguraba a este medio que ahora mismo se estaba produciendo un terremoto en los comercios del centro, igual que el que se produjo cuando llegaron hace años las grandes marcas y dejaron relegadas a un segundo plano a los pequeños comerciantes. Morales, además, añade que "las zonas céntricas de las ciudades sufren diferentes ciclos cada cierto tiempo. Ya ha pasado en grandes ciudades como Málaga o Barcelona".

Pensando en el futuro del centro, Morales cree que no va a quedar desolado. "La hostelería ha subido bastante y está dotando al centro de alegría". En este sentido, Nela García confía en que el centro no quede abandonado, ya que "se marchan unas empresas, pero vienen otras".

En este mismo sentido también se ha manifestado el portavoz de la asociación Unidos por el Centro, José Manuel Mena, quién piensa que "éste es una montaña rusa. El centro sube y baja, y en dos o tres años va a tener un potencial increíble" asegura. Éste cree que "hay que apostar por él, creando un hábito al ciudadano y haciendo ver a la quinta de los 30 a 55 años que en el centro hay muchísimas actividades".

La presidenta de Acoje se encuentra con que las distintas dificultades a la hora de atraer público son complicadas de superar, pero "hay que continuar con las medidas favorecedoras para el comprador y haciendo hincapié en que es necesario mejorar los servicios públicos".

Precisamente con una de estas medidas se encuentran sumergidos los comerciantes del centro, quiénes han apostado por un nuevo servicio de pedidos a domicilio. Éste cuenta con la principal novedad de que el envío no se realizará a través de correo certificado u otras formas ya conocidas, sino que se realizará en bicicleta, tras haber llegado a un acuerdo con Ecoenvíos. Esta nueva apuesta buscará potenciar las compras en los comercios del centro y "que los clientes no tengan la excusa del aparcamiento para comprar en él". El precio de estos envíos no superarán los dos euros. Una medida apetecible para el comprador, que podrá recibir en casa toda serie de artículos a un precio mínimo.

En lo que se considera una llamada a la política, el propio Mena pide "un proyecto de ciudad interesante y, sobre todo, que al político le duela Jerez y no los votos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios