75 años de la liberación del campo de concentración de Auschwitz

Una placa en recuerdo de los jerezanos que murieron en el infierno nazi

  • El Grupo de Memorialistas de Jerez promueve una campaña de crowfunding para colocar una placa en el barrio de San Miguel, de donde eran cuatro de los cinco jerezanos fallecidos en Gusen y Dachau

Rafael Domínguez Redondo, una de las víctimas, que vivía en la calle Zarza, donde su familia tenía un horno de pan. Rafael Domínguez Redondo, una de las víctimas, que vivía en la calle Zarza, donde su familia tenía un horno de pan.

Rafael Domínguez Redondo, una de las víctimas, que vivía en la calle Zarza, donde su familia tenía un horno de pan. / Cedida por la hija de Miguel Vega

El Grupo de Memorialistas de Jerez está promoviendo una campaña de crowfunding para colocar una placa en el barrio de San Miguel en recuerdo de los jerezanos que murieron en campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Cuando se cumplen 75 años de la liberación por las tropas soviéticas del campo de concentración de Auschwitz, cuyas conmemoraciones se celebran estos días, desde Jerez se quiere honrar la memoria de las víctimas del campo de concentración de Gusen, un 'subcampo' de Mauthausen, el 5 de mayo de 1945.

Según explica Francisco José Cuevas Noa, uno de los promotores de la iniciativa, "Jerez no debe ser ajeno a estas conmemoraciones", de ahí que se impulse un acto de recuerdo a las víctimas de los campos de concentración nazis y la colocación de una placa.

Como recuerda Cuevas Noa, cuatro jerezanos del barrio de San Miguel murieron en Gusen en el invierno entre 1941 y 1942: Diego Pérez Núñez, Salvador Linares Barrera, Rafael Domínguez Redondo 'El Panaderito' y Manuel Carrasco Cortijo. Aunque llegaron en transportes diferentes, coincidieron en el campo durante casi ocho meses. Otro jerezano, Antonio de la Rosa Tozo, murió en diciembre de 1944 en el campo de concentración de Dachau, al que fue enviado probablemente por participar en actividades relacionadas con la resistencia.

"Creemos que tenemos el deber moral de recordar y reivindicar a estas víctimas del franquismo y del nazismo que sufrieron lo indecible en estos campos de concentración. Injustamente olvidados, su recuerdo sería una lección de democracia para la ciudadanía de Jerez", señala este miembro del Grupo de Memorialistas de Jerez.

La historia de estos "jerezanos en el infierno nazi" la recordaba en mayo del pasado año en estas páginas Bartolomé Benítez Reyes, artículo que recuperamos hoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios